Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El deporte femenino golea en una tamborrada por la igualdad

Las jugadoras de la Real Sociedad de fútbol y de hockey hierba reciben el tambor de oro en San Sebastián

Algunas de las ganadoras del tambor de oro, este lunes en el Ayuntamiento de San Sebastián.
Algunas de las ganadoras del tambor de oro, este lunes en el Ayuntamiento de San Sebastián.

Pocas emociones hay como las de triunfar con tu equipo de siempre junto a unas compañeras con las que se han vivido momentos difíciles. Una de ellas es recibir el máximo reconocimiento que ofrece la ciudad en la que has nacido. Las jugadoras de la Real Sociedad de fútbol y de hockey hierba han sentido ambos honores en los últimos meses, pues tras sus éxitos deportivos han obtenido ese lunes el tambor de oro en la tamborrada de San Sebastián, la mayor fiesta para los donostiarras.

La jornada ha trascurrido entre el redoblar de los tambores de las compañías infantiles, con casi 5.000 niños haciendo sonar sus instrumentos por las calles hasta formar junto al Ayuntamiento. Los jóvenes participantes han recogido el testigo de los grupos, con unos 20.000 participantes, que desde la medianoche iniciaron la celebración durante la tradicional izada con sus trajes típicos y dándole máximo rendimiento a sus baquetas. El clima, soleado aunque algo frío, ha contribuido a que los donostiarras salieran en masa a las calles. La fiesta ha mostrado una marcada apuesta por la igualdad, pues este año no ha desfilado La Bella Easo, una niña que formaba como una especie de reina infantil de la tamborrada.

Esta celebración ha mantenido la evolución apreciada en los últimos años, tras unos inicios en los que las mujeres no podían intervenir. Esta vez, el símbolo han sido dos equipos que han coincidido en su voluntad de reivindicar el deporte femenino para dar ejemplo a los más pequeños. Nereba Belzunegi, que capitaneó a sus compañeras de hockey hierba para conquistar la Liga en España y llegar a la final en Europa, tilda de “maravillosa” la experiencia de subirse al balcón consistorial tras muchos años de disfrutar la fiesta desde abajo. “Somos un equipo amateur orgulloso de hacer algo que nos gusta”, afirma, y se confiesa “algo nerviosa” por ser protagonista en una fecha como esta. Pese a todo, dice, lo más importante es mostrar el valor del deporte femenino y su impacto en la sociedad.

Su homóloga en la Real Sociedad de fútbol, Nahikari García, levantó la Copa de la Reina tras una noche inolvidable en Granada. La jugadora insiste en que se debe seguir trabajando “para que las niñas hagan deporte y tengan donde fijarse”. El reconocimiento, sostiene junto a sus compañeras, no les impide ver que “queda mucho por delante”.

La gala de entrega del tambor de oro ha mostrado un tinte feminista, pues un vídeo ha recogido los testimonios de las mujeres que comenzaron a mostrar las capacidades de las deportistas de San Sebastián, que abrieron la senda para que sus sucesoras, que atendían mientras alguna derramaba alguna lagrimita, triunfaran en España y en Europa. Una de las consignas ha sido la de construir un nuevo campo de hockey hierba, mensaje que recalca Belzunegi, para permitir el desarrollo de esta disciplina. El alcalde, Eneko Goia (PNV), tiene deberes. Goia subraya que la fiesta “reconoce el avance espectacular de las mujeres” y que el galardón supone “una apuesta clara por la igualdad”, pues tradicionalmente el tambor de oro ha recaído en manos masculinas. El regidor ha apoyado también que la ikastola a la que le correspondía la decisión haya declinado presentar una Bella Easo por no tratarse de “un personaje específico”, y ha pedido respetarlo y “verlo con normalidad sin hacer dramas”.

Las dos capitanas han coincidido en sus discursos frente a familiares, amigas y autoridades de la Tamborrada en que sobre ellas descansa la responsabilidad de dar ejemplo a futuras deportistas y que encarnan la filosofía del esfuerzo. Ambas han pasado por categorías inferiores de las que han conseguido avanzar gracias a su constancia y al “sacrificio” para conseguir un reconocimiento como el del tambor de oro, además de los títulos que ganaron la pasada temporada.

El ambiente festivo que se respira por Sebastián gracias al incansable papel de las bandas musicales se ha colado en el salón del ayuntamiento. Las jugadoras de ambos equipos han roto la formalidad inicial del acto con el tradicional baile con el alcalde y otras autoridades al son de los tamborreros. Las risas y el buen ambiente entre las premiadas ha concluido con todas estas representantes del deporte femenino posando, más que nunca, en una foto de familia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información