Los españoles que no están dispuestos a vacunarse inmediatamente del coronavirus bajan del 47% al 28%

La mitad de los votantes de Vox se muestran reacios a inmunizarse. Los electores de PSOE y Podemos, entre los más partidarios

Un hombre es vacunado contra la covid-19 en el hospital Ashford de San Juan (Puerto Rico), el pasado miércoles.
Un hombre es vacunado contra la covid-19 en el hospital Ashford de San Juan (Puerto Rico), el pasado miércoles.EFE

Los españoles que no están dispuestos a vacunarse inmediatamente de la covid-19 bajan del 47% al 28%, es decir, 19 puntos, en un mes. Entre el barómetro del CIS de noviembre y el de diciembre, cuyos resultados se han conocido este lunes, Pfizer y Moderna anunciaron la efectividad de sus medicamentos, del 95% y el 94,5%, respectivamente, tras ensayarse con miles de personas. Aunque por un escaso margen, parte de los encuestados también pudieron ver las noticias sobre el inicio de la campaña de inmunización en el Reino Unido, el pasado día 8, cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo. El sondeo, con 3.817 entrevistas, se realizó entre el 1 y el 9 de diciembre.

Los que responden que sí están dispuestos a vacunarse inmediatamente en cuanto se disponga de vacunas han pasado del 36,8% al 40,5%. El gran aumento se produce entre los que contestan que sí están dispuestos “si tiene garantías, si está probada, si es fiable”: aquí el porcentaje pasa del 1,4% de noviembre al 16,2% un mes después.

Rafael Serrano, director del Instituto de Estudios Sociales Avanzados, del CSIC, no se sorprende de estos resultados. Considera que ha sido determinante el aumento de la información en los medios de comunicación sobre las vacunas en las últimas semanas y sobre los procesos de control. En la misma línea Celia Díaz, investigadora de la Universidad Complutense, cree que también ha beneficiado que el Reino Unido haya comenzado primero su campaña de vacunación. Ambos sociólogos insisten en que la población española no se caracteriza en general por albergar fuertes movimientos antivacunas, por lo que la previsión es que la resistencia seguirá cayendo. “España es uno de los países con menos reticencias”, apunta Díaz. “Lo que había era incertidumbre, no un movimiento antivacunas”, añade Serrano.

Pese a ese cambio de tendencia, el sondeo del CIS sí refleja diferencias en función de la ideología de los encuestados. Los votantes de los partidos del Gobierno son los que se muestran más partidarios de vacunarse cuanto antes, según el CIS: un 51,6% los del PSOE y un 51,4% los de Unidas Podemos. También superan el 50% los votantes de PNV (52,1%), Más País (53,8%), Coalición Canaria (50%), Navarra Suma (66,7%), Més Compromís (53,3%) o el BNG (61,1%).

En el lado de los más reacios, se sitúan los electores de Vox: casi la mitad, un 49,6%, declara no estar dispuesto a vacunarse inmediatamente, solo superados por el 54,8% de los que votaron a PACMA. También se muestran más desconfiados ante las vacunas los votantes de la CUP (37,6%), Ciudadanos (32,9%), En Comú Podem (32,8%) y PP (28,9%), todos por encima de la media del 28%. El 24,8% de los encuestados partidarios de Vox se vacunaría inmediatamente, y el 12,1% lo haría si tiene garantías y es fiable.

En este barómetro, realizado en los días previos y durante el puente de la Constitución, también destaca que el 67,2% de los encuestados cree que tal y como está evolucionando la situación del coronavirus en España, habría que tomar medidas de control y aislamiento más exigentes, frente al 73,6% de noviembre. Esta diferencia de seis puntos se reparte, aunque con variaciones muy pequeñas, entre distintas respuestas. Suben un punto, hasta el 11,1%, los que opinan que se podría continuar como se estaba. Suben 1,5 puntos los que creen que deberían tomarse “otras medidas anticipatorias, más eficaces y mejor planteadas” (del 2,4% al 3,9%), cerca de un punto los que piensan que se deberían tomar medidas dependiendo de cada zona (del 0,3% al 1,2%) y medio punto los que opinan que deberían adoptarse “medidas menos exigentes” (del 0,4% al 0,9%).

En este mes, bajan los entrevistados que piensan que son convenientes reformas en la sanidad española, del 87,9% de noviembre al 84,3% de diciembre. Los que creen que no son necesarias suben casi tres puntos, hasta el 9,5%. Entre los que piensan que son convenientes reformas, el 95,3% cree que se deberían dedicar más recursos económicos, el mismo porcentaje que opina que se deberían aumentar las plantillas. También destacan los entrevistados la necesidad de aumentar la coordinación entre las comunidades autónomas (89,9%) y de aumentar las instalaciones y los recursos dedicados a prevenir y abordar las pandemias (83,5%), porcentajes muy similares a los de un mes antes.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS