Francia retrasa la apertura de museos, cines y teatros y endurece el toque de queda

El confinamiento acabará el 15 de diciembre, pero las medidas serán más restrictivas de lo esperado. El toque de queda se mantendrá en Nochevieja

Bailarines de la Ópera de Niza ensayando en preparación de la reapertura de teatros el 15 de diciembre, medida ahora aplazada tres semanas
Bailarines de la Ópera de Niza ensayando en preparación de la reapertura de teatros el 15 de diciembre, medida ahora aplazada tres semanasERIC GAILLARD (Reuters)

Celebrar la Nochebuena con familia, sí. La Nochevieja con amigos, no. Toque de queda más estricto. Y museos, cines y teatros seguirán cerrados. El confinamiento nacional acabará el 15 de diciembre en Francia, pero la desescalada será más pausada de lo esperado. El país no ha logrado reducir al nivel que quería las cifras de la pandemia, que se han estabilizado en tasas demasiado altas aún, y por tanto el Gobierno ha decidido mantener algunas restricciones y endurecer las condiciones de salida del segundo confinamiento, según ha anunciado este jueves el primer ministro, Jean Castex.

“No hemos llegado al final de esta segunda ola y el 15 de diciembre no habremos logrado el objetivo fijado de pasar a menos de 5.000 contagios diarios”, ha explicado Castex en rueda de prensa en París. ”La partida está lejos de estar ganada (…) hay que adaptar las medidas previstas”, ha resumido.

Conforme al mapa trazado por el presidente, Emmanuel Macron, a partir del próximo martes los franceses debían respirar un poco más libres. Y lo harán, pero no tanto como esperaban. Cierto es que ya no hará falta firmar una declaración jurada cada vez que se pisa la calle —algo que de todos modos apenas ha sido controlado en este segundo confinamiento— y que los franceses podrán irse de vacaciones a otras partes del país, ya que se elimina el límite de 20 kilómetros de distancia por un máximo de tres horas vigente hasta ahora. Pero las salidas estarán más limitadas de lo inicialmente previsto: así, el toque de queda que sustituirá al confinamiento entrará en vigor una hora antes de lo planeado, a partir de las 20.00, y durará hasta las 6 de la mañana.

Además, solo será levantado en Nochebuena, pero no en Nochevieja, que “habrá que celebrar en casa”, ha dicho Castex. El jefe de Gobierno ha reconocido que lo “recomendable” sería también quedarse en casa el 24 de diciembre, pero ha indicado que se hace un gesto en vista de la tradición de esta fiesta familiar. No obstante, ha reiterado la “recomendación” de no reunir a más de seis adultos por hogar y ha agregado el consejo de que, si en el encuentro está previsto que haya una persona mayor o “vulnerable”, se limiten al máximo posible los contactos sociales cinco días antes de la cita.

Pero el golpe principal se lo lleva el sector cultural. Los planes de cines, teatros y museos de volver a abrir sus puertas la semana que viene se van al traste, ya que deberán permanecer cerrados al menos otras tres semanas. Solo a partir del 7 de enero se revisará la situación, ha dicho Castex de una orden de prolongación de cierre de establecimientos que también afectará a estadios, zoológicos o casinos, entre otros. Tampoco los lugares de culto podrán aumentar su aforo actual, ya que se mantendrán las actuales restricciones que implican dejar dos espacios libres por persona o grupo familiar y ocupar solo una de cada dos filas.

Bares y restaurantes seguirán de todos modos cerrados al menos hasta el 20 de enero, según había adelantado el Gobierno al revelar, a finales de noviembre, el plan de desescalada ahora revisado a la baja.

El plan original partía de la premisa de que, para el 15 de diciembre, los contagios se estabilizarían por debajo de los 5.000 casos diarios, cifra a partir de la cual Francia estima que puede tanto rebajar la tensión hospitalaria como romper la cadena de contagios sin necesidad de medidas duras como un confinamiento o toque de queda. Salvo días contados, nunca se ha llegado a ese objetivo como media y la tasa en la última semana parece estabilizarse entre los 12.000 y los 14.000 casos nuevos diarios.

Aunque junto con España Francia está actualmente entre los países europeos con menor tasa de incidencia —108,7 por cada 100.000 habitantes, según las últimas cifras oficiales— , el Gobierno no se atreve a bajar la guardia, sobre todo ante unas fiestas navideñas que provocarán más reuniones lo que, unido a las bajas temperaturas, se prevé que hará aumentar los casos de nuevo. El repunte agudo de casos en Estados Unidos y Canadá tras la fiesta de Acción de Gracias ha servido de revulsivo para no abrir la mano demasiado, ha reconocido el responsable político de un país que ya ha sufrido más de 56.000 muertes por coronavirus y tiene aún hospitalizadas a más de 25.000 por covid-19.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Sobre la firma

Silvia Ayuso

Corresponsal en París. Previamente formó parte del equipo de EL PAÍS en Washington. Licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, comenzó su carrera en la agencia Efe y posteriormente en la alemana Dpa, para la que también fue corresponsal en Santiago de Chile, La Habana y Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción