Estados Unidos

La Cámara de Representantes de EE UU vota a favor de la legalización federal de la marihuana

Es la primera vez que una institución del Congreso respalda esta medida aunque su aprobación en el Senado es casi imposible

Una protesta a favor de la legalización de la marihuana en Estados Unidos.
Una protesta a favor de la legalización de la marihuana en Estados Unidos.Bill Clark / Getty

Por primera vez, una institución del Congreso de Estados Unidos, la Cámara de Representantes, votó a favor de un proyecto de ley que supondría la legalización de la marihuana a nivel federal, lo que significaría igualar la normativa federal con la que ya tienen varios Estados donde el uso de esta sustancia no está penalizado. Sin embargo, el jarro de agua fría es que es poco probable que el proyecto de ley llegue mucho más lejos en el actual Congreso, ya que el Senado está controlado por los republicanos, acérrimos militantes de la ilegalización. Solo habría lugar para que la ley se hiciera realidad si el próximo mes de enero, en las dos últimas votaciones cruciales para el Senado en el Estado de Georgia, se inclinara la balanza para los demócratas. El presidente electo, Joe Biden, es partidario de una versión mucho más diluida de la ley.

Los legisladores que se oponen a la ley, en su gran mayoría republicanos, calificaron el intento como un gesto vacío y una burla de los demócratas por sacar a votación esta legislación en un momento en el que miles de norteamericanos están muriendo y sufriendo las consecuencias de la pandemia de coronavirus. “Con todos los desafíos que enfrenta en este momento América, [los republicanos] consideramos que debería de estar discutiéndose en la Cámara la ayuda para la covid, en su lugar los demócratas hablan del cannabis”, declaró el líder de la minoría en la Cámara, Kevin McCarthy, republicano de California. “Los demócratas eligen la marihuana en lugar de proveer el muy necesitado dinero para seguir adelante” y enfrentar la crisis del coronavirus, finalizó McCarthy.

La aprobación de este proyecto de ley sacaría al cannabis de la política federal sobre criminalización de drogas y suprimiría las sanciones penales para cualquiera que posea, distribuya o produzca marihuana. El consenso fue obtenido gracias a la mayor parte de los votos de los representantes demócratas (más la incorporación de un grupo de republicanos libertarios) con un resultado final de 228 votos a favor y 164 en contra.

Este proyecto de ley federal es la culminación de cinco décadas de argumentación por parte de sus partidarios para convencer al Gobierno federal de que reconozca el daño relativamente bajo que causa el consumo del cannabis comparado con otras drogas, así como el fracaso en la represión de su comercialización mientras se mandaba a prisión a cientos de miles de personas por delitos menores. “La criminalización de la marihuana ha sido un error, y la aplicación racialmente dispar de las leyes sobre la marihuana solo ha agravado este error”, dijo el mes pasado el impulsor en la Cámara baja del proyecto de ley y presidente demócrata del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, Jerry Nadler.

De aplicarse finalmente la ley, aquellas personas que hubieran sido arrestadas por consumo de marihuana dejarían de estar registradas en el sistema policial y podrían revisarse las sentencias de quienes cumplen actualmente penas por delitos federales relacionados con el cannabis. “Es un momento histórico”, valoró la demócrata Tulsi Gabbard, que impulsó la legalización.

Pero, de nuevo, ni siquiera en el mejor de los escenarios, la aprobación de la ley conllevaría la despenalización nacional de la marihuana porque la decisión final dependería de cada Estado. Hasta el momento, 15 Estados y la capital de la nación, el Distrito de Columbia, han despenalizado su uso (aunque en Washington no es legal la venta para fines recreativos). Los cinco republicanos que han apoyado el proyecto de ley han sido los representantes Matt Gaetz y Brian Mast, de Florida; Tom McClintock, de California; Denver Riggleman, de Virginia; y Don Young, de Alaska. Seis demócratas se han opuesto a la ley: los representantes Daniel Lipinski y Cheri Bustos, de Illinois; Collin Peterson de Minnesota; Chris Pappas, de New Hampshire; Conor Lamb, de Pennsylvania; y Henry Cuellar, de Texas.

Más información

Lo más visto en...

Top 50