La crisis del coronavirus

El Gobierno cederá a las comunidades centros del Imserso para derivar a pacientes leves de covid

La medida, que se aprobará este martes en Consejo de Ministros, tiene como fin aliviar la carga en las residencias y en los hospitales

Una sanitaria realiza una prueba PCR a una mujer, la semana pasada en Barcelona.
Una sanitaria realiza una prueba PCR a una mujer, la semana pasada en Barcelona.Enric Fontcuberta / EFE

El Ejecutivo cederá a las comunidades autónomas que lo soliciten los centros del Instituto de Mayores y Servicios Sociales (Imserso) que estén disponibles, bien en su totalidad o parte de los mismos, con el objetivo de que sirvan para derivar a pacientes contagiados de coronavirus que estén asintomáticos o leves, así como personas que precisen un lugar donde guardar el aislamiento, según fuentes de la Vicepresidencia Segunda del Gobierno. La medida, que se aprobará previsiblemente en el Consejo de Ministros de este martes, estará en vigor mientras dure la emergencia sanitaria y tiene como fin aliviar la carga de centros residenciales y de los hospitales. Hay comunidades como Aragón o Navarra que disponen de centros intermedios a los que derivar a mayores que viven en residencias y que están infectados, pero no precisan de hospitalización, algo que ayuda a contener los brotes y a que en los centros vuelva antes la normalidad para los que no hayan contraído el virus.

Se trata de una medida que ya se puso en práctica durante el primer estado de alarma, la pasada primavera, con el fin de ayudar a descongestionar el sistema de salud, contener el virus y minimizar los contagios, especialmente en las residencias que presentaban problemas para sectorizar. En la primera ola, el virus arrasó en muchos centros de mayores. Desde marzo y hasta el 23 de junio, en España murieron 20.268 usuarios de centros sociosanitarios (no solo de mayores, también incluyen los de discapacidad), según un borrador del documento con las conclusiones del grupo de trabajo sobre residencias (formado por el Ministerio de Derechos Sociales, las comunidades autónomas y los agentes sociales), adelantado por EL PAÍS. La mayoría de las muertes corresponden a geriátricos, donde vive una población altamente vulnerable al virus, aunque se desconoce la cifra exacta en estos centros.

La covid ha vuelto a irrumpir con fuerza en las residencias. Hay al menos 8.700 contagios activos, según datos recabados por este diario de las 17 autonomías. Si bien la situación difiere mucho de la vivida en la primera ola, cuando faltaron equipos de protección, test y se restringieron los ingresos hospitalarios de mayores en las autonomías más tensionadas, desde finales de agosto se han notificado unas 3.500 muertes en centros sociosanitarios.

En el citado documento del grupo de trabajo se explica que derivar a los afectados por el virus de las residencias “hacia centros de atención intermedios gestionados por el sistema sanitario en colaboración con los servicios sociales, y conectados con el ámbito hospitalario, es una estrategia que ha mostrado alta eficacia”. Algo que permite reducir “la carga de trabajo de la atención primaria en salud”, “un mejor triaje si fuera precisa la atención hospitalaria” y rebajar “sensiblemente el riesgo de propagación de la infección en el medio residencial”. Si bien se cita la creación de estos centros intermedios como recomendación, no es una obligación, por lo que no están habilitados en todas las comunidades autónomas.

El Imserso es titular de una quincena de centros de referencia estatal o de recuperación de personas con discapacidad física. Una vez decaído el primer estado de alarma, vuelve a articularse esta medida, por razones de salud pública, y se pone a disposición de las autonomías que lo soliciten, con cargo al presupuesto ordinario de la institución, el uso de algunos de estos centros, sin perjuicio de los servicios que estos prestan. Para ello, deberá firmarse un convenio bilateral entre el Imserso y la comunidad que lo pida en el que se establecerán las condiciones, como por ejemplo, si el personal propio del centro participará en la atención de los contagiados de covid que sean trasladados. En el caso de que así se establezca en la resolución, los trabajadores seguirán desempeñando sus tareas con los usuarios externos que ingresen en las instalaciones, con el mismo salario y bajo la misma dirección que hasta el momento. El material, los medicamentos y el personal externo que sea requerido deberán correr a cargo de la autonomía en cuestión, que pasada la emergencia sanitaria deberá devolver las instalaciones al Imserso en el mismo estado en que le fueron entregadas.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50