Difteria

Un brote de difteria se suma a la covid-19 en Perú después de 20 años sin casos

La enfermedad causa dos muertes en Lima y provoca aglomeraciones en busca de la vacuna

Personal sanitario acompañado de militares durante la campaña de vacunación contra la difteria, hace dos semanas en Lima. En vídeo, imágenes de una campaña de vacunación en Lima.LUKA GONZALES (AFP)

La difteria ha vuelto a Perú después de 20 años. El Ministerio de Salud de Perú convocó el fin de semana a una jornada de vacunación contra esa enfermedad y otras similares debido a que, por las urgencia de la covid-19, solo ha llegado al 40% de la meta anual de inmunizaciones. Los trabajadores sanitarios y las vacunas no alcanzaron para satisfacer a miles de personas que formaron filas desde la madrugada frente a los centros de vacunación. En la última semana, fallecieron una niña y una mujer de 69 años víctimas de la difteria, contra la cual cientos de miles de adultos no están vacunados.

Las muertes ocurrieron el 30 de octubre y la autoridad sanitaria ha decretado el miércoles último un alerta epidemiológica nacional, un día después de que el Hospital Cayetano Heredia, que atendió a la paciente de 69 años, confirmara la presencia de la bacteria. Hasta el momento hay cinco casos confirmados en Lima y decenas pendientes de verificación. El alerta busca que el personal de salud preste atención a la propagación de la enfermedad y no la confunda con otras.

La ministra de Salud, Pilar Mazzetti, comentó el domingo que, ante los problemas de aglomeración y largas esperas de los adultos mayores, la inmunización continuará durante la semana próxima y en diciembre. La ministra dijo también que esperan alcanzar al 60% de la meta de inmunización del año. El sábado, más de 283.000 personas pudieron vacunarse contra varias enfermedades, entre ellas, la difteria, informó un boletín del Ministerio este domingo.

En las dos últimas décadas, los adultos no se han vacunado contra la difteria en Perú porque se consideraba una enfermedad erradicada. El viceministro de Salud Pública, Luis Suárez Ognio, señaló que tres de los familiares de la niña de cinco años que murió también se contagiaron, aunque añadió que los cuadros “son benignos”. Según el funcionario, la menor había recibido solo una de las tres dosis de la vacuna que protege contra la difteria.

La familia migró el año pasado desde la región de Loreto -fronteriza con Brasil y Colombia- al distrito de La Victoria, cerca del centro de la capital, para que el padre consiguiera un trabajo en un taller textil. Él pidió ayuda económica para enterrar a su hija en Contamana, su tierra natal, pero la familia aún continúa aislada en Lima hasta el alta médica.

“Estamos viendo las consecuencias del deterioro de la cobertura de vacunación”, explicó acerca de la reaparición de la difteria el médico e investigador Alfonso Nino en una radioemisora local el pasado jueves. “En las investigaciones no se ha podido identificar la fuente [el origen del contagio], sin embargo, con la bacteria que se aísla indagaremos si está emparentada con la de Brasil o Colombia o Chile”, comentó el viceministro Suárez.

Difteria en la capital

Cuando el funcionario notificó el primer caso, refirió que si bien la enfermedad había sido erradicada de Perú hace 20 años, sigue activa en Venezuela y Brasil, un país fronterizo. Suárez reportó que brigadas de salud vacunaron a personas en 120 manzanas a la redonda del domicilio del primer caso en La Victoria, un distrito de la capital con alta presencia de tuberculosis.

El Hospital Cayetano Heredia que atendió a la segunda víctima de difteria está ubicado en el distrito de San Martín de Porres, en Lima Norte. Luis Rodríguez, director de vigilancia epidemiológica del Ministerio de Salud, informó de que el personal de emergencia de dicho establecimiento también ha sido vacunado, al igual que las personas del vecindario de la paciente fallecida. También ha sido inmunizado contra la difteria el personal sanitario y las pacientes del hospital público que atiende la mayor cantidad de partos en la capital, el Hospital Materno Perinatal, ubicado cerca de la vivienda de la niña víctima de la enfermedad. “No esperamos tener una epidemia extendida porque es una enfermedad conocida y la mayor parte de la población está vacunada, pero la difteria genera muerte”, dijo Suárez.

Si bien las cifras del contagio y muertes por la covid-19 han disminuido desde septiembre, Perú ocupa el décimo lugar en el mundo por la cantidad de contagios -más de 920.000- y defunciones -más de 34.800-. Un informe de inteligencia sanitaria del seguro social de salud, Essalud, estima que podría iniciarse una segunda ola a fin de año por la reapertura de las actividades económicas. A la pandemia se suma una gran cantidad de casos de dengue, cuya incidencia no disminuye hace un año, y a este cuadro se agrega la reaparición de la difteria.

Más información

Lo más visto en...

Top 50