La crisis del coronavirus

La Rioja decide blindarse con el cierre perimetral de toda la región

El Gobierno autonómico aprueba nuevas restricciones de aforo y horario en la hostelería, pero no contempla decretar un toque de queda

Concha Andreu, presidenta de La Rioja, en una comparecencia reciente. En vídeo, la presidenta de La Rioja anuncia el cierre perimetral de la comunidad.(EP)

La Rioja se suma a las comunidades autónomas que permanecerán temporalmente confinadas para combatir la expansión del coronavirus. El Gobierno regional ha acordado este miércoles el cierre perimetral de toda la comunidad desde este viernes hasta el día 7 de noviembre. Se restringe la entrada y salida de personas salvo para los desplazamientos necesarios para acudir al centro laboral, por cuestiones académicas, sanitarias o atender a personas dependientes. La movilidad entre los municipios riojanos estará permitida, aunque la presidenta regional, la socialista Concha Andreu, ha recomendado evitar los desplazamientos internos.

El Ejecutivo de La Rioja también ha decretado el cierre de los establecimientos a las 21.00, excepto las farmacias, supermercados y locales de servicio de comida a domicilio. Entre las nuevas restricciones adoptadas hoy también figura la reducción al 50% del aforo en el interior de los establecimientos de la hostelería (el 60% en el exterior de bares y restaurantes), donde no se permitirá el consumo en la barra. Las reuniones sociales no podrán exceder de las seis personas.

La Rioja presenta una alta incidencia de contagios, con 1.296 nuevos casos, 27 más que en la última jornada. La incidencia en la región es de 549 casos por cada 100.000 habitantes, la positividad en los test PCR del 15,2% y la ocupación de las UCI llega al 33,3%, mientras que la presión hospitalaria es de casi el 14%. De hecho, los hospitales comienzan a aumentar su carga asistencial al tener ingresadas 133 personas infectadas (22 en las UCI y el resto en planta). Un total de 35 brotes activos sitúan a esta comunidad entre las que más castigo están recibiendo durante esta segunda ola de la pandemia.

“No nos ha temblado el pulso cada vez que hemos implementado medidas restrictivas, y hemos acompañado esas medidas de otras de apoyo al sostenimiento de la economía y de protección de los miembros más vulnerables de la sociedad. Pero la realidad es que estas medidas limitativas, mantenidas en el tiempo, pierden efectividad. Tenemos que ser contundentes y actuar en toda la región”, ha dicho Andreu en una comparecencia tras el Consejo de Gobierno.

La Rioja no contempla la posibilidad de ordenar un toque de queda, según ha señalado la presidenta, pero aceptaría implantarla si así lo decide el consejo interterritorial de sanidad que se reunirá este jueves con este asunto sobre la mesa: “Lo adoptaríamos si fuera necesario, una vez que el Gobierno de España articule su figura legal”.

Andreu confía en que las limitaciones horarias y de aforo acordadas resulten suficientes para contener la tendencia que está teniendo la pandemia en La Rioja, que ha calificado de “preocupante”. Ha precisado que, “sin ser alarmista”, La Rioja se enfrentaría a un panorama complicadísimo si la tendencia al alza del patógeno sigue avanzando. Esta comunidad ha tenido que aumentar la capacidad de las UCI de 32 camas a las 54 disponibles actualmente.

Respecto al paso de la Vuelta a España, Andreu ha indicado que su desarrollo no se verá afectado por el cierre perimetral. La carrera ciclista tiene previsto instalar en Logroño el inicio de la octava etapa el próximo 28 de octubre y discurrirá íntegramente por territorio riojano entre las 13.00 y las 17.00.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50