La crisis del coronavirus

El Servicio vasco de Salud impone la mascarilla quirúrgica en sus centros para evitar usar las de tela

Osakidetza justifica la medida para garantizar la seguridad de los pacientes y los profesionales

Entrada a un centro hospitalario de Osakidetza en Vitoria.
Entrada a un centro hospitalario de Osakidetza en Vitoria.Lino Rico

El Servicio vasco de Salud-Osakidetza ha comenzado a repartir mascarillas quirúrgicas en sus centros sanitarios a todos aquellos que accedan con una de tela. La medida obedece a la pretensión de garantizar la seguridad de los pacientes y los profesionales sanitarios, evitar el uso de protectores que no están homologados y reforzar la higiene dentro de los hospitales y centros de salud, aseguran fuentes del Gobierno vasco.

“No se está vetando la entrada en los hospitales a quienes acudan con mascarillas de tela. Simplemente, se les facilita una de tipo quirúrgico para que la lleven puesta dentro de las instalaciones sanitarias. Pueden colocarse ambas, si quieren”, explica la consejería de Salud. No se ha tomado la decisión de prohibir las mascarillas de tela, aclaran, pero la directriz ya se está aplicando en los hospitales, las urgencias, ambulatorios y puntos de atención continuada del País Vasco, y si alguien se negara a ponerse la mascarilla quirúrgica, se le impediría acceder al centro, según la consejería. En esta comunidad autónoma el uso de mascarilla es obligatorio en todos los espacios públicos desde el pasado 15 de julio.

José Antonio López Guerrero, profesor titular de Microbiología en el Departamento de Biología Molecular de la Universidad Autónoma de Madrid, sostiene que la decisión “es acertada”, aunque matiza que “hay mascarillas de tela que están perfectamente homologadas y que cumplen la normativa UNE 065”. Y añade: “Frente a las higiénicas y quirúrgicas, que repelen las gotículas respiratorias por un efecto electroestático, algunas de tela están fabricadas con materiales de nanotecnología que consiguen hacer una barrera física y tienen unos poros incluso más pequeños que el propio virus”.

Lo ideal es que en los centros sanitarios y fuera de ellos, asegura un portavoz de Osakidetza, los ciudadanos empleen mascarillas que “presenten capacidad de filtración tanto en la inspiración como en la exhalación, protegiendo al usuario y a terceros”. Las autoridades sanitarias vascas han adoptado esta medida ante la “imposibilidad” de saber si las personas llevan una mascarilla de tela apropiada para acceder a un lugar “sensible y de alto riesgo” de contagio: “No sabemos si esa mascarilla tiene la etiqueta de certificación, si lleva los filtros adecuados y si ha sido lavada convenientemente”, afirman.

López Guerrero, que es también director del Departamento de Cultura Científica del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa, advierte del riesgo del uso masivo de las mascarillas higiénicas no reutilizables, porque “están comenzando a provocar un problema medioambiental considerable”. Él utiliza una de tela autorizada por la FDA (la Agencia de Medicamentos y Alimentación de Estados Unidos, por sus siglas en inglés), que “tiene iones de plata con un efecto viricida”. “Lo importante es llevar un protector con la certificación adecuada y que esté homologada”, apunta.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad