La crisis del coronavirus

“El cierre de escuelas debería ser el último recurso”

Andrea Ammon, directora del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades, recuerda que los menores representan menos del 5% de los contagios

La directora del ECDC, Andrea Ammon, responde a las preguntas de los eurodiputados a través de la pantalla.
La directora del ECDC, Andrea Ammon, responde a las preguntas de los eurodiputados a través de la pantalla.OLIVIER HOSLET / EFE

Millones de padres en toda Europa observan estos días mochilas y estuches con preocupación en medio de la incertidumbre por la vuelta al colegio tras varios meses fuera de las aulas. Andrea Ammon, directora del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC), ha minimizado este miércoles los riesgos. En una comparecencia por videoconferencia ante el Parlamento Europeo, ha recordado que los países que han reabierto los centros educativos no han registrado brotes significativos, si bien ha matizado que las estrictas medidas de seguridad han podido tener algo que ver en ello. La investigadora alemana cree que no hay que dejarse llevar por el pánico en caso de contagios. “Hemos llegado a la conclusión de que el cierre de escuelas debería ser una medida de último recurso. No tenemos claro aún si resulta útil”, ha reconocido.

Sometida durante hora y media al interrogatorio de los eurodiputados, de vuelta a la actividad esta semana tras la pausa veraniega, Ammon ha señalado que los menores de 18 años representan menos del 5% de los contagios. “E incluso cuando son diagnosticados, parecen presentar síntomas más leves. El número de hospitalizaciones es menor y casi no hay que lamentar muertes”.

Aunque los riesgos sobre su salud sean inferiores, el otro aspecto que genera inquietud es su papel como vehículos de propagación del virus hacia padres, abuelos o profesores. Ammon no ha sido concluyente sobre hasta qué punto es efectivo cortar esa correa de propagación. “En marzo y abril hubo cierres de colegios, pero es muy difícil evaluar su contribución real a la gestión de la pandemia y la reducción de la transmisión”. Menos dudas tiene sobre el daño que tuvo la clausura de los centros para millones de alumnos: “El cierre de las escuelas ha repercutido en el bienestar de los niños. En muchos casos se han estancado, no han podido progresar como hubieran hecho si hubieran seguido su escolarización”.

Consciente de que los recursos de que disponen los colegios pueden tener diferencias abismales, Ammon se ha mostrado precavida a la hora de aventurarse a lanzar consejos. “Se dice hay que dividirlos en grupos pequeños, pero todo depende del espacio a su disposición”.

“Cuanto más reduzcamos la cuarentena, más casos sin detectar tendremos”

La organización que dirige, con sede en Solna (Suecia), ha aparcado todas sus tareas para dedicarse en exclusiva a la pandemia, pero la falta de instrumentos europeos para lidiar con la epidemia ha generado frustración en los últimos meses. Los eurodiputados se prodigaron en lamentos por la incapacidad de la UE para coordinar medidas comunes sobre zonas de peligro, días de cuarentena o restricciones de viaje. Entre los ejemplos citaron el caso de Hungría, que ha cerrado sus fronteras unilateralmente ignorando las recomendaciones europeas.

La responsable del ECDC se ha mostrado partidaria de una mayor armonización, pero ha evitado inmiscuirse demasiado, dado que, pese a los actuales esfuerzos en marcha hacia la unidad de acción en el espacio Schengen, las competencias de fronteras y salud son nacionales.

Con la duración de las cuarentenas cambiando según el país al que se ingrese, Ammon ha llamado a la cautela antes de rebajar los días de encierro al explicar que entre el 3 y el 4% de afectados de covid-19 sigue siendo contagioso después de que transcurran 14 días. “Cuanto más reduzcamos la cuarentena, más casos sin detectar tendremos”, ha augurado.

La entidad evalúa diariamente la situación de los contagios en el continente, donde persisten enormes desigualdades en las cifras. La dirigente del ECDC ha dicho que hay países, sin concretar cuáles, que solo realizan 173 tests por cada 100.000 habitantes, mientras otros superan los 6.000. Unas diferencias que vuelven muy complejas las comparaciones.

Pese a que ha admitido que la cifra de contagios se acerca a niveles de marzo, Ammon ha negado que la pandemia haya alcanzado al punto de gravedad de los pasados confinamientos. Y ha mostrado sus dudas sobre cómo calificar la etapa actual. “No sabemos si estamos en la segunda ola o en la segunda fase de la primera. Nos tememos que se producirán altibajos hasta que no haya una vacuna, porque solo hay un porcentaje de población inmune”.

Los tres casos de reinfectados detectados en Hong Kong, Bélgica y Países Bajos han despertado dudas sobre cómo funcionarán las vacunas. “La segunda vez los síntomas no han sido tan graves o han sido asintomáticos. El primer contagio ha garantizado cierta inmunidad”, ha tranquilizado Ammon.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información