Opinión
i

Ingreso mínimo vital: el drama social del laberinto burocrático

Los primeros pasos de esta prestación están generando angustia y frustración a más de medio millón de familias

Varias personas esperan su turno para solicitar los documentos con los que pedir el ingreso mínimo vital, el pasado junio en Melilla.
Varias personas esperan su turno para solicitar los documentos con los que pedir el ingreso mínimo vital, el pasado junio en Melilla.Francisco G. Guerrero / EFE

La crisis social y económica de 2008 y, por supuesto, la provocada por la actual crisis sanitaria han dibujado un panorama de pobreza y exclusión en España que han convertido en más irrenunciable que nunca la obligación de todo Gobierno de preservar la cohesión social mejorando sus políticas de justicia social. Pero en el caso de España esta cuestión es todavía más perentoria teniendo en cuenta dos factores ineludibles en cualquier análisis: la enorme dispersión de ...