Desalojadas 130 personas de una fiesta en la discoteca Amnesia de Ibiza

Los asistentes bailaban sin mascarillas ni cumplir la distancia de seguridad. El propietario argumenta que se trataba de una celebración privada

La pista de baile de la discoteca Amnesia, en Ibiza, durante una sesión de Sven Vän, en una imagen de archivo.
La pista de baile de la discoteca Amnesia, en Ibiza, durante una sesión de Sven Vän, en una imagen de archivo. Phrank
Palma de Mallorca -

Bailando sin mascarillas y sin guardar la distancia de seguridad. Así se encontraban los más del centenar de asistentes a una fiesta privada en la discoteca Amnesia de Ibiza cuando fue desalojada por la Guardia Civil y la policía local de Sant Antoni, a primera hora de este domingo. Amnesia es uno de los locales nocturnos más conocidos de la isla a nivel internacional, y cuenta con un aforo para alrededor de 5.000 personas. Las discotecas y salas de fiesta de Baleares con aforos superiores a 300 personas permanecen cerradas por orden del Gobierno de las islas.

Sobre las siete de la mañana de este domingo, vecinos de la zona de Sant Antoni que residen en el entorno del club nocturno dieron aviso a la policía local de que se estaba celebrando una fiesta y el alto volumen de la música les estaba causando molestias. Al lugar se desplazaron efectivos de la policía municipal y de la Guardia Civil que, al entrar en la discoteca, se encontraron con 130 personas bailando en la pista, sin mascarillas y sin cumplir las normas de distanciamiento, según confirman fuentes del instituto armado. Los agentes comenzaron a desalojar el lugar, que cuenta con terrazas al aire libre y con una parte cubierta.

Los agentes interpusieron una denuncia contra el propietario del local por incumplir las normas recogidas en el decreto de nueva normalidad y la prohibición incluida en el protocolo de medidas del Gobierno balear para las nuevas condiciones de convivencia, que restringe la apertura de las discotecas, clubes nocturnos y salas de fiesta con un aforo superior a las 300 personas. El propietario de la discoteca alegó ante los agentes que se trataba de una fiesta privada y que no era abierta al público en general.

La normativa aprobada por el Ejecutivo de Baleares establece que solo pueden abrir las discotecas y salas con aforos inferiores a 300 personas, que tienen de máximo hasta las diez de la noche para ofrecer servicio en barra y solo pueden permanecer abiertos hasta las dos de la madrugada. Este tipo de locales tienen la apertura prohibida en las zonas de Magaluf y Playa de Palma en Mallorca y el Western End de Sant Antoni en Ibiza.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción