LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Todos los territorios piden avanzar de fase, menos la Comunidad Valenciana

La mayoría de las regiones están ya en la etapa 2 y esperan pasar a la 3, en la que asumen el control los Gobiernos autonómicos

Un grupo de jóvenes disfruta de un día soleado en una terraza de Barcelona, el pasado lunes. En vídeo, casi todas las comunidades piden avanzar de fase. EMILIO MORENATTI (AP) | Atlas

Todos los Ejecutivos autonómicos han pedido al Ministerio de Sanidad que les autorice a pasar de fase el próximo lunes. Solo hay una excepción: la Comunidad Valenciana, que el lunes pasado entró en la fase 2, por lo que no ha cumplido con las dos semanas que establece el proceso de desescalada.

El Ministerio de Sanidad tiene hasta el viernes para comunicar su decisión. De momento, no hay informaciones al respecto, pero tampoco indicaciones de que vaya a negarse el progreso a alguna comunidad.

La mayoría de las autonomías está ya en la fase 2 y pedirá pasar a la 3. En ella el control del proceso de desescalada lo asumen los Gobiernos autonómicos. Ellos decidirán cuánto dura esta última etapa antes de llegar a lo que se ha llamado la “nueva normalidad” (en la que todas las actividades están permitidas con restricciones por motivos de seguridad, distancia de precaución y uso de mascarillas). En lo que respecta a los viajes, en la fase 3 las comunidades podrán permitir los desplazamientos entre provincias. Tras la confusión causada el lunes por las declaraciones del ministro de Transportes y Movilidad, José Luis Ábalos, el Ministerio de Sanidad ha confirmado que para poder viajar entre autonomías habrá que esperar a completar la desescalada. De todas formas, este fin de semana se espera una orden ministerial para aclarar estos aspectos.

Las propuestas de las comunidades quedan como sigue:

Andalucía. La Junta quiere que todas sus provincias avancen el lunes a la fase 3. Esto significa que Málaga y Granada, más rezagadas en la desescalada (arrancaron el lunes la fase 2), adelantarían una semana su pase a la siguiente etapa.

Aragón. Ha pedido que toda la comunidad pase a la fase 3, aunque tiene el problema del brote de Fraga (Huesca).

Asturias. Quiere progresar a la fase 3. El Gobierno del Principado está pendiente de dos brotes en residencias de mayores (uno en Gijón y otro en Oviedo) por si debe echar el freno, pero, de momento, estos se consideran controlados.

Baleares. Tiene una isla pequeña ya en fase 3, Formentera, y el resto en la 2. Ahora todas quieren progresar. La comunidad va a participar en un plan piloto de recepción de turistas a partir del 21 de junio.

Canarias. La comunidad está dividida. Las islas más grandes (Tenerife, Gran Canaria, La Palma, Lanzarote y Fuerteventura) quieren llegar a la fase 3. Mientras que El Hierro, La Gomera y La Graciosa podrían estrenar ya la “nueva normalidad”, aunque en la práctica ello les suponga poco cambio porque están poco pobladas y no tienen problemas con los aforos restringidos. Para ellos lo importante será cuando puedan viajar primero entre islas y, sobre todo, recibir turistas. Eso está previsto para el 1 de julio.

Cantabria. Quiere pasar a la fase 3.

Castilla-La Mancha. También ha ido hasta ahora a dos velocidades, con Guadalajara y Cuenca una semana por delante. Van a pedir que pasen a fase 3. El resto seguirá una semana en la 2.

Castilla y León. Ha solicitado ir a la fase 2 con la excepción de las comarcas leonesas de El Bierzo y Laciana, que ya se encuentran en esta etapa, y ahora se quiere que pasen a la 3.

Cataluña. Mantiene su sistema de dos velocidades. Pedirá que las regiones sanitarias de Alt Pirineu i Aran, Terres de l’Ebre y Camp de Tarragona, más adelantadas, pasen a fase 3. También que pasen de la 1 a la 2 las zonas de Lleida y de Barcelona y su área metropolitana. El resto se queda en la fase 2.

Comunidad Valenciana. Va a esperar una semana para solicitar el paso a fase 3.

Extremadura. Pedirá llegar a la última fase.

Galicia. La Xunta quiere que todo su territorio avance a la fase 3 el lunes. Insiste en que debe permitirse la movilidad entre las cuatro provincias, una medida que el presidente autonómico, Alberto Núñez Feijóo (PP), tomará en cuanto el Ejecutivo central le devuelva competencias y mando, un traspaso previsto precisamente a partir de la semana que viene. Feijóo reclama que se reabran las fronteras con Portugal y Asturias, dos territorios con una situación epidemiológica “compatible” con la gallega, según sus palabras.

La Rioja. Aspira a llegar a la fase 3.

Madrid. Quiere progresar a la fase 2.

Murcia. Pide el pase a la fase 3, con la posible excepción de la zona de Totana, que ha tenido un brote activo. También tiene recelos respecto a la movilidad interior y entre comunidades.

Navarra. Ha solicitado dejar atrás la fase 2.

País Vasco. Espera avanzar a la fase 3. Tras el pacto con Pedro Sánchez, el lehendakari, Iñigo Urkullu, será soberano para poder gobernar la desescalada imprimiendo un ritmo incluso mayor que en otras comunidades. El Gobierno vasco da casi por seguro que a partir del lunes los ciudadanos vascos podrán moverse por toda la comunidad, superando los actuales límites provinciales. Urkullu ha pedido además que la frontera francesa sea permeable para los ciudadanos de las provincias limítrofes.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La desescalada por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- Pinche aquí para suscribirse a la ‘newsletter’ diaria sobre la pandemia

Lo más visto en...

Top 50