Me iré o me quedaré

Solo nos queda Portugal: es pequeñito (aunque grande de espíritu), y no vamos a caber

Maruja Torres, en una lustración de Luis Grañena.
Maruja Torres, en una lustración de Luis Grañena. / EL PAÍS

Me anclé en los ochenta, como fan del paleo-rock-pop (todavía uso microsurco por single; claro que también utilizo soltera por single; qué soponcio), por lo que intento rellenar mis huecos poniéndome intempestivamente al día. Así, al ver que surge un brutal éxito titulado Me iré, por la última ganadora de OT, tecleo en Tito Google. Ahí me encuentro también con muchos y muy otros intérpretes que han cantado lo mismo hasta el coma diabético induc...

Más información