La OMS inicia su asamblea general con la presión de investigar su respuesta a la pandemia

Los 194 países miembro esperan aprobar por consenso una resolución para iniciar una evaluación independiente

Agencias El País
Ginebra / Madrid -
El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa en Ginebra en febrero.
El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, en una conferencia de prensa en Ginebra en febrero.Denis Balibouse (REUTERS)

Con su gestión de la pandemia bajo escrutinio y la petición creciente de investigar su respuesta y la de China al coronavirus, los 194 países de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se reúnen este lunes en la primera asamblea general virtual de su historia. A pesar de la escalada de tensiones entre Washington y Pekín, los miembros del organismo de la ONU esperan adoptar por consenso una resolución propuesta por la Unión Europea, que pide que se inicie “lo antes posible (...) un proceso de evaluación imparcial, independiente y exhaustiva” para examinar la respuesta sanitaria internacional a la crisis coordinada por la OMS. En sus discursos inaugurales, dirigentes de países como China, Francia o Alemania han llamado a la cooperación y la solidaridad internacional para hacer frente al virus.

Numerosos jefes de Estado, de Gobierno y ministros participan en la 73ª Asamblea Mundial de la Salud, en una versión abreviada que ha comenzado este mediodía y finalizará este martes. Sobre la mesa, el texto propuesto por la UE, al que se han sumado más de un centenar de países, entre ellos Reino Unido, Rusia, Canadá, Australia y Nueva Zelanda, que pide una revisión sistemática de la respuesta mundial a la covid-19, que ha infectado a 4,7 millones de personas y matado a 315.000 en todo el mundo.

El texto no menciona a China ni a la ciudad de Wuhan, donde se detectó por primera vez el coronavirus, pero pide a la OMS que trabaje "para identificar el origen zoonótico del virus y determinar la ruta por la que entró en la población humana, incluido el posible papel de huéspedes intermedios, (...) en particular mediante misiones científicas y de colaboración sobre el terreno.

Pekín se había negado a peticiones de investigación de Estados Unidos y Australia, pero en su discurso ante la asamblea, el presidente chino Xi Jinping, ha dicho que apoyaría esta “evaluación exhaustiva de la respuesta mundial a la epidemia” una vez que “la pandemia esté bajo control, para resumir las experiencias y remediar las deficiencias”. “Este trabajo necesita una actitud científica y profesional, y debe ser dirigido por la OMS”, siguiendo los “principios de objetividad y justicia”, ha dicho. Xi ha defendido el trabajo de China desde que estalló el brote de covid-19: “Todo el tiempo hemos actuado con apertura, transparencia y responsabilidad”.

También Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general del organismo, con sede en Ginebra, ha saludado la propuesta europea de una evaluación independiente, que “iniciará en la primera ocasión adecuada para examinar la experiencia adquirida y las lecciones aprendidas y formular recomendaciones para mejorar la preparación y respuesta nacional y mundial ante una pandemia”. Para ser realmente exhaustiva, ha dicho en su discurso, “tal evaluación debe abarcar la totalidad de la respuesta de todos los actores, de buena fe”.

“Todos tenemos lecciones que aprender de la pandemia. Cada país y cada organización debe examinar su respuesta y aprender de su experiencia. La OMS está comprometida con la transparencia, la rendición de cuentas y la continua mejora”, ha continuado. El responsable de la OMS ha recordado que “el riesgo sigue siendo alto y tenemos un largo camino por recorrer”, y ha advertido de que las pruebas serológicas preliminares en algunos países muestran que la población con anticuerpos no supera el 20%, por lo que la mayoría sigue en situación de vulnerabilidad ante el virus.

Acceso a las vacunas

El texto de la UE pide “un acceso universal, rápido y equitativo a todos los productos (...) necesarios para responder a la pandemia”, y subraya el papel de “la vacunación a gran escala contra la covid-19, como un bien público mundial para prevenir, contener y eliminar la transmisión".

En su discurso, el presidente chino anunció que de desarrollarse una vacuna en su país, la convertirá en “bien público para ayudar con los esfuerzos para frenar la pandemia”. También ha prometido 2.000 millones de dólares en apoyo financiero en los próximos dos años, para ayudar a lidiar con la covid-19 en los países en desarrollo.

Frágil consenso

Se espera que la resolución propuesta por la UE se apruebe durante la asamblea, con un frágil consenso surgido después de más de una semana de intensas negociaciones sobre el texto, que aún podría cambiar, según fuentes diplomáticas citadas por Reuters. “Parece que se adoptará la resolución. Políticamente hablando, hay por ahora un acuerdo sobre una evaluación de todo el sistema y una investigación sobre el origen (del virus), pero no inmediatamente”, dijo un diplomático europeo. “Espero que podamos unirnos al consenso”, dijo el viernes el embajador estadounidense en la ONU en Ginebra, Andrew Bremberg.

Washington, que acusa a Pekín de encubrir el alcance de la epidemia, está en pleno pulso con la OMS. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha acusado al organismo de “gestionar mal y encubrir” la propagación del coronavirus, así como de un supuesto trato de favor a China, razones por las que hace un mes anunció que suspendía su contribución económica a la OMS. Estados Unidos contribuyó con cerca de 900 millones de dólares en el presupuesto de 2018-2019, lo que supone aproximadamente una quinta parte del total de 4.400 millones de dólares de presupuesto para esos años.

La polémica cuestión de la participación de Taiwán en la asamblea se ha aplazado hasta la reanudación de sesiones a finales de este año. “A pesar de todos nuestros esfuerzos y de un nivel de apoyo sin precedentes, Taiwán no ha recibido una invitación para participar”, dijo este lunes el ministro de Exteriores, Joseph Wu, debido a la oposición china, que considera a la isla, gobernada democráticamente, parte de su territorio. Taiwán ha dicho que quería compartir con el mundo su experiencia en la lucha contra el coronavirus, con solo 440 casos y siete muertes gracias a la detección temprana y el trabajo de prevención, por lo que considera que bloquear su presencia en la reunión supone crear una brecha en la lucha contra la pandemia.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS