La crisis del coronavirus

Sánchez anuncia la obligación de llevar mascarilla en el transporte público a partir del lunes

Las reuniones de la fase uno podrán ser de 10 personas, tanto en espacios públicos como en domicilios

Usuarios protegidos con mascarillas en el interior de un vagón del metro de Madrid, en abril.
Usuarios protegidos con mascarillas en el interior de un vagón del metro de Madrid, en abril.Alvaro Garcia

Nota a los lectores: EL PAÍS ofrece en abierto la información esencial del coronavirus durante la crisis. Si quieres apoyar nuestro periodismo, suscríbete aquí.

Las mascarillas serán obligatorias en el transporte público a partir del próximo lunes, 4 de mayo, según ha anunciado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Para ello se repartirán unos 14 millones de mascarillas entre los principales nudos de transporte, los municipios y entidades como Cruz Roja, ha añadido en una comparecencia tras reunirse con el Comité científico del coronavirus. Sánchez ha anunciado también que pedirá una nueva prórroga de 15 días del estado de alarma y la creación de un nuevo fondo “no reembolsable” de reconstrucción de 16.000 millones de euros que detallará este domingo en una conferencia con los presidentes de las comunidades autónomas. La vigencia de la prórroga actual, la tercera desde que empezó la crisis del coronavirus, acaba el próximo 10 de mayo.

Captura tomada de la señal institucional del Palacio de la Moncloa del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa de este sábado. En vídeo, declaraciones de Sánchez.EP | EPV

El presidente ha anunciado que el Gobierno repartirá seis millones de mascarillas en el transporte público, siete millones a la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y 1,5 millones a varias entidades como Cruz Roja, Cáritas y Cermi, para que estas las repartan entre los colectivos a los que representan o atienden. A cada una se le entregarán 500.000 unidades. El Gobierno ya hizo un reparto masivo de mascarillas en el transporte público el lunes 13 de abril, tras el fin de la restricción a las actividades económicas no esenciales. Entonces se consideraron recomendables como ayuda dada la dificultad de mantener la distancia de seguridad en metros o autobuses entre las personas que se dirigían a su trabajo.

Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, opinaba el miércoles pasado que el uso de mascarillas entre la población general era “muy deseable” y “altamente recomendable”, pero que no era partidario de que se estableciera como una obligación, puesto que hay colectivos que tienen dificultades para usarlas. Añadió ese día que el uso de mascarillas no se discute en el ambiente sanitario, pero que en cuanto a la población general existe un debate “que no está cerrado”. El anuncio de Sánchez parece indicar que el criterio de los expertos ha cambiado.

Reuniones de hasta 10 personas

En una reunión informativa con la prensa, se ha aclarado cómo serán las reuniones sociales en la fase 1, a la que accederán buena parte de los territorios a partir del día 11. Se podrán reunir hasta 10 personas, ya sea en casas, terrazas o al aire libre, siempre manteniendo una distancia de seguridad de dos metros y medidas de higiene. No están incluidas personas vulnerables o con síntomas. En esta misma fase, las terrazas podrán tener una ocupación del 50% (en un primer momento el Gobierno había propuesto un 30% pero los hosteleros no se mostraron conformes). Los mercados al aire libre tendrán un aforo de un 25%. Las celebraciones religiosos se podrán realizar con un máximo del 30% de ocupación.

Apertura de negocios: un empleado por cliente

Sánchez ha recordado que el próximo lunes cuatro islas pasarán directamente a la fase 1 del desconfinamiento, y ha dado algún detalle sobre las condiciones para abrir algunos negocios a partir de esa fecha en toda España. Una de las novedades es el hecho de que cada trabajador podrá atender a un único cliente en los negocios pequeños que abran con cita previa. Estos deberán tener también un horario preferente para los mayores de 65 años, que debería coincidir con las franjas horarias en las que pueden salir a pasear, es decir, entre las diez y las doce de la mañana y desde las siete hasta las ocho de la tarde. En el caso de los comercios, según han explicado fuentes del Gobierno, están incluidos los de hasta 400 metros cuadrados. Si en el caso de que hay prendas de ropa o calzado, estos tendrán que higienizarse si algún cliente las usa, lo mismo que sucede con los probadores.

Tal como ya se anunció hace unos días, restaurantes y cafeterías podrán abrir para que los ciudadanos recojan los pedidos en el propio local. Antes tendrán que haberlos encargado por teléfono, correo electrónico o a través de alguna app. Los locales comerciales que abran al público para la recogida de pedidos o para atender con cita previa deberán contar con mostrador, mampara o, cuando esto no sea posible, garantizar el máximo de protección individual. Entre clientes deberá haber una separación de al menos dos metros.

1,9 millones de test

Sánchez ha asegurado que la sanidad pública está haciendo “un esfuerzo extraordinario” para hacer más pruebas diagnósticas. Ha afirmado que hasta ahora España ha realizado 1,9 millones de test, sumando tanto las PCR, más fiables y laboriosas y que detectan infecciones activas, como los test serológicos de anticuerpos, o test rápidos, que determinan que una persona ha estado en contacto con el virus. El presidente ha asegurado que en la última semana se han hecho 290.000 test PCR y 271.000 test rápidos. “Somos el quinto país del mundo en test realizados”, ha añadido.

“Hasta que encontremos la vacuna, vamos a ser testigos de rebrotes”, ha asegurado Sánchez a preguntas de los periodistas sobre el posible efecto en la incidencia de contagios de las medidas de alivio del confinamiento. El objetivo, ha añadido, es que no sean tan intensos como para poner en tensión al sistema nacional de salud, y ha asegurado que “no hay que bajar la guardia". “Pero hay que ser conscientes de que rebrotes va a haber”, ha reiterado.

El presidente se ha referido también a la discusión sobre la división territorial que marcará qué zonas podrán ir avanzando y pasando a nuevas fases del plan de desescalada. Varias comunidades autónomas le han planteado que la división administrativa por provincias no es operativa. Sánchez ha asegurado que los expertos recomiendan las provincias, entre otros motivos porque la ciudadanía no conoce los límites de las áreas sanitarias a las que pertenecen, pero sí los de las provincias.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la ‘newsletter’ diaria sobre la pandemia


Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50