la crisis del coronavirus

Sánchez anuncia un fondo de 16.000 millones para ayudar a las comunidades autónomas

El presidente presiona a la oposición para que apoye el estado de alarma: “No hay plan B”

Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa de este sábado en La Moncloa. En vídeo, declaraciones de Sánchez este sábado durante una rueda de prensa.AFP | EPV

El Gobierno responde a las críticas de las autonomías con una decisión de impacto. El presidente, Pedro Sánchez, ha anunciado que, en línea de lo que reclamaban algunos presidentes autonómicos, se aprobará un fondo especial para la reconstrucción tras el coronavirus con 16.000 millones de euros para las autonomías. Es lo que España reclama en Europa y algunos presidentes pedían que se hiciera también en el nivel nacional. Sánchez ofrecerá los detalles mañana domingo a los dirigentes autonómicos en la conferencia de presidentes, pero ha dado algunas pistas en la rueda de prensa. “Será un fondo no reembolsable para que ninguna de las autonomías se quede atrás. Estamos haciendo la mayor movilización de fondos de nuestra historia democrática. Es el mayor cataclismo económico en un siglo. La senda de crecimiento que seguíamos se truncará y tendrá un impacto sobre el empleo. Podremos recuperar en dos años para terminar 2023 mejor de lo que estábamos a principios de año”, ha asegurado el presidente. 10.000 millones serán para compensar los gastos extraordinarios en Sanidad, otros 1.000 para gastos sociales provocados por la crisis y 5.000 más para fomentar la recuperación económica. Es exactamente lo que España reclama que se haga en la UE: un fondo de 1,5 billones con transferencias no reembolsables. Pero varios países, entre ellos Alemania, rechazan esa idea y apuestan por créditos reembolsables.

Sánchez ha cambiado claramente el tono en esta nueva comparecencia, sobre todo para contestar indirectamente a las críticas, para reivindicar su gestión y para pedir a la oposición que respalde la nueva ampliación de dos semanas del estado de alarma que el Gobierno llevará el miércoles al Congreso. “Hoy quiero dar un mensaje de esperanza. La enfermedad está siendo controlada en España. El estado de alarma funciona. El dolor continúa siendo insoportable, pero estamos recogiendo los frutos del sacrificio colectivo. Llegan algunos alivios colectivos, empezamos por los niños y ahora los adultos han podido pasear y hacer deporte. Ahora viene una etapa en la que recuperaremos poco a poco espacios. En esta transición es fundamental la responsabilidad personal. Ahora la clave serán miles de decisiones en el transporte, el ocio, la calle”. Sánchez ha anunciado además un cambio sobre las mascarillas. “A partir del lunes será obligatorio utilizar mascarillas en todo el transporte público. El lunes volveremos a repartir seis millones de mascarillas. Entregaremos otros siete millones a la FEMP para que la distribuyan”, ha sentenciado.

El presidente rechaza las críticas de que tiene poco diálogo. Ha recordado que el ministro de Sanidad ya ha tenido 23 reuniones con los consejeros autonómicos; él, 7 conferencias de presidentes y, sobre todo, ha recordado que podría proponer una ampliación del Estado de alarma mayor a 15 días ―el artículo 116 lo permite― pero ha decidido hacerlo cada dos semanas como forma de someterse al control del Congreso. Ante las críticas y las dudas sobre esa votación del miércoles expresadas por algunos aliados del Ejecutivo, Sánchez ha recordado no solo que el estado de alarma está siendo eficaz ―se ha pasado de un 35% de contagio a un 0,5%― sino que es una necesidad, “no un capricho del Gobierno español, ni del francés, ni del italiano, ni del portugués”.

Sánchez, muy criticado por hablar poco con los grupos políticos, asegura que llamará el lunes a los líderes de los partidos de la oposición y sostiene que lo ha hecho siempre antes de las prórrogas. Pablo Casado insiste en que se entera de todo por la prensa y se queja de la ausencia de diálogo con el presidente. Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos, ha contestado rápidamente en Twitter que hace 16 días que no habla con el presidente. Desde el PP también han criticado que el jefe del Gobierno presuma de diálogo. “En 43 días Sánchez nos ha llamado dos veces por teléfono (una de ellas tres minutos) y una videoconferencia. Nosotros hemos aprobado las medidas más drásticas de la historia de España. Sánchez miente otra vez”, ha señalado este partido.

Además, ha recordado el presidente, es un amparo para los trabajadores que gracias al estado de alarma pueden recibir ayudas, acogerse a ERTE, tener moratorias en el alquiler. “No hay plan B, el plan B es el estado de alarma, no hay alternativa”, ha insistido Sánchez para meter presión a la oposición, en especial el PP, que ha planteado la posibilidad de no apoyarlo. “¿Qué pasaría con los trabajadores que están en ERTE o los autónomos sin estado de alarma? Apelo a la responsabilidad de todos los actores políticos". Sánchez apunta así que si se rechazara el estado de alarma en el Congreso, haría responsable a la oposición de las consecuencias de no poder mantener el confinamiento porque no tendría instrumentos legales para hacerlo.

El presidente también ha hecho un guiño al PNV, un aliado con el que el Ejecutivo está hablando estos días para superar las distancias. “Estamos abiertos a cogobernar esta transición”, ha asegurado como gesto a los nacionalistas vascos. “Es cierto que el País Vasco, Cataluña y Galicia planteaban dudas. Pero el estado de alarma es el único instrumento constitucional que tenemos para restringir la movilidad. Sin estado de alarma los deportistas, por ejemplo, podrían salir a cualquier hora y cruzarse con personas de colectivos de riesgo”, ha insistido.

“A partir del lunes se podrá ir a recoger la comida al restaurante o a la cafetería pero tendrá que hacerse el pedido por teléfono o Internet. Muchos comercios podrán atender al público con una cita previa y con un único cliente dentro de la tienda por cada trabajador. Se levantan las restricciones para el deporte profesional, con entrenamientos individuales sin límite de tiempo. Los convivientes podrán ir en el mismo vehículo sin limitaciones", ha anunciado.

“Comenzamos la desescalada con incertidumbres enormes”, ha admitido. “Pero tenemos certezas sólidas de la capacidad de España de vencer al virus. Cortamos la expansión del virus con las medidas más duras de todo Occidente. Estamos atajando los contagios. Los hechos han desmentido los malos augurios de algunos. Es posible que en ocasiones nos equivoquemos. Pero hemos tomado y tomaremos decisiones que nunca nadie había tenido que tomar en nuestro país. Todo con el objetivo de salvar vidas. Nos hemos centrado en ganar al virus sin perder el tiempo en reproches”. El presidente ha rechazado todas las críticas e incluso ha reivindicado de nuevo, tras la polémica por los datos de la OCDE, que este organismo se vio obligado a corregir, que España está entre los países del mundo que más test hace. “Somos el quinto país, hemos hecho hasta ahora 1,1 millones de PCR”, ha asegurado.

Sánchez ha insistido en defender su gestión frente a las críticas y ha pedido de nuevo unidad. “Teníamos que decidir con apremio y coordinar a todas las administraciones en uno de los países más descentralizados del mundo. Hemos tratado de no polemizar, buscar la unidad y escuchar a todos. Los contagios no se evitan con polémicas, ningún enfermo se cura con insultos. Por eso no polemizaremos con otras instituciones. Por eso hicimos nuestras las reivindicaciones de algunas autonomías o de trabajadores autónomos, o del ámbito rural, o de las asociaciones de la prensa para cambiar el formato de las comparecencias”, ha insistido.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la ‘newsletter’ diaria sobre la pandemia

Más información

Lo más visto en...

Top 50