Criaturas emocionantes

M., mi vecinita, estuvo discutiendo con su madre sobre qué ponerse. Eligió su vestido favorito, con falda de vuelo, y allí salió ella con su patinete y su casco

Luis Grañena

A las nueve de la mañana me hallaba, legaña avizor, presta a sacar fotos de las primeras criaturas en libertad. Chasco. Nadie en la calle. Ni a las 10.00. Claro que el tiempo no acompañaba. Fue entonces cuando se me ocurrió enviarles un whatsapp a mis amigos con hijos, con una pregunta digna de Narciso Ibáñez Serrador: “¿Qué vas a hacer con los niños?”. Afortunadamente me contuve, que es algo que hago desde hace semanas, contenerme, mantenerme contenida de...

Más información