Tres semanas sin agua caliente por el estado de alarma

Los servicios técnicos pueden efectuar reparaciones de urgencia durante el confinamiento, pero algunas molestas averías quedan fuera de esta definición

Una mujer abre la nevera durante la noche.
Una mujer abre la nevera durante la noche.Carles Ribas

“Se me rompió la caldera justo al inicio del estado de alarma y no he logrado que vengan a arreglármela. Llevo tres semanas sin agua caliente. Un servicio técnico está intentando conseguir las piezas, pero en estos momentos en que está todo cerrado es muy difícil”, explica José Manuel Linares. El caso de este vecino de Madrid, complicado porque la caldera —de unos 15 años de antigüedad— es de Fagor, una marca que ya no se fabrica, ejemplifica los retrasos que se pueden sufrir si durante el confinamiento se estropea algún electrodoméstico. Los servicios técnicos de las principales marcas siguen funcionando para reparar las roturas urgentes, pero algunas molestas averías quedan fuera de esta definición. Las compañías telefónicas también pueden enviar un técnico si se queda sin Internet o teléfono.

Ni el Ministerio de Consumo ni las principales asociaciones de consumidores han detectado un aumento de quejas por falta de reparaciones esenciales en ese periodo (que se extenderá al menos hasta el próximo 26 de abril), aunque Facua advierte de un repunte de quejas sobre aerolíneas, hoteles, agencias de viaje y entradas de eventos cancelados.

“En este periodo, se reconocen como actividades esenciales las que presten servicio de reparación de averías urgentes. Los servicios técnicos pueden recoger y enviar los electrodomésticos o repararlos en los domicilios. Eso sí, solo están contempladas las averías urgentes, aquellas en las que el electrodoméstico esencial deja de funcionar, no las pequeñas reparaciones”, explica Enrique García, portavoz de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU).

La Asociación Nacional de Fabricantes e Importadores de Electrodomésticos (Anfel), que aglutina al 90% de las marcas de lavadoras, frigoríficos, vitrocerámicas y otros grandes electrodomésticos que se venden en España, confirma que las firmas asociadas —LG, Balay, Bosch, Fagor, Zanussi y otras 50 más— siguen realizando reparaciones urgentes a través de sus servicios técnicos. “Entrarían en esta categoría, por ejemplo, una fuga de agua en la lavadora, que se rompa un frigorífico o un friegaplatos, que deje de funcionar una vitrocerámica...”, explica Alberto Zapatero, director general de Anfel. Además, hay servicios técnicos generalistas que pueden reparar varias marcas. Zapatero alerta de que también proliferan los técnicos ilegales, que pueden desde no arreglar el problema hasta engañar a los consumidores, por lo que recomienda acudir a los servicios oficiales.

El problema está en qué se considera urgente. “Hace tres semanas el calentador de mi casa de Madrid empezó a soltar agua. Tengo contratado el mantenimiento con Repsol, pero me han dicho que como sigo teniendo agua caliente, no se considera una reparación de urgencia, así que no pueden repararlo hasta que acabe el confinamiento”, explica Victoria Rey. Mientras tanto, cada día tiene que vaciar un cubo de agua que se va llenando por las pérdidas del aparato.

Otro tanto le ha pasado a Pablo Müller, que vive con dos compañeros de piso en Vallecas. “Se nos rompió la puerta de la nevera una semana antes del confinamiento y la agencia inmobiliaria nos dijo que, como el electrodoméstico funciona, no es una emergencia. El problema es que si abres la puerta un poco de más se cae. Se nos ha caído ya como cuatro veces. Y seguimos esperando solución”, se queja.

La garantía de estos productos sigue en pie, por lo que se puede exigir a la empresa que lo repare o sustituya. La asociación de consumidores Facua ha pedido al Ministerio de Consumo “que se regule durante el estado de alarma la obligación de los vendedores y fabricantes" de “atender con urgencia toda solicitud de sustitución o reparación de aquellos bienes que puedan ser considerados como esenciales o necesarios para una vida digna y que atienden necesidades básicas y que, en todo caso, la opción siempre sea la más proporcional a la necesidad del consumidor (sustitución inmediata y no reparación, por ejemplo)”. Sin embargo, esta petición no ha sido todavía respondida por el departamento.

Se puede comprar por Internet

Otra posibilidad sería comprar un electrodoméstico nuevo. “Aunque las tiendas tienen que estar cerradas, no se ha prohibido la venta por Internet, con lo cual cualquier consumidor puede acudir a las marcas que mantienen servicio y comprar un nuevo producto”, señala el director de Anfel. Eso hizo Lidia Cossio el pasado domingo, cuando se le rompió la nevera en la casa que comparte con su pareja en Madrid. “Buscamos por Internet y el mismo día pedimos una nueva. Hemos estado tres días sin frigorífico, comiendo la carne y el pescado que se iba descongelando”, explica Cossio. “Trajeron la nevera el miércoles y se llevaron la antigua", añade.

En cuanto a la línea telefónica y la conexión a Internet, también se consideran servicios esenciales, por lo que las compañías pueden enviar un técnico cuando sea necesario. “La prioridad es que no se quede nadie desconectado, así que cuando hay una avería se puede enviar un router nuevo, pero si es necesario también se envía a un técnico debidamente equipado”, explica una portavoz de Movistar. El resto de proveedores de Internet y teléfono también pueden realizar estas reparaciones.

No es posible, en cambio, cambiarse de compañía en estos momentos. “La portabilidad de fibra y teléfono fijo está prohibida durante este periodo", dice Rubén Sánchez, portavoz de Facua. “Si te proponen dar de baja tu línea y hacerte un alta nueva para trampear la prohibición de la portabilidad, pueden estar incurriendo en fraude de ley. El decreto del estado de alarma pretende reducir la exposición y el riesgo para usuarios y trabajadores de las compañías de telecomunicaciones", añade. De hecho, Facua ha denunciado este lunes que MásMóvil, Yoigo y Pepephone (los tres de Grupo MásMóvil) burlan la prohibición de las portabilidades fijas ofertando nuevas altas. Un portavoz del grupo responde que la compañía “está cumpliendo escrupulosamente” la ley y que no están tramitando portabilidades de fijo. En cualquier caso, lo que sí está permitido es hacer la portabilidad que no requiera la instalación de un técnico, es decir, la de los teléfonos móviles. Además, el Gobierno ha congelado las tarifas durante este periodo.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Sobre la firma

Miguel Ángel Medina

Escribe sobre medio ambiente, movilidad -es un apasionado de la bicicleta-, consumo y urbanismo. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense, ha ganado los premios Pobre el que no cambia su mirada y Semana Española de la Movilidad Sostenible. Ha publicado el libro ‘Madrid, preguntas y respuestas. 75 historias para descubrir la capital’.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS