La crisis del coronavirus

España libra 17 batallas dispares contra el coronavirus

Las comunidades se organizan internamente sin coordinarse con el resto: ni se trasladan pacientes ni viaja personal de las menos afectadas a las que lidian con miles de contagios

Personal sanitario, en la UCI del Hospital La Paz de Madrid, el 30 de marzo. En vídeo, el Gobierno estudia trasladar pacientes entre comunidades. (FOTO: ANDREA COMAS | VÍDEO: ATLAS)

“No es que no queramos, es que no podemos”. Un alto cargo autonómico resume así la situación: las comunidades más desbordadas no están trasladando pacientes a las que aún aguantan el tipo. No ha habido conversaciones oficiales entre consejerías de Sanidad ni hay una directriz clara o una mediación del Gobierno que lo propicie, según confirman varias fuentes. Cada autonomía está haciendo la guerra al coronavirus desde sus propias trincheras. Y con sus propios soldados: los trasvases de personal entre los distintos servicios de salud son una maraña burocrática en la que, de momento, ninguna comunidad quiere empantanarse.

Sanidad anunció este lunes, a preguntas de los periodistas, que “estudia” trasladar pacientes ante la saturación de las UCI, sin mayor concreción. El ministro, Salvador Illa, dijo que “no se descarta nada”, pero que de momento no se ha coordinado el cambio de ubicación de pacientes o de personal, sino el de “equipos y suministros”. Hace más de dos semanas llegó a plantearse en las reuniones de coordinación del ministerio que se moviera material sanitario, como equipos de protección individual, de las regiones menos afectadas a las que empezaban a sufrir el incremento de contagios, como Madrid. Poco se ha avanzado desde entonces, salvo casos puntuales como el envío de respiradores de Galicia a la capital, que defendió Feijóo en el Parlamento gallego el pasado 26 de marzo, o la cesión de 200 camas a un hospital de la Comunidad de Madrid que hizo Castilla-La Mancha la semana pasada.

No es solo que la mayoría de autonomías ya no tengan margen para aceptar nuevos pacientes que se sumen a los suyos; las que podrían estar necesitándolo, como Madrid, no han pedido ayuda. Según los datos de ocupación de las UCI, en Madrid 1.460 personas han necesitado una de estas camas de cuidados intensivos. Esta comunidad tenía antes de empezar la crisis, en situación de normalidad, 641 puestos de críticos. Es decir, ha doblado, y va camino de triplicar, su dotación inicial. Un jefe de servicio de un hospital mediano de la región, que habla bajo condición de anonimato, prácticamente se echa a llorar al teléfono: “Estamos completamente saturados; la situación es de ahogo y denigrante para los pacientes”.

Esta fuente asegura que hay días en los que están en Urgencias y pendientes de cama entre 150 y 200 personas y que en la UCI ya no ingresa nadie porque no hay respiradores. “Estamos dejando morir a gente”, se desespera. “¿Dónde están las otras comunidades?”, se pregunta, y explica que la situación en la región de Madrid no es homogénea, que los grandes hospitales de la capital tienen más flexibilidad y más medios, pero que en los medianos de la periferia la situación es angustiosa. Confirma que no se hacen traslados fuera de Madrid, pero tampoco a otros hospitales. El sindicato de médicos Amyts se hizo eco este lunes de una carta firmada por varios jefes de UCI en la que pedían a la Comunidad de Madrid que les informara del número real de camas disponibles de UCI y “disponibilidad de traslado” a estas y a “otras comunidades autónomas”.

“Preocupa que los propios profesionales no dispongan de información oficial y contrastada del número real de camas disponibles y de disponibilidad de traslado”, asegura Amyts. Según esta organización, la capacidad de las UCI está “colapsada, sin que el hospital de campaña de Ifema suponga una realidad tangible desde el punto de vista de puestos de intensivos”. La Consejeria de Sanidad aseguró este lunes que estudia la propuesta del ministerio y que mientras tanto seguirá habilitando puestos de UCI. Afirma disponer ya de 1.745.

Respiradores retenidos en Turquía

Un portavoz del Gobierno de Castilla-La Mancha señaló que formalmente no ha habido ninguna petición para atender pacientes de otra comunidad. “Tenemos 344 enfermos en críticos con respiración asistida y 23 puestos libres. A día de hoy no podemos gestionar pacientes críticos de otras comunidades salvo que lleguen los 150 respiradores que tenemos comprados y parados en la aduana en Turquía”, asegura. Y añade que están atendiendo o tendrán que atender a muchos madrileños que salieron de la región camino de sus segundas residencias. 2.431 personas procedentes de Madrid han pedido al servicio de salud, Sescam, una tarjeta sanitaria de desplazado.

Castilla y León confirma que tampoco ha recibido ninguna petición de ayuda de otras comunidades y recuerda que está demandando profesionales sanitarios para cubrir las bajas que se producen por positivos de su personal, entre otras vías con un correo electrónico (voluntarioscovid19@saludcastillayleon.es). En su situación, con 2.540 hospitalizados por coronavirus (307 en la UCI), no creen que puedan ayudar a otros. “Si estamos buscando gente, los que estén disponibles seguirán en sus puestos”.

Andalucía, como Madrid, asegura que todavía no ha llegado a su límite, informa Eva Saiz. El consejero de Sanidad, Jesús Aguirre, dijo este lunes que si el Gobierno articula la propuesta de trasladar enfermos entre comunidades, la Junta “la valorará en tiempo y forma”, y destacó la solidaridad de esta región. “El 67% de los respiradores que se han enviado a la Comunidad de Madrid provienen de Andalucía”, recalcó.

Redistribución de recursos

La mayoría de médicos intensivistas consultados defiende que sería más práctico trasladar profesionales de las comunidades con menos necesidades a las más saturadas, en lugar de trasladar a los pacientes en estado crítico, con todos los medios y las precauciones que ello requiere. La Sociedad Española de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias (Semicyuc) hizo el fin de semana un llamamiento a la movilización de sus socios para que los que tengan menos carga de trabajo acudan a los centros más saturados. Los jefes de servicio están haciendo listas con personal del que podrían prescindir para enviarlo al ministerio y que redistribuya recursos. Sin embargo, fuentes de esta sociedad médica explican que eso no va a cambiar significativamente el panorama. “Las UCI ya estaban muy justas de personal, en ninguna sobra, y serán muy pocas las que puedan poner a médicos o enfermeras a disposición de otros centros”.

Además, esos cambios no son sencillos. Según indican fuentes del Consejo Nacional de Enfermería, los sanitarios que voluntariamente quieran acudir a otra comunidad no pueden hacerlo en vacaciones ni con días de permiso sin sueldo, ya que en esa situación su contratación por parte de otra Administración es incompatible. Es necesario pedir una comisión de servicio, que tiene que arbitrarse entre las dos autonomías afectadas, un proceso “poco ágil”, aseguran. Es lo que le sucedió a Carlos, un enfermero de Tenerife. “Trabajo en un centro de salud y pedí ir a Madrid para echar una mano, pero en la dirección de atención primaria me dijeron que en Canarias tampoco estamos sobrados de personal, y que si quería me podrían enviar a un hospital de la misma isla”, relata.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pincha aquí para suscribirte a la newsletter diaria sobre la pandemia


Más información

Lo más visto en...

Top 50