La crisis del coronavirus

La Generalitat valenciana multiplica los espacios para afrontar el pico de contagios

Puig anuncia la habilitación de hoteles para pacientes y profesionales sanitarios que se suman a los tres hospitales de campaña en marcha y a la reapertura de antiguos centros

Limpieza del antiguo hospital de la Fe donde se va a habilitar una zona para enfermos de Covid-19.
Limpieza del antiguo hospital de la Fe donde se va a habilitar una zona para enfermos de Covid-19.Mònica Torres

La Generalitat Valenciana está reforzando sus infraestructuras sanitarias ante el previsible aumento de contagios de Covid-19 en las próximas fechas. Aunque los expertos no quieren adelantar acontecimientos, hay coincidencia entre ellos y los responsables políticos en que el pico de positivos aún está por llegar. Entre el jueves y el viernes se registró el mayor número de muertes en un solo día, 17, lo que eleva la cifra global a 50 en la comunidad autónoma. También se incrementaron los casos positivos, en 258, un aumento que, si bien está lejos de la evolución en Madrid (con 9.000 positivos y 804 fallecidos) o Cataluña (4.203 y 122), sí refleja una curva ascendente.

Según el cómputo que dio ayer la consejera de Sanidad, Ana Barceló, hay un total de 1.363 contagios en la Comunidad Valenciana, 84 de los cuales están en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI). El número de enfermos críticos en España se disparó ayer en 471 pacientes hasta sumar los 1.612 de los 25.000 casos de Covid-19 en España, y alcanzar ya los 1.351 muertos. La situación empeora con el crecimiento en los contagios entre los profesionales de la sanidad que, en el caso de los valencianos, suman 264.

Por todo ello, la Generalitat está ampliando y reforzando las infraestructuras sanitarias para acoger al probable aluvión de pacientes que se avecina. El jueves, el presidente valenciano, Ximo Puig, anunció la instalación de tres hospitales de campaña con capacidad para 1.100 camas. Aunque reiteró que los recursos actuales eran suficientes hasta ese momento, sostuvo que es “preciso tener planificados todos los escenarios” para anticiparse “a las necesidades”. Ayer, añadió un acuerdo con el sector hotelero para poner a disposición del personal sanitario, público o privado, hoteles cercanos a los hospitales con el objeto de facilitar el descanso. A estos establecimientos ubicados en Valencia, Castellón, Alicante y Elche se sumarán otros en distintas ciudades, al margen de la red de hoteles que serán medicalizados para recibir a pacientes leves.

Los trabajos para la instalación de tres hospitales de campaña están avanzados para cumplir el calendario de ofrecer ya 500 camas en 15 días, según apuntó ayer la Consejería de Justicia. Al tener las competencias de Emergencias, ha sido la encargada de contratar a la empresa zaragozana Hispano Vema, proveedora del Ministerio de Defensa, de la OTAN y de otras fuerzas armadas. El presupuesto global asciende a 8,6 millones de euros y se divide en tres partidas: cuatro millones para la instalación y estructura de aluminio de las tiendas blancas climatizadas y para la adquisición de las camas; 3,4 millones de euros para material sanitario; y 1,2 millones para equipamientos de datos y comunicaciones.

Usos posteriores

Se instalarán junto a los hospitales de referencia de Valencia, Alicante y Castellón. Según la información proporcionada por la Generalitat, las tiendas de suelo de plástico fácil de desinfectar están conectadas entre sí mediante túneles para quedar completamente aisladas del exterior. Estos hospitales de campaña se pueden desmontar para un uso posterior en cualquier emergencia, inciden fuentes de la Generalitat.

El martes, Puig ya anunció que se ganarían 367 camas más con la habilitación de un ala de la antigua Fe, del centro sociosanitario de Bétera, del complejo Doctor Esquerdo de Alicante, de la residencia Fina Viudas de Torrevieja, del centro Mossen Cirilo de Alcoi y del centro de tecnificación deportiva de Vila-real. Entonces, cifró en 3.599 las camas libres en los centros hospitalarios de la red pública (2.774) y privada (825). En la última memoria de gestión de la Consejería de Sanidad de 2018, el parque de camas era de 10.218 repartidas entre los 34 hospitales públicos. La consejera de Sanidad, Ana Barceló, declinó ayer proporcionar el dato del número de camas en las UCI valencianas.

La ampliación de las infraestructuras corre pareja al llamamiento de urgencia para reforzar el sistema sanitario de los licenciados y graduados y de los profesionales jubilados de Medicina y Enfermería. Ayer ya se habían inscrito 1.263 profesionales en la bolsa abierta por la Consejería de Sanidad. Una respuesta positiva a una situación alarmante.

“En una UCI se vive con muchísima intensidad, al pie del cañón; tenemos que anticiparnos a los acontecimientos”, explica Marisa Blasco, presidenta de la Sociedad Valenciana de Medicina Intensiva. Es clave trasladar esa forma de actuar al combate contra el coronavirus. “Hay que estar preparados porque lo peor aún está por llegar, muy probablemente”, apunta. Blasco dice que la falta de material es un problema global: “El material está llegando y no hay que alarmar a la población”.

Las residencias de Torrent y Alcoi, en el foco

Las residencias de ancianos están en el ojo del huracán del coronavirus porque albergan a uno de los colectivos más vulnerables: las personas mayores de 70 años. En España, se han registrado más de 80 fallecimientos en estos centros. En la Comunidad Valenciana, donde se ofertan 26.700 plazas, hay una especial preocupación por la situación en las residencias de Santa Elena de Torrent (Valencia) y la Domus Vi de Alcoi (Alicante), que han sido intervenidas por la consejería de Sanidad. En la primera, la titular del departamento, Ana Barceló, señaló el viernes que había 64 ancianos con Covid-19, cinco de ellos en la UCI, además de 35 trabajadores contagiados. En Alcoi, que ahora depende del Departamento de Salud del Hospital Virgen de los Lirios, hay 72 residentes con síntomas, de los que 13 están ingresados y 15 trabajadores permanecen en cuarentena. Ayer, la consejera aplazó hasta mañana la respuesta sobre la situación de las residencias, en las que se han registrado fallecimientos, cuyo número total no ha trascendido. Ambas han sido reforzadas con personal sanitario.

José Maria Toro, presidente de Aerte, la patronal de las residencias privadas valencianas, considera injusto que se “criminalice a las residencias”, tras la apertura de investigación por parte de Fiscalía a un centro de Madrid en el que han fallecido 19 personas. Asegura el representante de 200 centros que son los primeros en colaborar con Sanidad a la que reclama material de seguridad (mascarillas, trajes, gafas) para los trabajadores, así como la realización del test de la Covid-19 a todos, residentes y empleados, cuando se detecte un positivo con el fin de atajar los contagios.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- El mapa del coronavirus: así crecen los casos día a día y país por país

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50