Crisis del coronavirus

El alcalde de Nueva York advierte de que podría decretar una cuarentena en las próximas 48 horas

La Gran Manzana roza los 1.400 infectados por coronavirus y se prepara para una “ola destructiva”. El gobernador del Estado, Andrew Cuomo, discrepa de la autoridad municipal

El Parque Central de Nueva York, el pasado lunes 15 de marzo.
El Parque Central de Nueva York, el pasado lunes 15 de marzo.JOHANNES EISELE / AFP

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, no se ahorró este martes las declaraciones crudas para anunciar a los 8,4 millones de neoyorquinos que se preparen para una posible cuarentena en las próximas 48 horas por la amenaza del coronavirus. “Nos estamos preparando para una ola destructiva, y está viniendo muy, muy rápido”, dijo en rueda de prensa. De Blasio señaló que no se había tomado aún ninguna decisión, pero que todos los habitantes debían “prepararse para la posibilidad de una orden de aislamiento". “Es una discusión que comenzamos hoy, y que tenemos en paralelo con el estado”, añadió.

De Blasio evitó usar el término inglés “quarantine” (cuarentena) y optó por el mismo utilizado en la orden decretada poco antes en la bahía de San Francisco, “shelter in place”, que equivaldría a “resguardarse en casa” y se asimila al estado de alarma en España. Sin embargo, el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, la descartó previa y posteriormente. Cuomo había asegurado por la mañana que esa medida no se planteaba en solitario, y que ninguna ciudad podía adoptarla unilateralmente. Por la tarde, volvió a rechazarla y abogó por bloquear zonas específicas. Ambos parecen mostrar en los últimos días cierta rivalidad en los anuncios sobre esta emergencia.

“Si no se ponen de acuerdo, quién sabe”, plantea preocupada Liwia Rosamond, residente en Brooklyn de 44 años. Profesora de un instituto privado, tanto ella como su marido y sus dos hijos, de 13 y 8 años, están ya concentrados en casa desde el pasado fin de semana. Aunque piensa que lo más lógico es decretar la cuarentena o “shelter in place”, dado que “el número de casos es aterrorizador”, todavía está saliendo a correr por su barrio, y plantea que lo hará hasta que las autoridades tomen la medida.

La página oficial del estado de Nueva York recoge la cifra 1.374 positivos en coronavirus hasta la una de la tarde de este martes, 730 en la ciudad, lo que supone incrementos de en torno al 40% con respecto al día anterior. Diversas fuentes elevan ese dato y, en todo caso, el alcalde ha anticipado que van a ser miles la próxima semana y consideró que no falta mucho para alcanzar los 10.000 solo en la ciudad. Cuomo ha insistido en descartar la cuarentena y apostar por contener o bloquear áreas específicas, de ser necesario. “Todo esto es sobre movilidad individual. No va a haber una regla de quédate-en-casa”, ha asegurado.

Más información

Lo más visto en...

Top 50