Coronavirus

Sanidad estudia suprimir clases y recomendar el teletrabajo en Torrejón y Vitoria

El ministerio sopesa aumentar medidas en los lugares con contagios con origen desconocido

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, comparece para informar sobre la evolución y seguimiento del coronavirus.FERNANDO ALVARADO (EFE) / VÍDEO: QUALITY

España es uno de los siete países del mundo que ha superado el centenar de casos de Covid-19. En un goteo constante, el lunes ha rebasado los 110, la gran mayoría de los cuales son importados o tienen un origen evidente. La preocupación de las autoridades sanitarias está centrada en cinco focos cuyas cadenas de transmisión no quedan del todo claras. Y, por sus características, se fija en dos: Torrejón de Ardoz (Madrid), con más de una docena de casos cuyo germen se ignora y otro en el País Vasco, con al menos cuatro trabajadores sanitarios infectados. Sanidad todavía maneja el escenario de contención de la epidemia, pero no descarta aplicar medidas más potentes en estos dos focos, que pasarían por restringir los actos multitudinarios, lo que podría incluir la supresión de clases escolares o el recomendar el teletrabajo, según ha apuntado este lunes Fernando Simón, director del centro de Alertas y Emergencias Sanitarias.

Otros tres países con más de un centenar de casos son Francia, Alemania e Italia, que suma más de 1.800 con una transmisión comunitaria (y descontrolada) relativamente extendida en Lombardía. Ante este panorama, el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) ha anunciado que el nivel de riesgo ha subido a “moderado alto” para los ciudadanos de la Unión Europea, informa Álvaro Sánchez. “En otras palabras, el virus continúa extendiéndose”, dijo la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, quien anunció la creación de un gabinete de crisis para responder al reto económico y sanitario que plantea la expansión de la enfermedad por el continente.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), mientras, ha llamado a los países a tomar acciones contundentes en función de su grado de afección. Su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha repasado el escenario internacional, con más de 3.000 muertos, presencia del virus en 62 países, tres de ellos con más de un millar de infectados; siete con más de 100; 38 con 10 casos o menos; 19 con solo uno y ocho de ellos que han reportado, pero llevan sin registrar un nuevo positivo más de dos semanas. Un ejemplo, en su opinión, de que la epidemia “se puede contener”. En cada uno de estos lugares hay tres escenarios posibles, lo que la OMS cataloga como las tres C: casos individuales, clusters (grupos en los que hay transmisiones) o comunidades, cuando el virus se expande sin control en grupos poblacionales más amplios.

Mapa de expansión y claves para entender el coronavirus de Wuhan

Qué es, cómo se transmite, cuál es la población más vulnerable y dimensiones del contagio en el mundo

En España el escenario es de momento el intermedio, pero hay un serio riesgo de cambiar de marco tanto en Torrejón, con dos focos, uno de ellos relacionado con un grupo religioso evangélico, como en el Vitoria. Ahí podría cambiar la fase de contención, que consiste en rastrear todas las infecciones y sus contactos para evitar su expansión, a la de mitigación, que conllevaría ampliar medidas. Simón ha explicado que en estos dos lugares concretos, “no en toda España, ni siquiera en todo Madrid ni todo el País Vasco”, están estudiando subir el nivel. “Si se pasa a otra fase o escenario, podría haber restricciones relacionadas con agrupamientos de personas, y pueden ser de cualquier edad o tipo. Pero medidas como estas tienen un gran impacto económico y social en los lugares donde se toman, así que hay que esperar al momento preciso: ni antes de que sea necesario ni tardar demasiado”, ha dicho Simón. Un ejemplo de estas restricciones sería suprimir las clases, “algo que supone un gran impacto porque los niños no tienen con quién quedarse”, ha subrayado el experto, quien también ha mencionado el teletrabajo como una posibilidad para estas zonas concretas. En cualquier caso, toda acción que se tome será consensuada con las comunidades autónomas implicadas.

Lo que ya se está haciendo en estos lugares es “aumentar la sensibilidad” del sistema de salud para detectar nuevos casos. Esto quiere decir que se hacen pruebas a personas que presentan síntomas sin, necesariamente, haber estado en zonas de riesgo o en contacto con afectados. “Es algo que conlleva recursos importantes y no se debe hacer en todos sitios”, ha añadido Simón.

Otro de los grupos de origen desconocido es el del paciente que se infectó en Málaga y fue detectado en Sevilla, aunque es el que menos preocupa, ya que la investigación ha arrojado mucha luz. Simón ha asegurado que, sin bajar la alarma, su equipo cree que este brote puede estar controlado. En Castilla-La Mancha hay un paciente del que se desconoce cómo pudo infectarse. Se encuentra en estado grave, así que la investigación es indirecta, puesto que no está en condiciones de ser entrevistado.

Otras restricciones que se están estudiando tienen que ver con los eventos deportivos. En concreto a los que implican a equipos en zonas de riesgo, especialmente del norte de Italia, que es la más próxima y con la que hay más intercambio. Pilar Aparicio, directora general de Salud Pública, ha participado el lunes en una charla en la que ha asegurado que el ministerio evalúa, junto con otros departamentos del Gobierno, si tiene sentido que partidos con equipos de estas zonas se celebren o si se deben aplicar medidas especiales.

Varios expertos han intervenido en la mesa redonda, en la que han recalcado que las acciones más importantes para la población general son la higiene de manos, usar pañuelos desechables, toser y estornudar en la zona interna del hombro y, en caso de presentar síntomas de enfermedad respiratoria, evitar aglomeraciones para no contagiar a otras personas. El uso de mascarilla para la población general no es necesario, ni siquiera útil, han apuntado. De hecho, ha generado escasez para quien realmente lo necesita y muchos hospitales las tienen guardadas bajo llave.


Más información

Lo más visto en...

Top 50