Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Weinstein llega a un principio de acuerdo para pagar 25 millones a una treintena de víctimas

El productor de cine garantiza que estará presente en el juicio por sus presuntos abusos sexuales pese a los problemas que sufre de espalda

Harvey Weinstein
El productor Harvey Weinstein al llegar la corte penal en Manhattan AFP

Harvey Weinstein y los ejecutivos de su desaparecido estudio de cine ultiman la negociación para zanjar las demandas que presentaron una treintena de actrices y antiguas empleadas que le acusaron de abusos sexuales. Las partes habrían llegado a un principio de acuerdo valorado en 25 millones de dólares. El pacto no requeriría, sin embargo, que el productor de Hollywood admita los hechos. El pago, que debe ser aprobado por un juez, lo haría su aseguradora.

El documento final que se presente ante el tribunal que supervisa la quiebra de Weinstein Company tendrá que ser firmado por todas las partes. Hace meses se especuló con que el acuerdo estaba cerrado, pero no prosperó por las objeciones presentadas por algunas de las demandantes que acusaron al productor de acoso sexual y a la compañía de encubrir la conducta. El pacto con las víctimas formaría parte de un acuerdo global valorado en 47 millones.

De los 25 millones, el diario The New York Times detalla que 6,2 se repartirían entre 18 víctimas. El resto cubrir una demanda colectiva y otra presentada por la Fiscalía General de Nueva York. El pacto permitiría además que se pudieran sumar otras demandantes en el futuro. La mitad del desembolso, en cualquier caso, iría destinado a cubrir los costes legales. El litigo civil va en paralelo al proceso penal en Manhattan.

El productor de cine garantizó este miércoles al juez durante la vista en la que se modificaron las condiciones de la fianza que los problemas de salud no le impedirán estar presente el próximo 6 de enero en el juicio por agredir sexualmente a dos mujeres. Weinstein optó por cambiar el pago en efectivo que hizo de un millón de dólares tras su arresto por una garantía de dos millones integrada por diversos activos.

Weinstein entró a la sala utilizando un andador y notificó al juez que tendrá que someterse a una operación esta semana para aliviarle el dolor de espalda. Los abogados del acusado trataron de convencer al juez Burker de que no era necesario aumentar la fianza. La Fiscalía aprovechó un cambio en el sistema penal para solicitar que la fianza se elevara a un pago en efectivo de cinco millones. Era una de las tres opciones que se le plantearon.

La Fiscalía expuso el viernes para justificar el incremento que en menos de dos meses el productor violó más de medio centenar de veces las condiciones de la fianza. Así, argumento, trató de impedir que se supiera donde estaba. La defensa insistió este miércoles que se debió a problemas técnicos con el dispositivo de localización electrónica. “No tiene ninguna intención de fugarse”, aseguró el letrado, “nadie más que Weinstein en esta corte quiere que empiece el juicio”.

Weinstein se enfrenta a cargos por haber violado a una mujer en una habitación de hotel en Manhattan en 2013 y por haber forzado a otra a realizar un acto sexual en 2006, por los que podría ir a prisión de por vida si el jurado le considera culpable. El acusado mantiene su inocencia y sus abogados utilizarán el juicio para demostrar que las relaciones sexuales fueron consentidas. Los abogados insisten que la Fiscalía debe demostrar su culpabilidad.

La intervención quirúrgica no impedirá que se inicie el juicio el próximo 6 de enero, insistió el propio Weinstein ante el juez. Un día después se seleccionará el jurado. La defensa solicitó que se celebrara fuera del distrito de Manhattan, en otro juzgado en el Estado de Nueva York, para garantizar que el acusado tenga un proceso justo. Las denuncias de más de 70 mujeres contra los abusos de Weinstein detonaron el movimiento MeToo.

Las acusaciones y el posterior procedimiento contra el productor generaron una atención sin precedentes y el equipo legal que representa al acusado aprovechó las vistas para exponer ante el juez que Weinstein ya estaba siendo objeto de un juicio público por la cobertura mediática del caso. Eso, insisten, dificultará la selección del jurado. Se espera que el juicio dure dos meses y  que la fiscalía llame como testigo a la actriz Anabella Sciorra, una de sus víctimas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información