Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España es el sexto país más feliz de la UE; Bélgica, Austria, Holanda y Finlandia, los primeros

Letonia, Bulgaria y Croacia están a la cola en ciudadanos dichosos, según el informe estadístico de Eurostat

europa
Turistas en el mercado de la Boqueria de Barcelona.

Declararse feliz no es lo mismo que ser feliz, pero en el complejo afán de medir el estado de ánimo de los europeos, Eurostat ha publicado este jueves una estadística en la que se clasifica a los países más felices de la UE según las respuestas de sus ciudadanos a una pregunta: ¿con qué frecuencia se siente feliz? Belgas, holandeses, austriacos y finlandeses encabezan el ranking conjuntamente: el 76% de los consultados en esos países afirman haberse sentido dichosos "todo o la mayor parte del tiempo", durante las últimas cuatro semanas. Les siguen de cerca Luxemburgo (74%), y España (72%). Si se mira a los extremos y se toma solo a aquellos que dicen ser felices "todo el tiempo", España está a la cabeza con un 29% de los sondeados. Casi el mismo porcentaje de los letones (28%) afirman no serlo "nunca o casi nunca".

Poner cifras a un sentimiento tan subjetivo no es sencillo, y las abismales diferencias entre estudios indican que su fiabilidad es limitada. Factores como la sinceridad, las mayores o menores expectativas, el tamaño de la muestra o simplemente el mejor o peor humor del entrevistado ese día, pueden influir a la hora de manifestar sentirse afortunados. Si las contestaciones a la encuesta, realizada en 2018, —antes de que la inestabilidad política se acentuase— tiene su reflejo en la realidad, cuestiones como el clima o la riqueza no serían del todo determinantes. España, el país con mayor esperanza de vida de la UE pero también el segundo con mayores tasas de desempleo, es el único de los Estados del sur que supera la media comunitaria de ciudadanos felices —el 62%—. Aunque los países del Norte y centro de Europa, donde el PIB y la renta per cápita suelen ser mayores, lideran la tabla, franceses, alemanes o suecos, con economías más avanzadas, están por detrás de polacos y españoles.

Si se viaja a la cola de la clasificación sí aparece una mayor correlación entre finanzas y felicidad. En Letonia, Bulgaria, Croacia, Lituania, Rumanía y Grecia menos de la mitad de los ciudadanos interpelados al respecto pregonaban sentirse felices.

En paralelo a la estadística, Eurostat ha evaluado también otros baremos de calidad de vida, esta vez pidiendo a los ciudadanos que le pusieran nota de 0 a 10 puntos. A la pregunta ¿cómo de satisfecho estás con tu vida?, son los finlandeses (8,1), austriacos (8,0), daneses, polacos y suecos (7,8), los que ponen una puntuación más elevada al nivel de agrado con su situación actual. Búlgaros, croatas, griegos y lituanos están a la cola y no llegan al 6,5. Los españoles ponen la misma calificación que la media comunitaria 7,3 puntos, cuatro décimas más que en 2013, la última que vez que se hizo el estudio. En el conjunto de los europeos esa nota ha subido tres décimas en los últimos cinco años.

Ninguno de los parámetros expuestos por Eurostat va a la baja. La satisfacción con la situación financiera mejora cinco décimas para situarse en 6,5 puntos, y los europeos ponen a sus relaciones personales un 7,9, una décima más que en 2013. Los españoles están menos satisfechos con su situación financiera que sus socios europeos (6,3), pero valoran más alto su vida social (8,2).

Los intentos por establecer una clasificación de felicidad según el país donde se vive no son exclusivos de Eurostat. Y sus resultados son dispares. La Red de Soluciones para un Desarrollo Sostenible –un organismo de investigación multidisciplinar vinculado a la ONU– publica cada año una lista que no se basa en las opiniones de sus ciudadanos, sino en variables como el producto interior bruto, las ayudas sociales, la esperanza de vida, la libertad, la percepción de la generosidad o la corrupción y la calidad de vida de los inmigrantes. En su edición de 2019, España ocupa el puesto número 30, y los países nórdicos copan el podio: Finlandia, Dinamarca y Noruega son primera, segunda y tercera. Otro informe, este de Ipsos en 28 países, arrojaba unas conclusiones muy diferentes para España: solo un 46% de los adultos encuestados afirmaban sentirse felices.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información