Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Sí, soy quien ha matado a María del Pilar”

El presunto asesino de la cirujana se identificó ante los agentes que le detuvieron. Se había cortado el pelo y dejado perilla

Tomás J., asesino confeso de María del Pilar C. P.

“Sí, soy yo la persona que ha matado a Maria del Pilar”. Eso fue lo que Tomás J. dijo a los policías cuando fue detenido en la tarde del lunes en el barrio madrileño de Carabanchel, acusado de asesinar a cuchilladas y golpes a su pareja, una cirujana de 48 años. Lo encontraron caminando por la calle tranquilamente, en ningún momento puso resistencia al arresto y cuando los agentes lo identificaron confirmó su identidad.

Tomás J., vecino de Ibi (Alicante) tenía una relación con la mujer, cirujana del Hospital de la Princesa. Había enviado fotos del cuerpo de María del Pilar C. P. a un amigo a quien pidió ayuda para deshacerse del cadáver. La víctima figuraba en el Sistema de Seguimiento Integral de casos de Violencia de Género, después de que la policía detectara de manera fortuita, mientras patrullaba, cómo un hombre la agredía en plena calle. Ella no quiso denunciar. Tampoco pidió una orden de protección.

Los agentes de Homicidios habían recorrido todos los albergues y zonas donde se podía haber escondido el supuesto autor del asesinato en Madrid. Según fuentes policiales, recibieron numerosas alertas, después de que se difundiera la imagen en algunos medios de comunicación. Incluso vigilaron un autobús con destino a Talavera de la Reina tras recibir una información que aseguraba que el sospechoso se había subido a él. 

Una llamada de un vecino al 091 diciendo que había visto a una persona con un aspecto muy parecido al del presunto asesino dirigió a un coche patrulla de la comisaría de Carabanchel a la zona. El vehículo estuvo dando vueltas más de una hora hasta que lo localizó. El detenido había cambiado un poco su aspecto, se había afeitado la barba, se había dejado perilla y se había cortado un poco el pelo.

María del Pilar había comenzado los trámites de separación recientemente de su marido, anestesista del mismo hospital en el que ella trabajaba, con el que tenía un hijo menor de edad. La exmujer de Tomás J. también denunció ese mismo día en la comisaría de Alicante amenazas de su exmarido mediante mensajes de WhatsApp. Los policías intentaron localizarle a través del teléfono móvil y pasados tres días le han encontrado en el barrio madrileño. El detenido se encontraba bastante agitado tras su detención, según fuentes policiales. Se prevé que le tomen declaración ese martes.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información