Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primer caso de ébola en la ciudad congoleña de Goma, con más de un millón de habitantes

La víctima es un pastor evangelista que viajó en autobús desde una zona afectada por la epidemia, que ya ha causado 1.600 muertos en el país

ebola
Un trabajador de la OMS desinfecta una casa en la que se registraron casos de ébola en Mabalako, en el este del Congo. AP

“Precaución. Lávense las manos. Protéjanse del ébola”. El megáfono ronco repite en bucle esta alerta en swahili, al lado de cuatro cubos con agua para que las personas se laven las manos y se desinfecten. En el control de carretera de Kibati, los militares y los guardas forestales patrullan entre la cola de gente que espera a cruzar tras lavarse las manos bajo los grifos. Este es el punto por donde, este fin de semana y en autobús, ha entrado el ébola en la gran ciudad de Goma, al este de República Democrática del Congo. El "paciente cero" es un pastor evangelista que viajó desde una zona afectada por la epidemia, que ya ha causado 1.600 muertos en el país.

La urbe, de más de un millón de personas, es el gran pulmón de la provincia, un desordenado punto neurálgico donde confluyen las rutas que van al interior de la provincia, el tráfico portuario del lago Kivu y el cruce fronterizo hacia Ruanda. El frenético movimiento de mercancías y de personas (con miles de refugiados viviendo a las afueras de la ciudad), el poco control y el desorden de la ciudad han disparado todas las alarmas.

El riesgo de que la velocidad de propagación aumente, es grande. El ministerio de Salud de la República Democrática del Congo ha confirmado ya el primer caso de ébola en esta zona del país, el pastor que viajó de Butembo a Goma. El domingo, tras presentar los primeros síntomas, se dirigió a una clínica. Ahora ha sido trasladado y está siendo atendido en un centro sanitario especializado que  ya estaba preparado porque, según la Organización Mundial de la Salud, se temía que la enfermedad pudiese llegar a esta parte del país.

En la ciudad de Goma la noticia ha circulado rápido y hay inquietud. “¿Pero, está confirmado o son rumores?” le pregunta un ciudadano a otro en Kibati. “Sí, ya es seguro, el virus está en la ciudad, lo he escuchado en la radio”, le contestan. Las autoridades ya han localizado al conductor del autobús que llevó al pastor y buscan ahora a los 18 pasajeros que hicieron con él el trayecto, para hacer los controles y evitar perderle la pista al contagio.

"Debido a la velocidad con la que el paciente fue identificado y puesto en aislamiento, así como a la identificación de todos los pasajeros del autobús de Butembo, el riesgo de propagación al resto de la ciudad de Goma permanece bajo", señaló el ministro de Sanidad, Oly Ilunga Kalenga. La epidemia es la segunda más grave de la historia reciente de África. Hasta el momento ha matado a más de 1.600 personas y afectado a casi 2.500.

Goma lleva preparándose desde hace meses para la llegada del ébola, con la colocación de estaciones para lavarse las manos y medidas adicionales de higiene entre los funcionarios y trabajadores del sector servicios. Sin embargo, en las zonas rurales, el virus ha sido más difícil de contener por la acción de grupos armados y la desconfianza de los tradicionalistas en los cooperantes y médicos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información