“Las necesidades de la atención primaria en recursos humanos son tremendas”

Médicos de familia y pediatras de toda Galicia hacen huelga y se declaran insatisfechos con las mejoras “circunstanciales” que les promete la Xunta

Manifestación de médicos de atención primaria este lunes por las calles de Santiago.
Manifestación de médicos de atención primaria este lunes por las calles de Santiago.ÓSCAR CORRAL

Médicos de atención primaria de toda Galicia han ido este miércoles a la huelga para exigir el fin de la enorme sobrecarga de trabajo que los recortes presupuestarios de la crisis les han dejado. La protesta, en virtud de los datos aportados por los convocantes, ha sido secundada con diferente intensidad según el área sanitaria, con un seguimiento de un 50% en Santiago, de casi un 95% en Vigo y de entre el 84% y el 100% en A Coruña. El Servizo Galego de Saúde (Sergas), por contra, reduce la media de todos los ambulatorios gallegos a poco más del 20%.

Más información
La huelga de médicos de Vigo reaviva las protestas sanitarias en Galicia
Sanidad al límite en la tierra de Matusalén

Esta movilización, apoyada por el sindicato médico CESM pero en la que no se ha implicado la plataforma SOS Sanidade Pública por no afectar a todos los profesionales del sistema público de salud, se produce tras la masiva huelga de médicos de familia y pediatras que vivió la comarca de Vigo el pasado mayo. Los centros de salud del sur de Pontevedra se han convertido en el epicentro de las protestas contra la política sanitaria del Gobierno del popular Alberto Núñez Feijóo. El malestar acumulado durante años entre los facultativos estalló en esta área con la dimisión de una veintena de jefes de servicio, una sacudida que logró arrancarle incluso a la Xunta un plan de mejora de la atención primaria.

El Sergas asegura que “cerca del 70% de las medidas a corto plazo” de ese Plan Galego de Atención Primaria 2019-2021 que elaboró para intentar mitigar las protestas “están ya funcionando o comenzaron su implantación”. Y para sustentar su afirmación cita la convocatoria de la Oferta Pública de Empleo (OPE) de 2019 con 528 plazas en las categorías específicas de los centros de salud de un total de 1.492 puestos y la dotación de cara a los próximos años de 331 nuevas plazas (80 de médicos de familia, 20 de pediatras y 130 de enfermería), 52 de ellas para este año. El plan recoge en total 200 acciones y cuenta con 102 millones de euros de presupuesto para gastar en un periodo de tres años (80 de ellos para obras y equipamientos).

"Son plazas y presupuesto claramente insuficientes”, responde Ana Arceo, portavoz de la Asamblea de Áreas Sanitarias de Galicia (AAS), organización convocante de la huelga. Arceo aporta un dato: la OPE a la que se refiere la Xunta se traducirá en 12 médicos de familia más para el año que viene en toda Galicia, cuando está previsto que se jubilen un centenar de facultativos. “La realidad es que entre reuniones y planes todo se alarga y sobre la mesa no hay compromisos en firme”, añade Arceo, que resalta que “las necesidades en recursos humanos de la atención primaria son tremendas” tras una década de tijera presupuestaria.

Los médicos movilizados reclaman que el Sergas dedique al menos un 25% de su presupuesto a la atención primaria, un porcentaje que ahora ronda el 13%. Las mejoras anunciadas por el Gobierno gallego son “circunstanciales”, critican, “no estructurales”.

Mientras otros compañeros se concentraban a las puertas de los ambulatorios, más de 300 facultativos han recorrido este lunes con sus batas blancas las calles de Santiago para reclamar este aumento de recursos que les permita dedicar al menos diez minutos a cada paciente. La marcha ha partido de la sede del Gobierno gallego en San Caetano y ha terminado ante el edificio del Sergas donde tiene su despacho el consejero de Sanidade, el médico Jesús Vázquez Almuiña, a quien exigen la dimisión. “Desempeñamos nuestro trabajo diario en condiciones que está muy por debajo de los estándares deseables”, afirman en el manifiesto leído durante la protesta. “Y a diario vivimos situaciones que cada vez son más frecuentes, demasiado frecuentes, que producen angustia y preocupación a nuestros pacientes y a nosotros, impotencia”.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS