Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Sergas contrata a médicos sin la especialidad reconocida para cubrir bajas en centros de salud

El sindicato médico carga contra la medida y la Xunta alega que lo hace en "casos excepcionales" por la falta de facultativos

Médico de familia en un centro de salud de Vigo.
Médico de familia en un centro de salud de Vigo.

La Xunta de Galicia ha recurrido a la contratación en centros de salud del área sanitaria de Santiago de facultativos que no cuentan con el título de la especialidad para ejercer como médicos de familia y pediatras. El Servizo Galego de Saúde (Sergas) alega que son “casos excepcionales”, “en momentos muy puntuales” y para “guardias y sustituciones”, “siempre y cuando no había otra opción” y “con el fin de garantizar que la población no quedara desatendida”. El sindicato médico CESM-Galicia sospecha que el Sergas está incurriendo en esta práctica en otras zonas de Galicia además de Santiago y sostiene que es una práctica "ilegal", por lo que exige al Sergas que la suspenda o no descarta recurrir a los tribunales.

La legislación española establece que para poder ejercer en la sanidad pública es obligatorio, además de ser licenciado en Medicina, contar con un título de especialista, que se obtiene después de obtener el MIR tras cuatro o cinco años de formación en los hospitales. La norma contempla que en circunstancias “extraordinarias” se puede contratar sin ese título para no dejar de prestar el servicio, pero los sindicatos sanitarios denuncian que la Administración usa ese resquicio para fichar ilegalmente a licenciados sin MIR y facultativos extracomunitarios sin título homologado.

En Galicia no hay muchos precedentes a las contrataciones reconocidas por la Xunta a este periódico después de que el CESM-Galicia realizase una denuncia pública. "Defendemos a los pacientes y a los facultativos", afirma el vicepresidente del sindicato, Emilio Armada, quien recuerda que el Gobierno de Castilla y León acaba de dar marcha atrás a un plan de contratación de médicos sin MIR para paliar el déficit de facultativos. La central advierte de que "la falta de profesionales, aunque sea con carácter excepcional, no puede justificar que se prescinda del título de especialista, ya que además de ser ilegal supondría una temeridad y una imprudencia con el consiguiente riesgo para la ciudadanía". El Sergas, por su parte, asegura que "defiende de forma clara e inequívoca el sistema MIR".

Tras varias quejas de sus afiliados, el sindicato envió el pasado 30 de enero una carta a los responsables de la gerencia del área sanitaria de Santiago denunciando el caso de al menos cinco facultativos que estarían ejerciendo en diversos centros de salud como médicos de familia o pediatras sin contar con el título de especialista o sin la homologación correspondiente. La central pedía a la Xunta que realizara las indagaciones necesarias y “tomara medidas urgentes para acabar con estas irregularidades” que,según sostienen en un comunicado, “suponen una ilegalidad” y “conllevan un riesgo para la ciudadanía”. Sin embargo, sus demandas fueron respondidas con el silencio, señalan desde la organización.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >