Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno defiende la eficacia contra la contaminación de Madrid Central

El Ministerio de Transición Ecológica advierte de que Bruselas está vigilando "estrechamente" el cumplimiento de las medidas contra la polución

Señalización de Madrid Central en la calzada de la Gran Vía.
Señalización de Madrid Central en la calzada de la Gran Vía.

El Ministerio para la Transición Ecológica ha salido en defensa del plan contra la contaminación del Ayuntamiento de Madrid, conocido como Madrid Central y que está en cuestión tras perder la izquierda las elecciones municipales. Según el ministerio, aunque es pronto "para asegurar su eficacia", las medidas adoptadas por el equipo de Manuela Carmena para restringir la entrada de vehículos contaminantes al distrito centro de la capital, "se sitúan en la senda para alcanzar los objetivos exigidos por la legislación europea". Y recuerda que España está bajo supervisión de la Comisión Europea por los incumplimientos de la directiva de calidad del aire, que está vigilando "estrechamente" las medidas que se aplican para combatir este problema.

El ministerio ha difundido este miércoles el avance del Informe de Evaluación de la Calidad del Aire en España, que el Gobierno está obligado a enviar cada año a la Comisión Europea. Los datos difundidos por el departamento de Teresa Ribera apuntan a una "ligera mejoría de todos los contaminantes" que se deben analizar, aunque el Gobierno reconoce que España sigue incumpliendo la directiva de calidad del aire, vigente desde 2010. Y lo hace en los tres principales contaminantes: el dióxido de nitrógeno (NO2), las partículas (PM10) y el ozono (O3).

Aunque el ministerio sostiene en un comunicado que es "pronto para hacer una valoración", apunta a que "los datos indican una tendencia que hace pensar que las medidas puestas en marcha por algunas Administraciones, como la creación de una zona de bajas emisiones en Madrid o el impulso al transporte público y la electrificación, están empezando a tener una incidencia positiva en la mejora de la calidad del aire". Este departamento también señala como factor positivo las "condiciones meteorológicas favorables, pues 2018 fue un año especialmente lluvioso".

Este respaldo del ministerio llega en un momento en el que el plan contra la contaminación implantado por Manuela Carmena el pasado mandato está en cuestión. José Luis Martínez-Almeida (PP), quien parece que tiene más posibilidades de ser el próximo alcalde de la capital, sostuvo durante la campaña que su primera medida sería "revertir" esta norma. Ecologistas en Acción, que sostiene que el plan de Madrid Central está siendo eficaz contra la contaminación, ha advertido de que llevará al Ayuntamiento ante la justicia si se revierte el plan. 

El ministerio ha recordado precisamente este miércoles que España tiene abierto un dictamen motivado abierto por la Comisión, "que podría derivar en un procedimiento sancionador por parte del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE)". Hace un año, la Comisión Europea se reunió con nueve países de la UE que incumplen la directiva de 2010 de calidad de aire, entre ellos España. Y decidió llevar a ocho de ellos ante la justicia. En el caso de España los problemas se centraban en Madrid y Barcelona por el incumplimiento de los límites de dióxido de nitrógeno. Pero España se libró de la denuncia porque los planes de los Consistorios de Madrid y Barcelona y el resto de Administraciones, harán que finalmente se cumpla con la directiva "si se aplican totalmente y de forma inmediata", dijo el comisario europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella. Y la ministra Teresa Ribera, en una entrevista en RNE la semana pasada, defendió Madrid Central y aseguró que el debate sobre su supresión surge de "la ignorancia total en materia de calidad del aire e impacto de la salud de los ciudadanos".

Pese a todo, el ministerio ha admitido este miércoles que persisten los incumplimientos. Por ejemplo, en el caso del valor límite anual del dióxido de nitrógeno los incumplimientos de la directiva europea se produjeron en cinco zonas: Madrid, el Corredor del Henares, el área metropolitana de Barcelona y Granada. En Madrid y Barcelona, los incumplimientos son continuados desde 2010. 

En el caso de las partículas contaminantes PM10 el pasado año se superó el valor límite diario (50 microgramos por metro cúbico) en Villanueva del Arzobispo (Jaén). En cuanto al ozono troposférico, "el avance muestra que en 2018 se siguieron registrando niveles elevados en zonas suburbanas o rurales, debido en gran medida a la alta insolación y a la emisión de sus precursores", vinculados también al tráfico como el resto de contaminantes. En total, se produjeron 34 incumplimientos de los límites en 2018, dos menos que el pasado año, según los datos difundidos por el ministerio.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >