Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OCU pide la retirada de dos cremas solares infantiles porque no protegen en la medida en que se publicitan

Los productos, de Isdin y Babaria, anuncian un factor de protección solar del 50, pero solo proporcionan el 15 y el 30, respectivamente, según la organización

Una madre echa crema solar a su hija.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha pedido este jueves la retirada del mercado de dos cremas solares, Isdin Fotoprotector Pediatrics Transparent Spray SPF 50+ y Babaria Infantil Spray Protector SPF 50+, porque su protección frente a los rayos solares no es de factor 50 como publicitan. Según la OCU, el producto de Isdin debería marcar un 15 y el de Babaria, un 30.

La OCU ha mandado a un laboratorio en el extranjero, del que guardan confidencialidad, como acostumbran, 17 cremas solares compradas en España en varios formatos. En el caso de Babaria,. dicen, la protección "está cercana al 50, pero no llega, por tanto, debería bajar al escalón inmediatamente inferior, el 30", dice Enrique García, uno de los portavoces de la organización de consumidores. 

Lo que significan los números de la crema solar

Los números que aparecen en los botes de crema protectora del sol, 15, 30 y 50, no indican una menor o mayor protección ante la radiación solar, sino que marcan el tiempo de exposición al sol sin quemarse. De modo que uno tiene que evaluar antes a qué fototipo pertenece. Si decide que el suyo es el mediterráneo, piel oscura, ojos oscuros, morenos de siempre, y que no se queman bajo el sol hasta que no han transcurrido 10 minutos, por ejemplo, pues el factor de protección 15 multiplicará por 15 ese tiempo sin quemarse, o sea, 150 minutos; el 30 multiplica por 30 y el 50 por 50. “Pero esto está calculado en laboratorio, es decir, siempre que se cubra cada centímetro cuadrado de piel con dos miligramos de crema; como eso no suele ocurrir nunca, la protección disminuye en todos los casos”, explica la dermatóloga María Victoria de Gálvez. Quizá por eso la recomendación siempre es la misma: generosidad al untar la crema y que se repita a menudo. No obstante, De Gálvez, que pertenece al grupo de Fotobiología de la Academia Española de Dermatología y Venerología, alerta de las terribles consecuencias de los cánceres de piel, melanomas y no melanomas, cuyo riesgo se incrementa con las exposiciones al sol toda la vida o con exposiciones muy intensas en momentos puntuales, sobre todo en la infancia y la adolescencia. Los quemazos en verano a esas edades pueden tener consecuencias nefastas. Y recomienda evitar, directamente las horas centrales del día, entre las 12 del mediodía  y las cuatro de la tarde. No hay que olvidar que las dos de la tarde en España equivalen a las 12 en otros husos horarios y el sol está cenital, explica De Gálvez. Si se cumplen estos requisitos, “no hay que tener miedo y pensar que el sol tiene una cara muy positiva y necesaria”.

La autoridad competente para retirar o no estas cremas es la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, aunque estos protectores solares se consideran cosméticos. Fuentes del ministerio afirman que han pedido a la OCU más datos porque consideran que su informe está incompleto. Además, verificarán los estudios que en su momento depositaron las empresas en esta agencia cuando sacaron a la venta un producto, para evaluarlos con detalle.

La compañía Isdin se defiende en un comunicado en el que asegura que sus productos tienen el factor de protección solar que se indica en el envase y cita dos estudios independientes de distintos laboratorios efectuados en 2015 y 2017 y otros dos que garantizan la protección contra los rayos UVA. No quieren mencionar el nombre de dichas empresas. "A pesar de que Isdin ha hecho llegar a la OCU estos estudios, no han sido tenidos en cuenta en ningún momento por la entidad", critican. Reprochan también a la organización de consumidores que "no han facilitado una copia del estudio" en cuestión por lo que la compañía "no ha podido verificar ni la metodología, ni la ejecución, ni la coherencia de los resultados" publicados.

Isdin sostiene también que, desde el lanzamiento del producto en 2015, no han recibido ninguna reclamación de los consumidores que pudiera indicar que la crema no respondía a sus características.

La otra firma afectada por el informe de la OCU, Babaria (Berioska), muestra su  total disconformidad con el informe, "que en absoluto se corresponde con la realidad", dicen. Los productos de su empresa, sostienen "están sometidos a exigentes controles de calidad y seguridad".

También ha emitido un comunicado Stanpa, la Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética, en el que quita toda credibilidad al informe publicado y le reprochan la falta de transparencia. Recuerdan también que la Unión Europea "dispone de una de las legislaciones más restrictivas en términos de cumplimiento y seguridad para el sector cosmético". Añaden que dichos productos "están sujetos a estrictas evaluaciones de seguridad"

La OCU suele hacer esta campaña sobre productos solares al inicio de cada verano. Este año se han detenido especialmente en las presentaciones de indicación pediátrica. "Este año se ha hecho en colaboración con varios países, donde también se comercializan estas cremas", dice Enrique García. ¿Es un error, un fraude, un engaño? "No entramos a valorar esos extremos, simplemente constatamos información de laboratorio y somos muy conscientes de cómo puede afectar a las empresas que se citan, por eso siempre nos aseguramos de que nuestra información es veraz, objetiva e independiente", añade García.

La organización recuerda que hay muchos productos, y de distintos precios, que cumplen lo anunciado. La crema Garnier Delial Sensitive Advanced Bruma Antiarena es la que obtuvo mejor puntuación en su análisis, mientras que Cien Sun Spray Solar Infantil de Lidl demostró ser óptima en relación calidad precio.

La OCU ha insistido en que no es necesario adquirir los productos más caros para una protección adecuada y ha recordado que las cremas solares han de aplicarse cada dos horas y de manera generosa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información