Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colectivos feministas exigen a los partidos reformas legales para poner fin a los vientres de alquiler

El documento presentado por varias asociaciones feministas contempla 22 medidas como la creación de un catálogo de sanciones

Manifestación en la puerta del hotel Weare Chamartín de Madrid en contra de  una feria de agencias de gestación subrogada.
Manifestación en la puerta del hotel Weare Chamartín de Madrid en contra de una feria de agencias de gestación subrogada.

Tres colectivos feministas han reclamado a los partidos políticos que incluyan en sus programas electorales el compromiso de poner fin a los vientres de alquiler y a la prostitución con el argumento de acabar con la "cultura patriarcal" que se "apropia" del cuerpo de las mujeres. 

La asociación No Somos Vasijas, la Red Estatal contra el Alquiler de Vientres (RECAV) y Stop Vientres de Alquiler han elaborado una agenda feminista con 22 propuestas contra la explotación sexual o reproductiva de las mujeres, con el objetivo de que los grupos políticos las analicen de cara a las elecciones del próximo 28 de abril y propongan reformas legales.

"No se puede apelar al consentimiento ni a la libertad individual cuando se da en un marco de indefensión jurídica o vivencial", ha defendido en rueda de prensa Alicia Miyares, presidenta de No Somos Vasijas. A su juicio, los partidos que apelan a la "libertad" o al "consentimiento" para regularizar esas prácticas persiguen "lavar las conciencias" de quienes recurren a ellas. "El tiempo de las declaraciones formales ha concluído", ha destacado Miyares, que ha exigido actuaciones concretas en los programas electorales.

El documento, de ocho páginas, contempla la prohibición de realizar en territorio español "cualquier actividad relacionada con la intermediación que facilite el acceso" a prácticas relacionadas con el "alquiler de vientres" en terceros países. Los colectivos exigen que dicha prohibición vaya acompañada de un catálogo de sanciones a agencias, bufetes, entidades de crédito o financieras y profesionales independientes que incurran en la promoción de esa práctica. 

Ángeles Álvarez, exdiputada del PSOE y representante de la Red Estatal contra el Alquiler de Vientres, ha considerado que hay que "poner freno" a los "proxenetas reproductivos", los que "se enriquecen a costa de esta práctica". Las asociaciones también exigen la anulación de la instrucción de 2010 que permite registrar a niños nacidos por vientres de alquiler fuera de España en España, donde hacerlo es ilegal. Solicitan que la gestación subrogada constituya un delito punible y sancionable y reclaman una reforma de la Ley General de Publicidad (LGP) a fin de incluir como publicidad ilícita cualquier acto o propaganda relacionada con el tema.

A la espera de que se haga público el programa electoral de Ciudadanos -que se ha mostrado partidario de regular la gestación subrogada-, el PP, Podemos y el PSOE no hacen mención a esa práctica. Sí lo incluye VOX, que se compromete a la "prohibición de los vientres de alquiler y toda actividad que cosifique y utilice como producto de compra venta a los seres humanos".

Miyares ha rechazado la ideología "neoliberal" que se basa en "no poner límites a lo que se puede comprar y vender", incluidos los seres humanos. Para la escritora Laura Freixas, del colectivo No Somos Vasijas, la idea de convertir a las madres en seres "accesorios" es propia de una cultura patriarcal que concibe que la mujer "existe para dar servicios a otros". 

Medidas contra la prostitución

Para acabar con la prostitución, instan a "sancionar la solicitud y práctica de actos de naturaleza sexual a cambio de dinero u otro tipo de prestación de contenido económico". También piden que se refuerce la legislación contra el proxenetismo "con un aumento de penas y de las sanciones". 

Asimismo, entre las 13 propuestas que han elaborado para poner fin a la prostitución, abogan por incorporar al Código Penal penas privativas de libertad para quien facilite inmuebles u otros medios para el ejercicio de la prostitución y explotación sexual, así como hacer imperativo el cierre de locales y establecimiento donde se ejerce.

Los programas electorales del PP y de Podemos no mencionan medidas contra la prostitución. El PSOE se compromete a "evitar" la publicidad de servicios de contenido sexual, pero esta vez no incluye sanciones a la demanda y compra de prostitución, que sí figuraba en su programa de 2016. Preguntada al respecto, Álvarez ha aseverado que aún no se conoce el programa definitivo. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información