Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los jóvenes andaluces se movilizan contra el cambio climático

Miles de estudiantes participan en las manifestaciones en una jornada donde el seguimiento de la huelga ha sido desigual

Miles de jóvenes andaluces han salido a las calles de las principales capitales de la comunidad para rebelarse a favor del clima. Convocados por las distintas plataformas provinciales de Fridays for Future y apoyados por el sindicato de estudiantes, alumnos de bachillerato y de Universidad, acompañados por varios de sus profesores y otros ciudadanos, exigían a los políticos y a la sociedad en general medidas concretas a favor del medioambiente y mayor concienciación contra el cambio climático.

Las manifestaciones de Sevilla, Cádiz y Granada fueron las primeras. A las 12 de la mañana casi un millar de jóvenes se concentraba en la Plaza Nueva de la capital andaluza para iniciar la marcha hacia Las Setas. “Si no hay planeta, no hay hombres, ni mujeres, ni animales… El cambio climático no es una cosa del futuro, ya está aquí”, advertía Mercedes Aramburu, ambientóloga en el inicio de la concentración aferrada a un cartelito de cartón con el lema: “El cambio climático es ahora” escrito en inglés. Cerca de ellas, Álvaro Haneka, de 14 años, e Ylba López, de 13, también esgrimiendo pancartas reivindicativas, explicaban que habían hecho huelga para reclamar “soluciones políticas para que el capitalismo no acabe con los recursos naturales”.

“Estoy seguro de que los dinosaurios también pensaron que tenían tiempo” o “No hay Planeta B” son varios de los lemas coincidentes en las manifestaciones andaluzas. La puerta del Ayuntamiento de la Cádiz ha sido el espacio elegido para la cristalización local de las protestas mundiales contra el clima. Más de 200 estudiantes, tanto universitarios como de institutos o ciclos formativos, se congregaron durante más de media hora para pedir soluciones reales, tangibles e inmediatas a los problemas derivados de la contaminación. “Exigimos que se tomen medidas reales, no cumbres de risa que nadie se tome en serio”, explicaba la portavoz del sindicato de estudiantes en Cádiz.

En Granada, la convocatoria en la Plaza del Carmen congregó a unas mil personas y acabo pasando de ser una concentración, a convertirse en una marcha, donde muchos manifestantes coincidieron en la necesidad de un consumo responsable para frenar la destrucción del planeta. Un centenar sumó la de Córdoba, celebrada una hora después. Por la tarde, las movilizaciones en Huelva, Málaga y Almería congregaron también a cientos de jóvenes. Jaén se sumó a la huelga a través de una sentada convocada por los alumnos del IES Fuente de la Peña en el patio del centro.

El seguimiento de la huelga ha sigo desigual, según informa el sindicato de Estudiantes. En algunos centros de secundaria ha llegado hasta el 80%, pero en otros apenas ha habido impacto, entre otras cosas, señalan desde la organización, porque ha habido saturación tras la preparación de las movilizaciones por el Día de la Mujer y porque en algunos institutos los directores han disuadido a los alumnos advirtiéndoles de que la convocatoria no era legal. En Andalucía, solo los alumnos de tercero y cuarto de la ESO pueden hacer huelga sin necesidad de permiso paterno. En las Universidades, el paro ha sido casi total entre los alumnos de facultades de Biología o Ciencias Medioambientales. En Sevilla, el campus Reina Victoria estaba prácticamente vacío.

La Junta no ha facilitado cifras oficiales por no tratarse de una huelga convocada por los funcionarios del sector de la enseñanza. Andalucía es una de las comunidades españolas más vulnerables al impacto del cambio climático. Los estudiantes ayer criticaban la ausencia de propuestas del nuevo Gobierno andaluz, que ha diluido la Consejería de Medioambiente en la cartera de Agricultura, Ganadería y Pesca, y la tardanza del PSOE a la hora de desarrollar la ley de transición de cambio climático.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >