Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos se manifiestan en Madrid para pedir que se reviertan los recortes de la crisis

Los profesionales reclaman más recursos y la contratación de 2.700 especialistas de familia y pediatras para garantizar la atención a los pacientes

Concentración de médicos de toda España hoy ante el Ministerio de Sanidad. / En vídeo, las declaraciones de Romero, Miralles y Carcedo.

Médicos llegados de toda España se han concentrado este jueves frente al Ministerio de Sanidad y Consumo en Madrid para exigir mejoras laborales que les permitan garantizar la calidad de la atención a los pacientes y "dignificar la profesión". En la plaza de Las Cortes, frente al Congreso de los Diputados, los representantes de las asociaciones organizadoras de la marcha han leído un manifiesto en el que han enumerado los principales problemas que aquejan a la sanidad española, como la falta de 2.700 médicos de familia y pediatras o la denuncia de sus precarias condiciones de trabajo con un gran número de contratos eventuales. Han participado unas 1.500 personas, según los organizadores.

Aunque no estaba previsto, la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, ha recibido al presidente y al secretario general de la Confederación Estatal de Sindicatos Médicos (CESM), Tomás Toranzo y Francisco Miralles, respectivamente. También ha asistido al breve encuentro el responsable de la Organización Médica Colegial (OMC) Serafín Romero. Carcedo ha asegurado que el ministerio es "sensible" a las reivindicaciones de los profesionales del sector, por lo que su objetivo es "seguir reforzando el Sistema Nacional de Salud y la calidad de los servicios". En este sentido, la ministra se ha referido al incremento de plazas MIR o al plan de reforma de atención primaria.

Los representantes de las asociaciones organizadoras de la protesta (OMC, CEEM, CESM, CNECS y la Federación de Médicos) exigen un modelo de financiación estable y suficiente que asegure los recursos humanos y técnicos adecuados para atender a los pacientes. "La financiación del sistema es nuestra principal preocupación. Los médicos están sobrecargados de trabajo por la falta de personal", ha afirmado Gabriel del Pozo Sosa, vicesecretario general del sindicato médico AMYTS (Asociación de Médicos y Titulados Superiores de Madrid).

La precariedad laboral se ha convertido en otro de los principales motivos de lucha del sector. Según el manifiesto, un 40% de los profesionales no tiene plaza en propiedad. "Hay numerosos interinos y un significativo y creciente porcentaje de compañeros con contratos eventuales y precarios", reza el comunicado. "En España no hay condiciones de trabajo dignas para los médicos que se están incorporando a la profesión. Los más jóvenes se enfrentan a la temporalidad y a los bajos salarios. Muchos deciden irse a otros países a ejercer para tener mejores condiciones de trabajo", explica Alicia Martín López, médico de atención primaria desde hace 19 y miembro de AMYTS.

Los médicos aseguran que las condiciones de trabajo precarias derivan en una peor atención a los pacientes. "Esta manifestación no solo tiene un carácter corporativo, por muy legítimas que sean nuestras reclamaciones, también queremos ofrecer el mejor servicio a los pacientes para seguir siendo uno de los países a la vanguardia en sanidad", ha recordado uno de los portavoces de los médicos en la lectura del manifiesto. "Solo podemos dedicar cuatro o cinco minutos a cada paciente y podemos llegar a atender a 60 personas en un día", afirma la doctora Martín López.

"Llevamos con un recorte de la paga extra del 41% desde 2008. No hemos recuperado ni una de las condiciones de trabajo que perdimos durante la crisis", afirma la doctora Gracia García, con más de 30 años de profesión. Esta profesional ha acudido desde Aragón para participar en la protesta. Los médicos también han exigido una mejora en la gestión de las plazas de MIR y de los profesionales necesarios en el sector. "El Ministerio de Sanidad tiene que planificar mejor las carreras profesionales de los médicos y premiar de alguna manera aquellos que se ofrezcan a prestar servicio durante algún tiempo en zonas pequeñas y despobladas. Ahora mismo está comprometido el recambio generacional en el sector", asegura la doctora de atención primaria Inmaculada Molina. En este sentido, piden que se contemple una jubilación flexible y voluntaria entre los 60 y 70 años.

Por todos estos motivos, el secretario general del CESM ha advertido que si no se atienden sus reclamaciones se tomarán otras medidas más drásticas tomando el ejemplo de comunidades "donde se convocan huelgas".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >