Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Violencia machista: las víctimas denuncian más, sus familias denuncian menos

Más del 70% de los casos abiertos en el tercer trimestre fueron impulsados por las mujeres, pero caen al 1,4% las alertas de sus allegados

Concentración el pasado noviembre en Sevilla contra la sentencia a los miembros de La Manada. En vídeo, más denuncias y más condenas por violencia de género, según el Poder Judicial.

Es una de las asignaturas pendientes para combatir la violencia machista en España, un problema que ha acabado con la vida de 46 mujeres en 2018 y hasta 974 desde que empezó el recuento oficial en 2003. Pocas veces la familia es la que da la voz de alarma cuando hay una mujer en riesgo. En apenas un año, el porcentaje de denuncias presentadas por los allegados ha bajado de un 2,25% a un 1,4% del total, según los últimos datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) publicados este lunes. El número de denuncias ha aumentado un 2,3% en el tercer trimestre del año respecto al mismo periodo del año anterior, hasta situarse en 43.560. Más del 70% las iniciaron las propias víctimas, a través del juzgado o de un atestado policial, lo que supone casi un 2% de incremento.

Son algunos de los últimos datos del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del CGPJ, correspondiente al tercer trimestre de 2018. La presidenta del organismo, Ángeles Carmona, ha mostrado su preocupación por la falta de implicación familiar, que ha destacado como el "aspecto menos positivo del informe", según la nota pública. Las denuncias por intervención directa de la policía son el 14% de los casos, con un descenso respecto al año anterior. El 9,5% se activan gracias a los partes de lesiones remitidos por los servicios sanitarios, el llamado cribado sanitario.

Según el trabajo del observatorio, se dictaron 10.741 sentencias penales, de las que el 72% (7.751) fueron condenatorias, un 2,3% más que en el mismo periodo de 2017.

Denegadas el 30% de las órdenes de protección

El número de órdenes de protección solicitadas fueron 10.257, casi un 5% más que en 2017 y la cifra más alta desde que se recogen datos. Pero casi un tercio de ellas (30%) fueron denegadas. El porcentaje de órdenes y medidas de protección adoptadas por los juzgados (a las que se restan las que acabaron denegadas pero también las que ni siquiera fueron admitidas) se ha mantenido en parámetros similares desde que hay datos. Nunca ha llegado al 70% ni ha bajado del 64,7%. En el tercer trimestre de 2018 ha sido del 67,9%. Las comunidades autónomas cuyos juzgados deniegan más órdenes de protección, en todos los casos por encima del 35%, son Canarias, Cantabria, Cataluña, Madrid y País Vasco.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información