Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los divorcios y separaciones caen hasta 21.789, la cifra más baja desde 2001

En el tercer trimestre de 2018 han aumentado las peticiones para modificar medidas como la custodia o la pensión alimenticia, según el Consejo General del Poder Judicial

Una familia pasea por el Parque del Retiro (Madrid), en una imagen de archivo.
Una familia pasea por el Parque del Retiro (Madrid), en una imagen de archivo.

El número de separaciones y divorcios continúa a la baja en España. En el tercer trimestre de 2018, 21.762 parejas pusieron fin a su matrimonio, lo cual supone una reducción del 2,5% respecto al mismo periodo del año anterior, según los datos del Servicio de Estadística del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), difundidos este miércoles. Se trata de la cifra más baja desde 2001, cuando se registraron 20.473 disoluciones, y confirma la tendencia de los últimos cuatro años. En el tercer trimestre de 2014 hubo 28.844 divorcios, separaciones y nulidades, un número que comenzó a bajar hasta alcanzar la cifra actual.

Abogadas de familia consultadas por este diario destacan que el descenso responde a la reducción del número de matrimonios. En este tiempo, las bodas también han disminuido. Según datos provisionales difundidos ayer martes por el Instituto Nacional de Estadística, en los seis primeros meses de año se casaron un 5,7% menos de parejas que en el mismo periodo del año anterior. La cifra, 69.777, es la más baja en un primer semestre desde 2014. 

Las letradas puntualizan que en los meses de julio, agosto y septiembre se han registrado más procedimientos de modificación de las medidas adoptadas en las sentencias de divorcio que en el mismo periodo del año anterior. Entre ellas, se encuentran la custodia de los hijos, el uso de la vivienda familiar o la pensión alimenticia. Las demandas consensuadas se han incrementado un 9,1% y las no consensuadas, un 2,1%.

Estos procedimientos no solo han experimentado un repunte tras la ruptura de matrimonios, sino que también se han incrementado en parejas que no se habían casado. Las modificaciones de medidas de guarda, custodia y alimentos de hijos no matrimoniales, tanto consensuadas como no, han tenido incrementos interanuales del 11% y del 2,4%, respectivamente. 

"El repunte se debe fundamentalmente al aumento de solicitudes de custodias compartidas y a las reclamaciones para pedir la extinción del uso de la vivienda familiar cuando los hijos cumplen 18 años", explica Paloma Zabalgo, abogada de familia de Madrid. "El Tribunal Supremo se pronunció por primera vez sobre la custodia compartida en 2013 y desde entonces la cifra ha ido en aumento, sobre todo en los últimos años [casi uno de cada tres divorcios acaba en custodia compartida, según datos del INE]. El alto tribunal emitió una primera sentencia sobre la extinción del uso de la vivienda familiar cuando los hijos alcanzaban la mayoría de edad en 2011, pero hasta 2017 no consideró que era doctrina consolidada", explica la letrada. "Estos cambios tardan años en materializarse", apunta. 

María Dolores Lozano, presidenta de la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA) comparte esta visión. "También hay que tener en cuenta las solicitudes de progenitores que piden dejar de pasar una pensión alimenticia a hijos mayores de edad que ni estudian ni trabajan y los procedimientos de extinción de la pensión compensatoria [la que uno de los dos excónyuges paga al otro], en casos en que la parte que recibía esta cantidad pasa a convivir con una tercera persona", añade la abogada.  

Valencia, la comunidad con más disoluciones

Por comunidades autónomas, el mayor número de demandas de disolución matrimonial por cada 10.000 habitantes se ha dado en la Comunidad Valenciana, con 5,7 por cada 10.000; seguida de Andalucía y Canarias, con 5,1; Islas Baleares, con 5; y Galicia, con 4,9. Todos estos territorios han superado la media nacional, que es de 4,7 disoluciones matrimoniales por cada 10.000 habitantes. Las comunidades con menor proporción han sido País Vasco (3,4), Castilla y León (3,7), y Aragón y La Rioja (3,8). 

De los divorcios contabilizados entre julio y septiembre de este año, 12.249 fueron consensuados, un 2,4% menos que en el mismo trimestre de 2017, y 8.566 fueron no consensuados, un 1,8% menos que hace un año. Se registraron 644 separaciones tras el acuerdo de las partes (un 5,7% menos) y 303 que tuvieron que recurrir al juez (un 13,7% menos). En estos tres meses se presentaron 27 demandas de nulidad, frente a las 35 del mismo periodo del año anterior. Es la cifra más baja de nulidades en un tercer trimestre desde 2012.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información