Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil rescata en Málaga a una niña de 15 años que iba a ser prostituida por sus captores

Cuatro personas han sido detenidas acuadas de trata de seres humanos, prostitución de menores y pertenencia a grupo criminal

Objetos personales recuperados en la Operación Coletos de la Guardia Civil.
Objetos personales recuperados en la Operación Coletos de la Guardia Civil.

La Guardia Civil, en el marco de la Operación Coletos, detuvo en Málaga el pasado agosto a cuatro personas como presuntos autores de los delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, prostitución de menores y pertenencia a grupo criminal, según ha informado el instituto armado este jueves. Los agentes iniciaron una investigación tras tener conocimiento de que varios individuos estaban ofreciendo los servicios sexuales de una menor de 15 años a través de webs de contactos, adjuntando imágenes de la joven en ropa interior.

Tras varias gestiones, la Guardia Civil comprobó la existencia de una menor de nacionalidad paraguaya que se había fugado de su casa tras numerosas riñas con su progenitora, aunque no existía denuncia de desaparición por parte de la madre. Esta confirmó a los agentes que su hija se había escapado de casa hacía varios días y que desconocía su paradero. El instituto armado comprobó entonces que se trataba de la misma niña que estaban intentando prostituir.

La investigación llevó a los agentes hasta la barriada de Palma-Palmilla, en Málaga, donde sospechaban que podría encontrarse la joven en alguna vivienda, retenida mediante engaño por varias personas cuya intención era prostituirla a cambio de dinero. La menor, tras fugarse de su domicilio, conoció en la localidad de Vélez-Málaga, un municipio de casi 80.000 habitantes de esta provincia, a uno de los miembros del grupo criminal, el cual le ofreció una vivienda donde alojarse y la posibilidad de ganar dinero a corto plazo. Tras ganarse la confianza de la niña, la trasladó a una vivienda situada en Palma-Palmilla, donde vivían otros miembros del grupo crimina y tenían previsto que ejerciera la prostitución.

El grupo criminal estaba formado por un matrimonio y dos menores de edad, que no tenían relación familiar entre sí y que mantuvieron retenida a la menor durante una semana. Durante este tiempo, la joven fue agredida sexualmente en repetidas ocasiones, incluso obligándola a mantener relaciones con varios varones a la vez. Los captores también buscaron potenciales clientes: incluso anunciaron los servicios sexuales a través de páginas de contactos donde se incluían fotografías de la menor en ropa interior.

Los agentes detectaron que la menor iba a ser trasladada hasta la localidad de Granada, por lo que precipitaron las detenciones. Las primeras se realizaron justo en la parada de autobuses donde el matrimonio, junto con la víctima, esperaba para iniciar el trayecto hasta Granada. A los detenidos se les intervinieron 1.760 euros en efectivo. Después  se procedió a las detenciones de los dos menores en las localidades de Málaga y Vélez Málaga. El matrimonio ingresó en prisión. Los menores fueron puestos a disposición de la Fiscalía de Menores de Málaga. Actualmente se encuentran en un Centro de Menores.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información