Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia envía a los juzgados ordinarios el caso del anticonceptivo que dañó a decenas de mujeres

La Sala de lo Penal rechaza seguir con la investigación al no ser de su competencia

Caso Essure
Cristina Sánchez, una de las mujeres afectada por Essure.

La Audiencia Nacional da carpetazo al caso Essure, el anticonceptivo femenino que Bayer retiró del mercado tras las denuncias de que había provocado daños a decenas de mujeres. La Sección Cuarta de la Sala de lo Penal ha rechazado el recurso presentado por una treintena de afectadas a raíz de la decisión de la instructora de archivar esta causa y enviarla a los juzgados ordinarios. "De la querella no se desprende la existencia de delitos competencia de la Audiencia Nacional", subrayan los magistrados en un nuevo auto, fechado el pasado 7 de noviembre y al que ha tenido acceso EL PAÍS.

Los tres jueces de la Sala de lo Penal insisten así en la línea marcada por Carmen Lamela, que encabezaba entonces el juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional. La magistrada, que fue la misma que admitió a trámite la querella, argumentó que no podía seguir adelante con el caso al no darse los supuestos necesarios en la legislación. Ni apreció la existencia de un grupo criminal organizado, ni que se hubieran cometido los delitos fuera de España —lo que habría permitido asumir el proceso—.

"Pretendemos exponer unos hechos para que el juzgado active una investigación, porque podemos presumir que algún delito pudo haberse cometido en Estados Unidos o Alemania, sedes centrales del laboratorio farmacéutico productor y comercializador del producto Essure", alega el abogado de las 30 mujeres que iniciaron el proceso judicial, Francisco Almodóvar. El letrado ya ha presentado la querella en los juzgados de instrucción de Madrid para que estos asuman la investigación.

Pese a ello, la decisión de la Sala, contra la que no cabe recurso, supone un varapalo para el grupo de mujeres, que logró en julio que se abriera por primera vez la vía penal. Lamela apreció "la posible existencia de una infracción penal" y trasladó el caso a la fiscalía. Pero el ministerio público argumentó que carecía de competencias y la instructora decidió archivar. Eso sí, la vía contencioso-administrativa aún sigue viva en la Audiencia Nacional, después de que en 2017 se admitiese una demanda presentada por una de las pacientes contra el Ministerio de Sanidad, el Sistema de Salud y la Agencia Española del Medicamento "por un error en la vigilancia y control sanitario del producto". Según su abogado, esta se encuentra "paralizada".

Essure es un anticonceptivo femenino comercializado por Bayer, que consiste en la inserción en las trompas de Falopio de unos muelles flexibles para generar una fibrosis que funciona después como barrera para impedir que el esperma alcance los óvulos. Este sistema permitía evitar la cirugía. Pero, según las afectadas, su implantación les provocó dolores continuos, hemorragias, vómitos, diarreas, pérdidas de pelo y de dientes, perforaciones del útero y de las trompas de Falopio. Según The New York Times, en Estados Unidos se han presentado cerca de 16.000 demandas por lesiones graves e incluso muertes.

En España, el pasado octubre, el Ministerio de Sanidad lanzó una guía para que los médicos sepan cómo actuar ante los efectos dañinos del anticonceptivo, retirado del mercado en 2017. Una iniciativa que llega tarde para algunas afectadas. Entre ellas, para Cristina Sánchez, que logró que le quitaran el Essure en 2015 después de que los médicos la trataran "como si estuviera loca": "Decían que [el dolor] era cosa mía".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >