Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El gorila de montaña sale del peligro crítico

La actualización de la lista roja de la UICN desvela también que el rorcual (ballena de aleta) y la ballena gris han mejorado, además de alertar por la sobrepesca

Gorilas de montaña, que viven en África, entre los volcanes del Virunga y el parque nacional de Bwindi.
Gorilas de montaña, que viven en África, entre los volcanes del Virunga y el parque nacional de Bwindi.

Las actuaciones en conservación de las especies han logrado que el rorcual, también conocida como ballena de aleta, y el gorila de montaña salgan de la peligrosa situación que se encontraban para su supervivencia. Ambas poblaciones suben puestos en la Lista Roja de Especies Amenazadas, según la actualización anunciada hoy por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). El rorcual común o ballena de aleta (Balaenoptera physalus) ha pasado de una situación de "en peligro a vulnerable" y el gorila de montaña (Gorilla beringei beringei), uno de los primates más grandes del mundo, ha dejado atrás el "peligro crítico" aunque continúa "en peligro".

Detrás del importante avance se encuentran las labores de conservación acometidas durante años, informa la UICN en un comunicado. La relación de especies con problemas de conservación elaborada por la organización incluye 96.951 especies de las cuales 26.840 se encuentran en peligro de extinción.

En el otro extremo de la balanza aparece la sobrepesca que está causando un grave declive en las poblaciones de peces en zonas del mundo en desarrollo. La UICN destaca la situación del 13% de las especies de mero y un 9% de las 458 especies de peces del lago Malawi "ahora en peligro de extinción". Su caída está causando preocupación por la seguridad alimentaria regional (el lago, el tercero más grande de África, se extiende por Malawi, Tanzania y Mozambique). Más de un tercio de los habitantes de Malawi dependen de él para su sustento, advierten desde la UICN.

En flora, el palo de rosa africano (Petrocarpus erinaceus) ha entrado en la lista roja en la categoría "en peligro", debido a "una tala excesiva para satisfacer la demanda creciente de muebles, suelos, utensilios domésticos a precios asequibles, y en la construcción". Entre 2009 y 2014 el comercio africano con China de esta madera de color marrón rosado oscuro se ha multiplicado por 15, lo que provoca que "las redes de comercio ilegal se estén volviendo cada vez más lucrativas", aclara Sara Oldfield, del grupo de especialistas de plantas de la organización.

100.000 individuos maduros de Rorcual

La población mundial de rourcal se ha duplicado desde 1970, llegando a los 100.000 individuos maduros. En su recuperación ha jugado una baza fundamental la prohibición de la caza comercial de ballenas en el Pacífico Norte y en el Hemisferio Sur, vigentes desde 1976, además de las reducciones significativas de las capturas en el Atlántico Norte desde 1990, explica la UICN.

Las políticas conservacionistas han beneficiado también a la subpoblación occidental de la ballena gris (Eschrichtius robustus), que ha avanzado de la calificación de "en peligro crítico" a "en peligro". El declive de ambas especies de cetáceos se debe a la caza para el aprovechamiento de su grasa, aceite y carne. A esta circunstancia se han sumado actividades industriales como la explotación del petróleo y gas y la pesca comercial.

La captura de la ballena gris se vetó en la mayor parte de su área de distribución desde 1980. A pesar del tiempo transcurrido, las evidencias de su aumento se han producido de forma reciente en el Pacífico occidental, sobre todo en la isla de Sajalín, Rusia. Este retraso se debe, en parte, a la baja tasa de reproducción de estos animales, indica la UICN. Las medidas de tutela continúan, entre ellas se ha firmado un memorando entre cinco estados del área de distribución de la ballena gris (Japón, Rusia, la República de Corea, Estados Unidos y México) para proteger a la población de la ballena gris occidental. Y desde 2004, un panel independiente de científicos liderado por la UICN ha estado asesorando a Sakhalin Energy, una de las compañías más grandes que operan en alta mar del lejano oriente ruso, sobre cómo gestionar los impactos potenciales de sus actividades en las ballenas.

El codiciado gorila de montaña

En cuanto al gorila de montaña, UICM achaca el éxito -aunque continúa en peligro- a los esfuerzos de colaboración a través de las fronteras del país y al compromiso positivo de las comunidades que viven alrededor de su hábitat. Se han desarrollado acciones de conservación que incluyen patrullas contra la caza furtiva y eliminación de trampas. Iniciativas que han elevado la población estimada de 680 indiviudos en 2008 a más de 1.000 este año.

El  primate sobrevive en dos áreas protegidas que cubren aproximadamente 792 kilómetros, entre los volcanes Virunga en los límites de la República Democrática del Congo, Ruanda y Uganda, y el parque nacional de Bwindi-Sarambwe, en Uganda.  Estos lugares se encuentran rodeados de tierras agrícolas. La UICN advierte de que las "amenazas continúan siendo importantes", en concreto, se refiere a la caza furtiva, los disturbios civiles recurrentes y las enfermedades introducidas por el hombre, "desde infecciones respiratorias hasta el ébola". Liz Williamson, experta en primates de la organización, considera fundamental para asegurar su futuro, limitar el número de turistas y evitar cualquier contacto directo con los humanos.

Los resultados que desprende la actualización de la lista roja, "muestra el poder de los trabajos de conservación”, señala Inger Andersen, director general de la UICN. Unos éxitos que prueban, añade, el buen resultado de la colaboración entre “gobiernos, empresas y la sociedad civil, que podrían hacer retroceder la incesante pérdida de especies”. A pesar de los avances, Anderson, advierte de que las amenazas a la biodiversidad continúan avanzando y afectan a la “seguridad alimentaria”. “La actual cumbre de la ONU sobre la biodiversidad en Egipto ofrece una valiosa oportunidad para emprender una acción decisiva de protección de la diversidad de nuestro planeta", concluye.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >