Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Iglesia francesa sanciona al cura que pidió la dimisión del cardenal juzgado por ocultar abusos

El padre Pierre Vignon logró más de 105.000 firmas reclamando el cese de Philippe Barbarin

François Devaux, presidente de Parole Liberée, muestra una foto del cardenal Barbarin durante un acto contra la pederastia en Suiza en junio
François Devaux, presidente de Parole Liberée, muestra una foto del cardenal Barbarin durante un acto contra la pederastia en Suiza en junio AFP/Getty Images

La Iglesia católica de Francia ha decidido sancionar a uno de los curas que más ha denunciado el problema de la pederastia en su seno en los últimos años. El padre Pierre Vignon, que este verano puso en marcha en Internet una petición para lograr la dimisión del cardenal Philippe Barbarin, que en enero será juzgado por ocultar casos de abusos de menores por curas bajo su mando, ha sido apartado este jueves de sus funciones en el tribunal eclesiástico de Lyon.

La noticia ha sido considerada una bofetada por los que luchan por que se reconozca este problema en Francia, especialmente porque se produce a pocas horas de que la Conferencia de Obispos de Francia inaugure su reunión anual en Lourdes con una discusión sobre la pederastia y cuando se está a la espera de la sentencia en el primer juicio en casi dos décadas contra un jerarca de la Iglesia, un obispo, por silenciar casos de abusos.

“Lamento la decisión aunque la acepto. No lamento nada de lo que he dicho este verano porque lo dije por mi conciencia y mi opinión sigue siendo la misma”, dijo a la emisora France Info el religioso tras conocer que ha sido suspendido de sus funciones como vicario judicial en Lyon. El cura de Valence ejercía como tal desde 2002. Pero su puesto estaba bajo la jurisdicción del cardenal Barbarin, uno de los religiosos más influyentes de Francia, destaca la prensa francesa.

Después de que el papa Francisco llamara este verano a movilizarse contra la pederastia, Vignon lanzó una petición en la plataforma change.org pidiéndole a Barbarin que dimita “como una cuestión de honor” de sus funciones como cardenal y obispo de Lyon por silenciar los abusos del cura Bernard Preynat, capellán de un grupo scout religioso de Lyon acusado de haber abusado de unos 70 menores entre 1970 y 1991. La iniciativa ya supera las 105.000 firmas, aunque no ha tenido consecuencia alguna sobre el cardenal, aunque ahora sí, visiblemente, sobre Vignon.

“Entre los 12 obispos de la región Auvernia-Ródano-Alpes, está el cardenal Barbarin. Así que supongo que esos obispos no han querido disgustar al cardenal al que raspé el ego este verano”, comentó el religioso.

La sanción a Vignon ha sido asumida por los acusadores de los casos de pederastia en la Iglesia como una muestra más de la incapacidad de esta de afrontar un problema silenciado durante décadas. “Nos sentimos consternados por la actitud de los responsables católicos, que muestran su incapacidad de evolucionar y se estancan en un clericalismo mortífero”, dijo a Libération François Devaux, presidente de la asociación Parole Liberée (Palabra Liberada), creada en 2015 y que reúne a las víctimas de Preyrat y que es la principal responsable de que se hayan destapado los casos de pederastia en la Iglesia francesa y que se hable cada vez más de ello.

La decisión de los responsables religiosos de Lyon se conoce solo dos días después de que el fiscal de Orleans solicitara una pena ejemplar de un año de cárcel firme para el obispo André Fort, de 83 años, acusado de haber silenciado los abusos de otro cura desde 1993. En declaraciones a este diario, Devaux acusó a la cúpula de la Iglesia, empezando por el papa Francisco, de no estar realmente interesados en esclarecer y resolver el problema de la pederastia.

El pasado octubre, el Vaticano impidió que el cardenal español Luis Francisco Ladaria Ferrer, prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, compareciera ante la justicia francesa por el caso Barbarin, apelando a su inmunidad diplomática. De acuerdo con la instrucción del caso, Barbarin consultó a Ladaria en 2015 qué hacer ante las denuncias de pederastia contra Preynat, y este le pidió “evitar todo escándalo público” a la hora de tratar los casos. El proceso ante un tribunal penal de Lyon por no denunciar abusos sexuales contra el cardenal Barbarin comenzará el 7 de enero próximo.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información