Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 62% de los menores de tres años no están escolarizados en España

De los 468.652 niños matriculados, el 51,4% acude a centros públicos y el 48,6% a privados. La tasa de cobertura varía significativamente entre comunidades

Una escuela infantil catalana.
Una escuela infantil catalana.

La escolarización temprana en España es desigual. Mientras organizaciones internacionales como la OCDE advierten de la importancia de acceder a la educación infantil cuanto antes, por los efectos en el rendimiento escolar futuro y en las habilidades emocionales, en España existen diferencias significativas entre comunidades. El 62% de los niños entre cero y tres años no están escolarizados. El País Vasco es la región con las mejores cifras: el 52,4% de los niños de esa edad están matriculados en un centro. En otras autonomías como Canarias, ese porcentaje baja al 16,8%, según el análisis elaborado por este periódico con datos del INE y del Ministerio de Educación.  “Es una cuestión de voluntad política, las comunidades que no lo han hecho es porque han dado prioridad a otros asuntos educativos”, opina José María Ayerbe, director general de Planificación Educativa de la Junta de Andalucía, donde la tasa es del 44%.

María del Pilar, de 40 años, vive en Crevillente y tiene una hija de dos años a la que no han aceptado en la escuela infantil municipal. En agosto finalizó su contrato y está a la espera de que la llamen de otra empresa. "Estoy indignada. Noté que mi hija necesitaba nuevos estímulos, hacer tarea escolar y relacionarse con otros niños. He tenido que pagar una privada que son 250 euros al mes", cuenta. Está separada y el coste de la matrícula lo comparte con su expareja. "Estos meses estamos saliendo adelante gracias al apoyo de mi madre".

Aunque no existe un registro nacional de cuántos niños se quedan cada año sin plaza en las escuelas infantiles públicas -gestionadas por las comunidades, los ayuntamientos o por consorcios mixtos-, hay muchos casos como el de María del Pilar. Pese a eso, España supera la media de los países de la OCDE en tasa de escolarización de cero a tres años, con un 37,9% frente al 33%.

Los expertos consultados coinciden en que durante la última década, el país ha registrado un aumento exponencial en el número de niños matriculados de cero a tres años, pero a diferentes ritmos entre comunidades y sin regulación por parte del Estado. La ley educativa actual (LOMCE) garantiza la existencia de plazas para cubrir la demanda de tres a seis años -el segundo ciclo de infantil-, pero no para la de cero a tres. No es una etapa obligatoria, las familias deciden. El segundo ciclo se universalizó en 2002 y se convirtió en gratuito. No sucedió lo mismo con el primero. El resultado es que 1,2 millones de niños de tres a seis años están escolarizados en España (el 97%), frente a los 468.652 del primer ciclo (un 37,9%).

TASA DE ESCOLARIDAD DE 0 A 3 AÑOS

Curso 2017-2018. Primer ciclo de Educación Infantil

Fuente: elaboración propia con datos del Ministerio de Educación e INE.

Diferentes investigaciones muestran que la escolarización temprana no solo mejora el rendimiento académico, sino el estado de salud en el futuro o el manejo de las emociones para mantener una vida estable y un empleo en el futuro. "El impacto es especialmente significativo en niños de familias con menos recursos", puntualiza Caterina Calsamiglia, miembro de un grupo de investigación de la Universidad de Chicago liderado por el premio Nobel de Economía James Heckman, cuyas teorías educativas figuran en numerosos informes de organizaciones como la OCDE.

El trabajo de Calsamiglia se basa en los hallazgos de Heckman, que tras hacer un seguimiento a un grupo de alumnos de familias desfavorecidas que en los 60 participaron en programas de educación infantil, observó que 40 años más tarde las diferencias eran notables. A los niños que no participaron en el proyecto los definió como "personas inteligentes que carecen de la habilidad para pensar en el futuro, persistir en las tareas o adaptarse a sus entornos". Aunque Heckman y su equipo no detectaron grandes logros académicos a largo plazo, sí comprobaron que tuvieron más posibilidades de terminar la secundaria, de conseguir un empleo a los 27 años, de ganar sueldos cercanos a los 21.500 euros anuales y de no depender de subsidios del Estado. "La etapa de cero a tres es clave para aprender a gestionar las emociones. En la adolescencia aparece una segunda oportunidad, pero es mucho más costoso", añade Calsamiglia.

En un intento por mejorar las tasas de escolarización en esa etapa en España, el Gobierno y Unidos Podemos acordaron el pasado jueves permitir a las comunidades autónomas destinar 330 millones de euros  para garantizar la universalización y gratuidad de la educación de cero a tres, una partida que queda sujeta a la aprobación de los Presupuestos para 2019. En 2008, el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero lanzó el Plan Educa 3, que preveía crear 300.000 plazas de cero a tres con una partida de 1.087 millones de euros hasta 2012. Llegaron los recortes y el programa se eliminó cuando solo se habían puesto en marcha 71.000.

“No tenemos un plan definido”, reconoce Ana Dorte, directora general de Centros e Infraestructuras Educativas del Gobierno de Canarias, que tiene la peor tasa de escolarización en esa etapa (16,8%). Dorte critica que el Gobierno no les permite gastar los 600 millones de euros que tienen de superávit. “Queremos regulación acompañada de financiación. No sé si es una buena noticia lo de los 330 millones, lo sabré cuando conozca cuánto nos corresponde”, señala.

En el otro extremo está el País Vasco, que ostenta la mejor tasa de escolarización de cero a tres, un 52,4%. “En 1999 introdujimos aulas para dos años en la red de escuelas públicas y concertadas, 100% gratis para las familias. Hoy el 94% de los niños de dos años están escolarizados”, cuenta Eugenio Jiménez, director de Centros y Planificación de la Consejería de Educación vasca. Esa iniciativa es la clave de su tasa. “Lo pusimos en marcha para dar respuesta a la demanda de las familias, que lo requerían para poder conciliar”, indica. Ese mismo modelo existe en otras regiones como Cantabria, Navarra, y Comunidad Valenciana, donde se ha lanzado este curso.

EVOLUCIÓN DEL ALUMNADO SEGÚN EL TIPO DE CENTRO

Primer ciclo de Educación Infantil. Porcentaje medio de alumnos matriculados en:

Fuente: elaboración propia con datos del Ministerio de Educación e INE.

En Andalucía, hay un modelo totalmente distinto. Las 171 escuelas infantiles de la Junta, las 544 de titularidad municipal y las 1.226 privadas están englobadas bajo una misma red, de forma que el precio es el mismo: 278 euros al mes, con comedor, con descuentos en función de la renta. “No importa la inversión en pública o privada; lo importante es ofrecer plazas”, argumenta José María Ayerbe, de Educación de la Junta. “No hemos dado prioridad a los centros públicos por una razón práctica: heredamos una red muy extensa de centros privados y no nos planteamos excluirlos. Eso influyó a la hora de definir este modelo mixto”. Andalucía tiene un 59% del 0-3 en red privada.

De los 468.652 alumnos de cero a tres años escolarizados en España, el 51,% acude a centros públicos y el 48,6% a privados. La diferencia por comunidades es, de nuevo, llamativa. En regiones como Extremadura predomina la pública, con un 89,7% de los niños, y en otras como Madrid gana la privada, con el 56% de alumnos matriculados.

“La privada y la concertada consiguen así fidelizar a las familias, tienen sus propios métodos e idearios. Los alumnos se suelen quedar en ese centro para las siguientes etapas educativas. Tiene que ser la red pública la que crezca, debe ser gratuita y universal”, apunta Alonso Gutiérrez, responsable de estudios de política educativa del sindicato mayoritario CC OO.

Para Margarita León, investigadora del Instituto de Gobierno y Políticas Públicas de la Universidad Autónoma de Barcelona, el problema es que en contextos de “límites presupuestarios” como los actuales, se amplía la cobertura a costa de la calidad. “Se externaliza la gestión del servicio o se contrata a personal con menor cualificación”, critica. “La educación de cero a tres no debe plantearse como un recurso asistencial para permitir a las familias conciliar, sino desde la igualdad de oportunidades en la infancia. Así la calidad será una cuestión prioritaria”.

Laura, que prefiere no dar su nombre real, tiene 40 años, es funcionaria y vive en Ciudad Real. La llegada de su tercer hijo ha deteriorado su economía familiar. Su marido ha tenido que dejar el trabajo para encargarse del pequeño porque no consiguieron plaza en ninguna de las escuelas infantiles municipales. "Hicimos cuentas y no nos llegaba. La privada cuesta 350 euros al mes y no nos compensa trabajar como locos, ir de cabeza, para gastar lo que ganamos. No solo es costear la guardería, sino a una persona que lo lleve, lo recoja y esté con él parte de la tarde", cuenta. En casos como el de Laura, la privada no es una opción.

No hay correlación con el empleo femenino

“Presuponemos que, cuanto más alta es la tasa de empleo femenino, mayor será la demanda de plazas en escuelas infantiles y, por tanto, la respuesta de las comunidades. Hemos encontrado que no existe una correlación”, explica Margarita León, investigadora del Instituto de Gobierno y Políticas Públicas de la Universidad Autónoma de Barcelona. En los próximos meses publicará un informe al respecto que está en revisión.

Pone un ejemplo. Con los datos de 2017, en Murcia, con un 43,58% de tasa de empleo femenino (a partir de 25 años, según datos del INE), la tasa de escolarización es del 18,3%. En Galicia, con un porcentaje similar, 42,82% de empleo femenino, la tasa es muy superior: el 45,9% de los niños de esa edad están escolarizados. “Eso nos conduce a pensar que uno de los principales motivos del desarrollo de esa etapa educativa es la voluntad política: deberían valorar que esos años serán cruciales para la vida de ese niño, sobre todo en los casos de familias desfavorecidas”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información