Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las chicas tienen su primera relación sexual tres años antes que sus madres

Un tercio de las mujeres en edad fértil ha utilizado alguna vez la píldora del día siguiente

La edad media a la que las jóvenes españolas tienen su primera relación sexual son los 16,37 años, según la encuesta de este año de la Sociedad Española de Contracepción (SEC). Las mujeres de entre 45 y 49 años, las mayores que entran en el estudio y que, por edad (30 años mayores) son las madres de las más pequeñas, arrojan una edad media de inicio de las relaciones de 19,41 años, tres más que las adolescentes.

Las respuestas de las más jóvenes van en línea con lo que contestan en otras encuestas sobre hábitos relacionados con la salud. Por ejemplo, en la encuesta entre estudiantes de 14 a 18 años (Estudes) que elabora el Ministerio de Sanidad, los que beben empezaron a los 14; los que fuman, a los 14,1; y los que toman cannabis, a los 14,8.

Pero si las chicas empiezan a tener relaciones antes, también lo hacen mejor desde el punto de vista de la contracepción, según los datos que han presentado la presidenta de la sociedad médica, Paloma Lobo, y el de la Fundación Española de la Contracepción, José Ramón Serrano. Entre las mayores de la encuesta, un 85,1% dice que usó un método anticonceptivo la primera vez que tuvo relaciones sexuales. La proporción sube al 96,7% para las que tienen entre 15 y 19 años. Esto es importante porque hay una relación entre este dato y el número de embarazos adolescentes, ha explicado Serrano.

ENCUESTA SOBRE SEXUALIDAD FEMENINA

Entrevistas a mujeres de 15 a 49 años. Respuestas en porcentaje

Fuente: Encuesta sobre anticoncepción de la Sociedad Española de Contracepción, 2018. EL PAÍS

Sin embargo, esta mayor preocupación no se corresponde con una disminución de la consecuencia más grave de un embarazo no buscado: las tasas de abortos voluntarios en España, tanto la total (algo más de 10 por cada mil mujeres en edad fértil) como entre menores de 19 años (alrededor de 9) no descienden, advirtió Lobo, lo que, unido al aumento de las infecciones de transmisión sexual (ITS) como gonorrea, sífilis, clamidia y VIH, pone de manifiesto la necesidad de desarrollar la ley de salud sexual y reproductiva de 2010, que incluía la formación en estas materias en los centros escolares y la formación especializada de los profesores, como recoge el manifiesto que leyó Lobo con motivo del Día Mundial de la Contracepción que se conmemora el 27 de septiembre, y que este año se centran en la adolescencia.

De las mujeres encuestadas, el 72% indicó que utiliza algún método anticonceptivo. Del resto, el 5% afirmó que no mantiene relaciones sexuales, y casi tres cuartas partes del 23% restante no lo hace porque está embarazada, tiene la menopausia, ha sido histerectomizada (se les ha extraído el útero) o mantiene relaciones con otras mujeres, entre otras explicaciones de por qué no pueden quedarse embarazadas. Quedan, según las cuentas de la sociedad, un 7% que no quiere quedarse embarazada, pero no hace nada para evitarlo. 

¿Y ellos qué pintan en esto?

La encuesta de la Sociedad Española de Contracepción (SEC) solo pregunta a mujeres, pero la presidenta de la SEC, Paloma Lobo, ha admitido que van a incluir a los hombres en las siguientes ediciones. De hecho, en al menos tres de los métodos estudiados (preservativo, vasectomía y coitus interruptus) ellos tienen que participar sí o sí. Las tres representan el 35,1% de los contraceptivos empleados.

Lobo también se ha referido al píldoro, la versión masculina de la pastilla anticonceptiva. "Los laboratorios llegaron a ensayar varias, pero no han seguido adelante por falta de demanda", ha dicho. "Además, ¿tú te fiarías de un chico que te dijera que se la ha tomado?", ha añadido.

Por métodos utilizados, el preservativo es el más popular en todos los grupos de edad (lo utiliza el 29,6%), seguido de la píldora (el 17,3%). Lobo los ha presentado agrupándolos, de manera que ha dejado las posibilidades en seis: preservativos, métodos reversibles de corta duración (píldora, anillo, parche, el 21%), métodos reversibles de larga duración (DIU, implantes, el 9,8%), métodos irreversibles (vasectomía, ligaduras, el 9,7%) y, por último, los naturales (coitus interruptus, Ogino, el de la temperatura, un 2,1%).

Pero la propia presidenta de la SEC ha admitido que la encuesta refleja qué se usa, pero da menos información sobre la calidad del método o de su uso. Por ejemplo, Lobo ha reconocido que los llamados métodos naturales no son auténticos sistemas anticonceptivos porque tienen muy poca eficacia, pero que ellos los recogen porque así figura en encuestas internacionales. 

ENCUESTA SOBRE SEXUALIDAD FEMENINA

Fuente: Encuesta sobre anticoncepción de la Sociedad Española de Contracepción, 2018. EL PAÍS

De la misma manera, una cosa es utilizar el preservativo, y otra, hacerlo todas las veces y adecuadamente. Por ejemplo, solo el 58% de las mujeres dice que lo usa siempre, y el 53% lo hace bien (poniéndolo desde el inicio de la relación). Un 34% afirma que suele llevarlo, y un 22% que lo compra.

Que los dos métodos más usados sean el condón y la píldora debería ayudar al considerado método ideal: la doble protección, que consiste en emplear ambos a la vez. Así, no solo se evitan los embarazos no buscados, sino que también se protege a la mujer de las ITS, pero solo lo usa el 14%.

En la lista no figura la píldora del día siguiente, la denominada contracepción de emergencia. Un 31% de las encuestadas afirma que la ha utilizado alguna vez en la vida. En 2011 eran el 14%, ha dicho José Vicente González Navarro, expresidente de la SEC. El aumento tiene dos factores clave: que se trata de una cifra acumulativa, y que en 2016 se permitió la venta en farmacias sin receta, ha explicado Lobo. "El método está completamente integrado", ha comentado González Navarro.

El mito del descanso de la píldora

La encuesta de la Sociedad Española de Contracepción recoge que todavía el 31% de las mujeres se toma periodos de descanso cuando está tomando píldoras anticonceptivas. En 2014 eran el 50%, y José Ramón Serrano, presidente de la Fundación Española para la Contracepción lamentó que se mantenga "ese mito", que no tiene justificación. "Es perjudicial", ha dicho tajante.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información