Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del ébola

El impacto económico del ébola puede ser “catastrófico”, según el Banco Mundial

La institución alerta de una caída de 809 millones del PIB acumulado en 2015

Un mujer carga objetos de su esposo, fallecido por el ébola, en Liberia. Ampliar foto
Un mujer carga objetos de su esposo, fallecido por el ébola, en Liberia. AFP

El impacto económico del ébola puede ser "catastrófico" para los tres países más afectados por el virus en África Occidental: Liberia, Sierra Leona y Guinea. El Banco Mundial (BM) ha alertado de que, si el brote continúa propagándose, el daño se multiplicará por ocho en 2015. La institución calcula que, si se controla la epidemia, el efecto supondrá un recorte de 97 millones de dólares (75 millones de euros) del Producto Interior Bruto (PIB). Pero si no se contiene, la cifra puede llegar a 809 millones (624 millones de euros). En cualquier caso, las pérdidas de 2014 ascienden a 359 millones (277 millones de euros), según el informe que la institución ha publicado este miércoles.

"El miedo es el factor que tiene un mayor impacto en la economía", asegura el brasileño Francisco Ferreira, economista jefe del Banco Mundial para África y uno de los autores del informe. Lo explica de esta manera: es el temor el que encierra a los trabajadores en sus casas, el que frena el trabajo en los campos y yacimientos, el que ocasiona el cierre de carreteras y la suspensión de vuelos, el que genera que la gente salga a comprar y, por tanto, a vender con menos frecuencia... 

Liberia es el país más golpeado por el virus, que ha ocasionado 2.461 muertes de 4.985 casos. En Monrovia, la capital, el 50% de las tiendas han cerrado en el último mes y el consumo de gasolina ha caído en un 25%, señala Ferreira. "Vemos que está ocurriendo lo que ya pasó hace 10 años con el SARS", el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave que agitó el sudeste asiático y llegó hasta Canadá. "El 80 o 90% del impacto económico se debía al comportamiento de aversión", asegura.

Precisamente ahí está la clave para el Banco Mundial. El análisis no solo considera que los costes pueden "limitarse" si se contiene la epidemia; también, si se "mitiga" ese "comportamiento de aversión". "El principal coste de este trágico brote son las vidas humanas y el sufrimiento", ha señalado la institución en el documento, "pero nuestros resultados dejan claro que cuanto antes consigamos una adecuada respuesta de contención y disminuya el nivel de miedo e incertidumbre, más rápido podremos mitigar impacto económico del ébola".

El sector de servicios ha sido el más afectado, seguido por el de la agricultura y, en menor medida, la minería. En el peor de los escenarios planteados por el Banco Mundial, el crecimiento económico caería 11,7 puntos porcentuales en Liberia el próximo año, si no se frena la expansión; 8,9 puntos en Sierra Leona y 2,3 en Guinea. En el caso de Liberia, supondría pasar de una previsión de crecimiento del 6,8 al -4,9.

La respuesta ahora está bien organizada, pero en los primeros meses, tanto desde el punto de vista local como el de la comunidad internacional, hubo dificultad para reconocer la gravedad de la situación

Francisco Ferreira, economista jefe del Banco Mundial para África

Mientras la Organización Mundial de la Salud (OMS) estimaba esta semana que se necesitan 1.000 millones de dólares (772 millones de euros) para contener el brote, la Unión Europea admitía que había actuado con retraso. "La respuesta ahora está bien organizada, pero en los primeros meses, tanto desde el punto de vista local como el de la comunidad internacional, hubo dificultad para reconocer la gravedad de la situación", señala Ferreira desde Washington.

El BM ha medido, además, el impacto a corto plazo. La economía de Guinea solo crecerá un 2,4% este año y no un 4,5%, como se había previsto; la de Liberia, un 2,5% y no un 5,9%; la de Sierra Leona, un 8% y no del 11,3%. El impacto en materia fiscal también es elevado: 93 millones de dólares en Liberia (4,7% del PIB); 79 millones en Sierra Leona (1,8%); y 120 millones en Guinea (1,8%).

El Fondo Monetario Internacional (FMI) también ha advertido del impacto económico en sectores clave como la agricultura, la minería y los servicios, lo que incide en la oferta de alimentos y mano de obra. La institución ha aprobado una línea de crédito de 127 millones de dólares (98 millones de euros), que todavía debe recibir el visto bueno del directorio. El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha pedido 154 millones de euros (200 millones de dólares) para proteger a los 8,5 millones de niños que viven en estos tres países.

Más información