Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejército de EE UU colaborará en la lucha contra el ébola en África

Obama dice que la epidemia constituye una preocupación para la seguridad nacional del país

Trabajadores sanitarios en Liberia en un barrio afectado por el ébola.
Trabajadores sanitarios en Liberia en un barrio afectado por el ébola. afp

El Ejército de Estados Unidos asistirá en la respuesta internacional para la lucha contra el ébola. Así lo reveló este domingo el presidente Barack Obama, durante una entrevista para la cadena NBC. Obama reconoció la necesidad de apoyo a las naciones africanas afectadas y justificó la ayuda estadounidense en que la epidemia constituye una preocupación para la seguridad nacional de EE UU.

"Vamos a necesitar efectivos militares para instalar, por ejemplo, unidades de aislamiento y otro equipamiento en esas zonas", afirmó Obama, "para garantizar la seguridad de los profesionales médicos" que llegan de todo el mundo. "Si no hacemos ahora este esfuerzo y el virus se extiende por África y otras regiones del mundo, existe la posibilidad de que mute. Eso hace que se transmita más fácilmente y entonces podría ser una amenaza seria para EE UU".

La respuesta de Médicos sin Fronteras a las intenciones de EE UU no se han hecho esperar. "MSF celebra el compromiso de Obama de desplegar recursos médicos para ayudar a montar unidades de aislamiento en la región afectada por el ébola", pero "reitera la necesidad de que dicha ayuda sea sólo de naturaleza médica. Los trabajadores humanitarios no necesitan apoyo adicional de seguridad en la región afectada". En cualquier caso, esta organización, que admite no tener los detalles de este despliegue, reclama que "el compromiso debe incluir la construcción pero también la gestión de los centros para pacientes de ébola. Estimamos que se necesitan al menos un millar de camas de aislamiento en África occidental", informa José Naranjo.

EE UU ya ha lidiado directamente con el virus después de que el pasado mes de julio dos estadounidenses infectados por ébola en Liberia regresasen a su país para recibir tratamiento contra el virus. La semana pasada lo hizo un tercer miembro de una organización humanitaria, que está siendo tratado en Nebraska. Allí, las autoridades médicas han revelado que se sienten "alentados" por su evolución pero que todavía es demasiado pronto para saber si el paciente, identificado como Rick Sacra, podrá sobrevivir.

El presidente Obama no ofreció ningún detalle del número de soldados ni de los recursos médicos y económicos enviará EE UU a la zona. Pero sí reconoció que la pobreza y la falta de infraestructuras son responsables en gran parte por la dureza con la que el ébola ha impactado en la región, causando más de mil muertes desde el pasado mes de marzo.

"Este es el argumento para que, cuando vaya al Congreso y pida ayuda para países como Liberia, para que puedan levantar hospitales, contratar enfermeros y comprar vacunas, a veces los ciudadanos se preguntan por qué estamos gastando ese dinero", afirmó el presidente. "En parte es porque cuando hacemos estas inversiones a corto plazo, nos repercute de manera efectiva en el futuro".