Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pedro Sánchez propone que el gasto educativo supere la media europea

El PP admite que se podría invertir más, pero ese “no es el problema” en las aulas

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha propuesto este viernes un pacto “por la estabilidad” educativa al Gobierno de Mariano Rajoy que pasa en primer lugar por aumentar el gasto educativo. La idea principal es incrementar el Producto Interior Bruto (PIB) destinado a educación por encima de la media europea.

Sánchez ha reclamado también restituir el antiguo sistema de becas escolares, aumentar las plazas de Formación Profesional o rescatar la vieja propuesta socialista del MIR educativo, un sistema de formación de los maestros similar a la de los médicos. Y ha advertido de que derogará la reforma educativa de Rajoy si su partido llega al Gobierno.

El PP le ha replicado casi de inmediato pidiendo a Sánchez que no se “aferre” al aumento de la financiación en educación porque “duplicando el gasto los resultados han sido los peores de la UE”, aunque admitió que se podrían invertir más fondos.

El porcentaje del PIB destinado al gasto público educativo comenzó a caer en 2009, a mitad de la última legislatura del socialista José Luis Rodríguez Zapatero. En cinco años se han perdido 7.000 millones hasta el 4,37% del PIB previsto este año. La cifra seguirá bajando previsiblemente porque el Ejecutivo de Rajoy se comprometió con Bruselas a dejar el porcentaje en el 3,9% para 2015. La media europea es del 5,25%, según los últimos datos de Eurostat correspondientes a 2011. España se sitúa así también por debajo en gasto de Finlandia, líder en las pruebas de evaluación internacionales, Francia, Reino Unido o Portugal, entre otros (ver gráfico).

Fuente: Ministerio de Educación, Eurostat y CCOO.
Fuente: Ministerio de Educación, Eurostat y CCOO.

Los recortes han supuesto la pérdida de 20.000 becarios entre 2011 y 2013 o la reducción de las plantillas de enseñanza pública no universitaria en más de 24.000 profesores en dos años.

El líder de los socialistas propone cerrar un acuerdo que permita aumentar el dinero destinado a la enseñanza hasta el 7% del PIB en ocho años, 70.000 millones de euros. El rescate a los bancos supera los 40.000 millones.

Son algunas de las reflexiones que Sánchez ha ofrecido en el consejo federal de educación del PSOE, celebrado en Ferraz, al que asistieron unas 50 personas, entre responsables regionales del ramo, portavoces parlamentarios y miembros de las Juventudes Socialistas.

El principal responsable del PSOE reivindica el pacto “por la estabilidad que garantice la equidad y la excelencia”. Y aseguró que echará atrás la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), conocida como ley Wert, séptima ley orgánica de educación que ha tenido España en democracia.Esta norma fue aprobada  a finales de 2013 y su rodaje comienza a partir de este septiembre en los cursos impares de primaria y en el nuevo ciclo de Formación Profesional básica.

La LOMCE “va a durar lo que dure el gobierno del PP”, dijo Sánchez. Andalucía o Asturias, gobernadas por su partido, no han aprobado los decretos necesarios para poner en marcha los currículos del curso que arranca en estas primeras semanas.

La secretaria nacional de Educación del PP, Sandra Moneo, ha replicado precisamente a Sánchez que llame al orden a sus compañeros de partido y le afeó que intentar revocar la ley Wert  “no es la mejor carta de presentación” para pedir un pacto, según declaraciones recogidas por la agencia Europa Press.

El PP considera que el problema de la educación en España, con los índices más altos de fracaso y abandono escolar de la UE, no se solucionan con más dinero. El PSOE “sigue aferrándose al gasto en educación, cuando se ha demostrado que no es el problema de España”, según la portavoz del PP,  quien admitió, no obstante, que “es posible que haya que invertir más en función de las necesidades de los ciudadanos, pero tan importante es invertir más como invertir mejor”.

Pedro Sánchez reclamó también como parte del pacto la estabilización de las plantillas de docentes e investigadores de las universidades y “volver a un sistema de becas que dé oportunidades a todos”. El decreto 14/2012, impulsado por el Ministerio de Educación supuso un endurecimiento de los requisitos para obtener las becas generales de estudio, las destinadas a asegurar la igualdad de oportunidades en el acceso a la educación. Los estudiantes recibieron una media de 300 euros menos de ayuda el pasado curso, según las estimaciones del propio departamento que encabeza José Ignacio Wert.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >