Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Facua pide la retirada de un biquini para niñas con relleno

La prenda se anuncia en un catálogo de Carrefour con una menor que simula tomar un cóctel

La asociación de consumidores Facua ha pedido hoy a la cadena de supermercados e hipermercados Carrefour que suspenda la venta de un modelo de biquini con relleno destinado a niñas de 9 a 14 años por considerar que "potencia una peligrosa erotización de la infancia". La prenda se publicita en el catálogo que promociona la colección baño de esta temporada. La cadena no ha comunicado aún si atenderá la petición de retirada.

El portavoz de Facua, Rubén Sánchez, advierte de que el problema no es solo el diseño de la prenda, sino cómo se publicita en el catálogo, donde una niña modelo aparece vestida con el biquini y con un vaso en la mano para simular que toma un combinado. "La imagen convierte a la niña en un objeto sexual. Si esto es criticable cuando se hace con mujeres adultas, mucho más grave es cuando se trata de niñas pequeñas. Atenta contra su dignidad y fomenta la imagen sesgada de las mujeres como reclamo sexual", observa Sánchez.

La organización está a la espera de que Carrefour decida si atiende o no su petición. Si no lo hace, Facua presentará una demanda ante las autoridades competentes. Por un lado, ante instituciones como el Instituto de la Mujer para que emita una solicitud de cesación. Y por otro, ante las autoridades de Consumo para que sancionen a la cadena por vulnerar la Ley de Publicidad, que considera ilícitos los anuncios que "presenten a las mujeres de forma vejatoria" utilizando "su imagen asociada a comportamientos estereotipados".

En abril de 2010, la cadena Primark se vio obligada a retirar en Reino Unido unos biquinis similares dirigidos a niñas de 7 años. Precisamente en este país el Parlamento ha abordado varias veces el debate sobre la necesidad de tomar medidas para frenar la sexualización y la comercialización de los menores. En 2011, el Gobierno de David Cameron presentó un informe que recogía advertencias y recomendaciones que llevaron a la industria a elaborar un código deontólogico específico para autorregularse en esta cuestión.

En España el debate no ha llegado al Parlamento, pero diversos expertos y colectivos dedicados a la infancia han alertado a menudo, como recuerda Facua, "de que las presiones comerciales que fomentan la sexualización prematura de la infancia pueden provocar peligros psicológicos y físicos en los niños". Entre ellos, el psicólogo Ángel Peralbo, especialista en conductas de la adolescencia, advierte del peligro de "anticipar el proceso de entrada a la adolescencia". "Sin darnos cuenta, de manera muy sutil, el mercado publicitario fomenta este adelanto. Eso supone que cuando esos niños cumplan 15 años, como ya han adoptado conductas adolescentes previamente, querrán ejercer como adultos. Y ello puede derivar en adolescentes que asustan", explica.

"En el caso del biquini, además, se añade el problema del sesgo de género, que potencia una actitud expositiva en la niña", añade Peralbo. "Y no es algo inocente. La industria sabe que el factor de imitación funciona, tanto en los niños como en las niñas, y apunta hacia donde cree que puede haber mercado".