Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco muertos más en Arabia Saudí por el coronavirus del MERS

Se confirma en EE UU un tercer caso de contagio

Dos mujeres en La Meca se protegen del coronavirus del MERS con mascarillas
Dos mujeres en La Meca se protegen del coronavirus del MERS con mascarillas AP

Cinco muertes más se han sumado estos días a la lista de 168 fallecidos ya en Arabia Saudí por el coronavirus que provoca el MERS (siglas en inglés de Síndrome Respiratorio de Oriente Medio), según han informado el ministerio de Sanidad de ese país. Desde que el patógeno hizo su aparición, en 2012, se han registrado 529 casos en 18 países, con especial incidencia en la península Arábiga. En EE UU, donde saltó la alerta hace poco más de una semana ante el primer caso de MERS (un viajero procedente de Arabia Saudí), el Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades (CDC) ha confirmado un tercer infectado. Se trata de una persona que había tenido contacto con el primer paciente, por lo que se trata de la primera transmisión de MERS de persona a persona ocurrida en territorio estadounidense, informa EFE.

Dos hombres de 67 y 55 años, respectivamente, y una mujer de 80 han fallecido en Yeda, la capital económica del país, donde la multiplicación de los casos de infección habría provocado la destitución del director del hospital del Rei Fahd. Otros hombres, uno de 71 años, y otro de 77, han fallecido en Riad y Medina, respectivamente, informa AFP.

La OMS no declara emergencia de salud pública de alcance global

El nuevo caso estadounidense, cuyo estado de salud no es grave, se ha detectado por análisis de sangre durante el rastreo realizado por los médicos en el entorno del primer infectado (que está ya fuera del hospital). El contacto entre estas dos personas se produjo antes de que la primera fuera diagnosticada. El hecho de que el último caso no haya mostrado los síntomas asociados a la enfermedad sugiere a los expertos, de forma provisional, que su organismo ha podido desarrollar anticuerpos contra el patógeno.

El coronavirus del MERS, para el que no hay vacuna ni tratamiento específico, provoca en los afectados una infección pulmonar con tos, fiebre y dificultad para respirar. “No sabemos de dónde vino el virus, ni sabemos exactamente cómo se propaga. Sin embargo, es probable que se haya originado en una fuente animal”, explica el CDC, que no ha hecho en este caso recomendaciones para que las personas cambien sus planes de viaje a las zonas más afectadas por el MERS. Casi el 30% de las personas infectadas por el coronavirus han muerto desde que hizo su aparición en Arabia Saudí.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) negó la semana pasada que fuera a declarar una emergencia de salud pública de alcance global, según recuerda AFP. Aún así, reconoció que la gravedad de la situación “ha aumentado en términos de impacto sobre la salud pública”.