Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Santamaría dice que Gallardón y su ley del aborto tienen el apoyo del Gobierno

La vicepresidenta respalda, aunque tibiamente, al ministro de Justicia en la víspera de la marcha contra la regresiva norma de interrupción voluntaria del embarazo

El Gobierno quiere eludir cualquier indicio de fractura sobre el espinosísimo tema del aborto. Tras la oposición de algunos barones del PP al proyecto de ley y el amplio rechazo social que ha suscitado, la vicepresidenta, Soraya Sáez de Santamaría, ha tratado de escenificar hoy que su promotor, el ministro de Justicia, no está solo. “Los miembros de este Gobierno tenemos el apoyo del presidente y nuestro apoyo solidario a las iniciativas que presentamos”, ha dicho tras el Consejo de Ministros al ser preguntada por la polémica reforma y el respaldo a Alberto Ruiz Gallardón, que ayer jueves aseguró que contaba con el apoyo de Mariano Rajoy. Sin embargo, algo incómoda, la vicepresidenta precisó que “en asuntos de esta naturaleza” el Gobierno “debe ser consciente de las opiniones y de las sensibilidades que hay sobre la cuestión”.

Santamaría se ha pronunciado así –aunque tibiamente-- la víspera de la que se espera que sea una gran movilización ciudadana contra el anteproyecto de ley, aprobado por el Consejo de Ministros a finales de diciembre, que permitirá abortar solo en dos supuestos: violación y riesgo grave para la salud física o psicológica de la mujer. Decenas de organizaciones de mujeres, entidades que luchan por los derechos reproductivos, los partidos de la oposición y los sindicatos se sumarán mañana sábado a una iniciativa puesta en marcha desde Asturias para protestar contra la reforma. Desde allí, en el que han llamado el Tren de la libertad, llegará a Madrid un grupo de 150 mujeres que entregará en el Congreso de los Diputados un manifiesto contra la reforma. Su movilización, que se inició como un pequeño acto reivindicativo contra la regresiva norma, ha dado nombre a la que se prevé que sea una de las manifestaciones por el derecho al aborto más mayoritarias de todos los tiempos. Hasta Madrid llegarán trenes y autobuses de toda España para participar en la marcha que inicia a las 12 en la estación de Atocha.

Esta tarde, las asturianas —la mayoría miembros Tertulia Feminista Les Comadres de Gijón y Mujeres por la Igualdad— ya se han manifestado en Valladolid, donde han parado a pasar la noche y donde se celebra estos días la Convención Nacional del PP. Allí, frente al auditorio donde se congregan los populares --al que apenas han podido acercarse debido a la amplia presencia policial--, varios cientos de personas han exigido la retirada del anteproyecto de ley. Coreando históricos lemas como Nosotras parimos nosotras decidimos, Sí se puede o Por el aborto libre y en la sanidad pública han reivindicado el derecho de las mujeres a decidir.

“La nueva ley es una locura que da pasos atrás”, ha declarado a las puertas del Auditorio Miguel Hernández Blanca Muñiz Hidalgo, presidenta de la Asociación de Mujeres Valle de Quiros, una de las organizaciones asturianas que, junto a la Asociación Tertulia Feminista Les Comadres y la Asociación Mujeres por la Igualdad de Barredos –las dos que pusieron en marcha la iniciativa—viaja hasta Madrid. “Esta ley va en contra de las nuevas generaciones. No solo por el derecho a decidir si quieren ser madres o no, sino también por el derecho a la educación sexual”, ha aseverado Gloria Muñoz, concejala del PSOE.

Las actividades y movilizaciones contra la nueva ley del aborto son cada vez más numerosas y diversas. Además de las manifestaciones (no solo hay convocatorias mañana 1 de febrero en Madrid, también en otros puntos de España y otra convocatoria para el día 8), un grupo de más de 1.000 mujeres académicas, artistas y profesionales, entre las que se encuentran nombres como las escritoras Rosa Montero, Almudena Grandes o Elvira Lindo; las actrices Maribel Verdú, Kira Miró o Ariadna Gil; o las periodistas Pepa Bueno o Mercè Rivas Torres, han firmado un manifiesto contra la regresiva norma. El texto, que define el anteproyecto como "un grave retroceso de los derechos reproductivos y de la libertad de las mujeres españolas”, también cuenta con el respaldo de hombres del mundo de la cultura, como el actor Tristán Ulloa o el escritor Antonio Gómez Rufo.

La nueva ley española, que si se aprueba será la norma del aborto más restrictiva de la democracia y convertirá a España en uno de los países más estrictos de la UE, también se ha suscitado las críticas de numerosas organizaciones y partidos europeos. Hoy sábado, coincidiendo con las marchas del Tren de la libertad, hay convocatorias similares en varias ciudades de la UE como Londres, Ámsterdam o Bruselas. En Francia, unas 80 organizaciones han llamado a salir a la calle en París y otras 34 ciudades contra la nueva ley española.