Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal Supremo de Nuevo México legaliza el matrimonio gay

La Corte declara inconstitucional prohibir las uniones entre personas del mismo sexo. Es el 17 Estado de EE UU en aprobarlo

El Tribunal Supremo de Nuevo México legaliza el matrimonio gay.
El Tribunal Supremo de Nuevo México legaliza el matrimonio gay.

Nuevo México se ha convertido en el 17 Estado de los 50 que conforman la nación, más el Distrito de Columbia, en aprobar el matrimonio homosexual tras la sentencia emitida este jueves por el Tribunal Supremo estatal por la que se explica “que prohibir las uniones entre las personas del mismo sexo es inconstitucional”. “Resolvemos que Nuevo México tiene que cumplir con la Constitución y con todos los derechos, las necesidades y las responsabilidades que se indican en la ley correspondiente al matrimonio civil de este Estado”, han argumentado los jueces en su sentencia, informa AP.

“En épocas pasadas, muchos Estados prohibían los matrimonios interraciales y ahora nos parece una locura. Si Nuevo México quería prohibir estas uniones, tendría que haber demostrado que tenía una razón de peso para preservar el matrimonio tradicional entre un hombre y una mujer”, han añadido los cinco magistrados.

Aunque las autoridades estatales no vetaban estas uniones, la regulación de Nuevo México, redactada en 1961, exigía que cada miembro de la pareja, hombre y mujer, solicitara cada uno una licencia. Y también se hacía referencia a términos como “marido” y “esposa”. Por lo que las uniones homosexuales se encontraban en un limbo legal.

A principios de este 2013, un juez de Albuquerque sentenció que prohibir el matrimonio gay era inconstitucional, basándose en una enmienda, escrita en 1972, por la que se prohibía la “discriminación a cualquier persona, de cualquier sexo”.

Gracias a esta resolución, desde agosto en ocho de los 33 condados que conforman Nuevo México ya se estaba dando licencias matrimoniales a parejas de gais y de lesbianas. La situación hizo que varios empleados estatales, que estaban en contra, se unieran y la decisión llegara al Alto Tribunal.

Los detractores han defendido durante la vista que “las uniones entre miembros del mismo sexo no pueden ser legales porque no pueden procrear”; un argumento que no ha aceptado el Supremo. “Reproducirse nunca ha sido una condición para casarse bajo las leyes de Nuevo México y más si nos fijamos en el hecho de que a la gente mayor, estéril o a los que eligen no tener hijos no les está prohibido hacerlo”, han escrito los jueces.

Nuevo México ha aprobado el matrimonio homosexual pocas semanas después de que lo hicieran Hawaii e Illinois. En la actualidad, se están llevando a cabo más de 30 juicios que cuestionan las restricciones del matrimonio homosexual alrededor de la geografía de EE UU. Exactamente, la lucha por la igualdad está muy viva en 20 Estados, según informa The New York Times.