Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE propone que todas las ‘telecos’ paguen la tasa a RTVE

Hasta ahora el pago del 0,9% solo afectaba a las empresas que ofrecían servicios audiovisuales

Los recortes que el Gobierno le  ha aplicado a Radiotelevisión Española en los últimos dos años (250 millones de euros) han llevado a la televisión pública a los números rojos. El año pasado perdió más de 100 millones y para este se prevén otros 80. Además del hachazo del Gobierno, RTVE ha visto cómo menguaban los ingresos procedentes de las tasas de las operadoras de telecomunicaciones y de las televisiones por culpa de la caída de la publicidad.

Para recomponer los niveles de ingresos, los socialistas proponen que se amplíe el abanico de operadores que estarían obligados a hacer aportaciones a RTVE. Plantean que abonen la tasa del 0,9% de sus ingresos todas las compañías, y no solo las que ofrecen servicios audiovisuales. Y que también que las que operan en ámbitos regionales pasen por caja, como Euskaltel o Telecable.

Los socialistas  han propuesto esta reforma en el sistema de financiación de RTVE a través de varias enmiendas a la Ley General de Presupuestos presentadas este viernes.

Con este cambio, inspirado en la legislación francesa, se impediría que algunos operadores dejaran de ofrecer servicios audiovisuales y así eludir el pago del 0,9%. Es lo que ha hecho, por ejemplo, Vodafone, una compañía que este año evitará ingresar en las arcas de RTVE alrededor de 30 millones de euros.

Los socialistas plantean que la corporación no pague el IVA, con lo que se ahorraría otros 100 millones, y que se suprima determinadas restricciones (especialmente aquellas referidas al valor comercial) a los patrocinios de programas televisivos. También recogen que se suprima el tope de 330 millones de euros que la corporación puede recibir a través de la tasa radioléctrica.

Con un presupuesto para este año  de 958 millones, RTVE prevé ingresar además de los 330 millones por la tasa radioléctrica, otros 112 millones por las aportaciones de las telecos y 54 por las de las televisiones. Además de otras partidas pequeñas de ingresos, el Estado compensará a la televisión pública con 292 millones.