Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“El Papa no se anda por las ramas”

José Antonio Lorente, médico forense, es uno de los expertos que ha buscado el Vaticano para luchar contra la trata de personas.

José Antonio Lorente en el cerro San Miguel de Granada. Ampliar foto
José Antonio Lorente en el cerro San Miguel de Granada.

Pregunta.¿Cómo se quedó tras recibir la llamada del Papa?

 Respuesta. Muy impresionado. El obispo Sánchez Sorondo, canciller de la Academia Pontificia de las Ciencias, argentino al igual que el Papa, vino a Jaén a dar una conferencia. A mí me tocaba hablar al día siguiente de mi organización DNA-ProKids, que toma muestras de ADN de niños que viven en las calles y de familiares que han denunciado su desaparición. Sorondo me dijo que el Papa quería mi ayuda para luchar contra la trata de personas.

P. El fin de semana que viene participa en un seminario sobre el tema en el Vaticano. ¿Qué cree que van a lograr?

R. Quizá que el Papa lo nombre problema del año. Y difusión. En medio de la selva, ¿qué hay? Médicos, profesores y curas.

P. ¿Qué opina del Papa?

Perfil

A José Antonio Lorente (Serón, Almería, 1961) no le da pereza madrugar. A las 6.30, este médico forense sale a correr. Y raro es el día que se detiene a comer. Está tan ocupado investigando y analizando ADN que apenas ha tenido tiempo de asombrarse con la llamada que ha recibido del Papa. El fin de semana que viene participará en el Vaticano en un seminario para establecer una agenda para combatir la trata de personas.

R. Que es un hombre ejecutivo, no se anda por las ramas. E inteligente. La Iglesia tenía una serie de problemas crónicos, algunos muy graves, y ha sabido identificarlos y dar un volantazo.

P. ¿Cómo compagina ser científico y la fe católica?

R. Nunca he visto nada por el microscopio que no haya podido crear Dios.Sin ser un meapilas, sí que creo que hay algo que procurará justicia para la gente que ha sufrido en este mundo.

P. Corre usted casi a diario.

R. Me aficioné cuando estuve trabajando con el FBI. Daban las 12.00 y en vez de comer salían a correr. Y luego se comían una barrita o un tupper. Al llegar a España empecé a hacer lo mismo.

P. Su padre era médico.

R. Fue durante 30 años el médico de Olula del Río (Almería), una zona industrial. En mi pueblo soy “el mayor de Don Miguel”. Trabajó hasta los ochenta años.

P. Y usted, ¿qué planes tiene?

R. Yo, seguir haciendo lo que hago. Si el cuerpo lo aguanta...

P. ¿Se apuntó a medicina por vocación, por imitación...?

R. Él nunca me animó, pero le vi trabajar. Cuando había un accidente grave le ayudaba e inmovilizaba a los pacientes para que pudiera ponerles el vendaje. Veía a la gente hecha pedazos y a los pocos días cómo iban a la casa cojeando a dar las gracias.

P. ¿Por qué es del Athletic de Bilbao? ¿Por su pureza genética?

R. Por Iríbar, Sáez, Clemente. En mi zona había mucha afición al Athletic. Y me enganché.

P. Es usted tan organizado que asusta.

R. Soy obsesivamente ordenado, cercano a lo patológico. Es la única manera de poder llevar adelante mi trabajo en la Universidad de Granada, en DNA-ProKids, en Genyo, la empresa de investigación genética que dirijo...

P. ¿Qué le parece lo que hizo Angelia Jolie para intentar evitar sufrir cáncer?

R. Me parece que, si cumplía todos los requisitos médicos, era necesario o imprescindible.

P. Mucha gente no sabía que existía esa posibilidad.

R. Es una situación extrema, pero que se puede hacer aunque siempre por prescripción médica.

P. ¿No debería toda la población hacerse análisis genéticos?

R. Sería un problemón, un absurdo y una inutilidad desde el punto de vista médico.

P. ¿Cómo se le ocurrió crear DNA-ProKids?

R. En 2004 hubo un problema con un niño al que querían dar en adopción en Guatemala, pero parecía que lo habían robado. Y me saltó la chispa. ¿Hacéis análisis de ADN a los niños que van a ser dados en adopción? Y a partir de ahí pusimos en marcha el programa. Ya participan 16 países, tenemos 9.300 muestras. Hemos realizado 620 identificaciones y hemos detectado 200 intentos de adopción ilegales. No pierdo la esperanza de que España sea la coordinadora del proyecto, se crearía empleo.

P. ¿Ha presenciado el encuentro entre un niño y su familiar?

R. Prefiero no estar. Me emocionaría demasiado, me pondría a llorar y no es lo mejor.

P. ¿Qué anda investigando ahora?

R. Las células tumorales circulantes. Saber cuántas hay en la sangre de un enfermo ayuda al médico a estudiar el pronóstico. Las aislamos y analizamos sus características genéticas, pues suelen ser distintas de las del cáncer original. Algunas no responden a la quimio porque son diferentes y necesitan otro tratamiento.

P. Colón, ¿seguimos sin saber de dónde era?

P. No quiero gastar inútilmente los restos que tenemos, que son diamantes. Habrá que esperar, la tecnología no ha avanzado tanto como pensamos que avanzaría.

P. Identificó también a Bolívar.

R. Hugo Chávez me dijo: “¿Te has dado cuenta que eres la persona que identificó al descubridor de América y al que la liberó?”.